General 10/12/2014 | 15:34por IM David Martínez

Ivan Tetimov expulsado del sub-2300 del Bali

Habituados a escribir noticias sobre torneos de élite, esta vez nos dirigimos al ajedrez aficionado para tratar un tema difícil. Ivan Tetimov, jugador búlgaro que participaba en el sub-2300 del XIII Festival Internacional "Gran hotel Bali", fue descalificado tras ganar la novena ronda, que le ponía como líder en solitario, con 8 puntos y una actuación de 2536, muy superior a su elo actual, 2158.

Ante la sospecha de una posible ayuda electrónica, los árbitros, siguiendo las bases del torneo, pidieron inspeccionar al jugador. Según la primera versión que me llegó, dejó que le miraran una oreja, pero no la otra, donde se sospechaba que pudiera llevar un pinganillo. Ante este hecho, el árbitro principal le eliminó del torneo.

Chess24 se ha puesto en contacto con todas las partes implicadas y darles la oportunidad de expresarse en nuestra página. 

Iván Tetimov


En primer lugar, la del propio Ivan Tetimov. La respuesta está algo editada, pues su castellano no es perfecto, pero sí suficiente para hacerse entender.

Hola Ivan, quiero escribir un artículo sobre tu caso y me gustaría que me contaras que pasó.

En la ronda novena, después de mi partida contra Enrique Tejedor, el arbitro principal se me acercó y me dijo que tienen que registrarme, si no tengo problemas por ello. Yo le dije que no hay problema, y le pregunté si podía refrescarme primero. El me dijo que mejor no, pero que tengo derecho de llamar a una persona de confianza. Dije que quería que estuviera Roi Reinaldo por si hubiera algún problema.

El arbitro llamó por teléfono a Alfonso, el director del torneo y me ha dicho siéntate en esta silla y con la luz de un móvil me ha mirado de una de mis orejas. No sé si la derecha o la izquierda, pero como todos dicen después de todo esto que es la derecha, sería la derecha.

¿Elegiste tú por dónde empezar a registrarte?

No, claro que no. Es un registro, que empiece por donde sea. Tengo experencia porque en el otro torneo me desnudaron, aquí en Bulgaria en el Balkan chess amateur que gané hace cuatro meses. 

En ese momento me preguntó el director del torneo si hay algún problema y si no quiero que me hagan estas cosas, me dijeron que no era obligatorio y decidí irme. Cuando llegué al hotel y he mirado contra quien juego, he visto mi resultado mal puesto y llamé a Roi, para ver si puede ver que pasa. Me dijo que me iban a eliminar del torneo y me recomendó volver rápido al Bali, como así hice. 

Llegué a la sala de los árbitros y pregunté que pasaba. Había llegado ya Roi y me han dicho una palabra antes de registrarme que yo no sabía cual era.

"Consecuencias", ¿verdad?

‌Sí, esa es y que voy a perder la partida.

Hay jugadores que dice que estás en la partida todo el rato con una mano en la oreja.

No, bueno puede ser que estén en las orejas pues están cerca de mi cabeza, pero no toda la partida. No es posible, son 4 horas o más.

¿Algún rival te dijo algo antes de la novena ronda?

Sí, el bielorruso con el que jugué en la octava partida. Me dijo que conozco a Borislav Ivanov (Nota: jugador búlgaro sancionado por recibir ayuda electrónica). Tengo una foto en facebook con él, en Pamplona.

Últimamente has subido 90 puntos en la lista de Octubre y ahora esta gran actuación en el Bali. ¿Cómo explicarías esta subida? ¿Has entrenado mucho? ¿Crees que tu nivel es de 2300?

En el verano como no tengo que hacer otras cosas veo partidas, analizo. Depende de la partidas, en una partida puedo jugar mal o bien. He jugado con gente de más de 2300 y creo que no he jugado nada mal. He hecho tablas o ganado a gente con mucho más ELO que 2300 o 2400, pero no puedo decir que soy algo increíble. Si tengo que decir una cifra de mi nivel actual, esa no la sé.

¿Qué les dirías a los que sospechan de que hayas hecho trampas?

Pues puedo decir que no soy un mentiroso o tramposo, pero todos tienen su opinión y yo respeto esto, sea bueno o malo sobre mí pero si pudiera cambiar algo para que todos piensen bien sobre mí, lo haría.

¡Supongo que te arrepientes de no haberte dejado registrar la otra oreja!


Pff, me gustaría volver a ese momento para que registren lo que quieran. Pero he hecho lo que he hecho y no puedo hacer nada.

¿Cometiste algún error grave en alguna partida?

Grave creo que no, bueno, en la tercera estuve bastante mal con Ibañez con g5 y h5 atacando con peones a mi enroque corto.


Posición de la partida Tetimov - Ibañez donde las negras tienen una ventaja aplastante que más tarde desperdiciaron. Con 22... Cxh3 23.gxh3 Dh4 el ataque negro sería ganador.

Hemos de señalar que la novena partida no se retransmitió en directo, por lo que Tetimov no pudo recibir ayuda del exterior en esta partida. Estuve revisando con atención esta partida, donde ciertamente el nivel de Ivan es muy alto, aunque altera jugadas que dice con el módulo con otras que no. Un jugador experto bien podría camuflar las trampas, ¿pero cómo hacerlo sin levantarse de la mesa y sin que nadie le diga nada desde fuera? ¿cómo hacer para no elegir siempre la primera del módulo? Aparte de la oreja, al contrario de Ivanov, nadie ha hablado de comportamiento extraños de otro tipo. 

Le pregunté al arbitro principal, Valerio de la Cruz, y así me resumió lo ocurrido:

Después de acabar la partida el jugador fue requerido para una inspección según las Leyes del ajedrez, se le comunico como funcionaba el tema y en presencia de otras 3 personas, en principio dijo que estaba dispuesto. Al haberlo observado durante toda la partida, le inspeccioné el oído izquierdo, el cual se dejó inspeccionar, y cuando iba a inspeccionar el derecho, se negó rotundamente a que lo hiciera, se le comunicó que esto conllevaría consecuencias, con lo cual fue expulsado del torneo, según las bases del mismo y el punto se lo concedí a su rival. Después el comité le volvió a conceder el punto al jugador. Según el mismo confesó, hace poco tiempo en un torneo en Bulgaria, se quitó la ropa por el mismo motivo. Después vino diciendo que no sabia como funcionaba el tema.

Antes de tener confirmación de Tetimov y Valerio le pedí a mi buen amigo Roi Reinaldo, presente en el torneo y amigo de Tetimov, que me escribiera algo sobre el caso. Roi se puso manos a la obra y nos envía este largo relato "novelado".

CASO TETIMOV

Antecedentes

Mi llegada a Benidorm coincide con el buen tiempo y con la sexta ronda del torneo de aficionados, llevando a una manada de quinceañeros en un viaje de casi 6 horas a participar en el Campeonato de España de Clubes, un torneo muy chulo que los chicos disfrutan exageradamente y siempre quieren volver. Va a ser un torneo duro, repleto de dobles rondas, sin apenas tiempo de preparar a los chicos, de revisar sus partidas y de saludar a todos los amigos que tienes ganas de saludar…

Nada más llegar empiezan los críos a jugar y rápidamente viene un destacado directivo preguntándome si yo conozco al búlgaro de la mesa 1. Respondo afirmativamente y me asalta con una serie de sospechas tremendas donde lo único que faltaba es que se le cayesen tornillos de las orejas para que fuese más evidente. Yo puse mala cara, triste, porque el búlgaro de la mesa 1 fue mi alumno, es mi amigo, es un pedazo de pan, pero también recuerdo haber tenido conversaciones con él sobre no dejarse ver mucho con su amigo Ivanov, que sólo le podría traer problemas, al menos, en el mundo del ajedrez.

Me dirijo a la mesa 1 y me dispongo a hablar con Ivan Tetimov para explicarle que tendrá que someterse a registros y que hay muchas denuncias (verbales) hacia su persona. Él me ve, sonríe, me saluda y me dice que está muy nervioso por la partida, le tiembla la voz. Yo le doy ánimos, con cierta rabia de pensar que un amigo te está engañando, y cuando voy a sacar el tema de su doble personalidad maligna, el directivo con el que me había encontrado, me interrumpe: “No Roi! Ese no! Me refiero al búlgaro del torneo B”.

“Uff, yo a ese no le conozco. ¿Ivan, tú le conoces?” pregunto aliviado.

“Bueno… Lo conocí durante esta semana, si queréis decirle algo puedo intentar traducir, pero después de la partida”.

Eso es todo, apenas tuve tiempo de volver a ver a Ivan hasta que sucedió lo que sucedió. Los resultados los observaba por Internet cuando llegaba a la habitación, no tenía tiempo para más, y veía alegre que Ivan se ponía líder. Por cierto, algún día cogeré al gracioso (y veloz) que hace parar el ascensor en todas las plantas desde la 36 a recepción.

Sábado, 6 de diciembre, 22:03 zulú (media hora arriba o abajo):

Me disponía a preparar las partidas de los chicos del día siguiente cuando recibo una llamada sospechosa. Como mi móvil nuevo es súper listo, ponía el número de teléfono y debajo ponía “Bulgaria”.

“Caramba, qué habrá pasado” pienso en voz baja, mientras por mi cabeza empezaban a pasar todo tipo de historias, pero siempre pensando en el búlgaro del torneo B, ya que durante ese día varios de los cotillas habituales en estos torneos ya me habían dicho que Tetimov estaba limpio, que había estado perdido contra Moncho y que había pedido tablas en otras dos pero que no se las aceptaron y terminó ganando.

Ivan Tetimov al aparato, empieza a contarme en su torpe castellano que el resultado de su partida aparecía al revés y no sabía qué hacer (porque él estaba alojado en la otra punta de la ciudad). Yo ni siquiera sabía cuál había sido ni cuál aparecía (me sentí algo culpable por no preocuparme por si mi amigo ganaba el torneo), con lo que le dije que no se preocupase, que ya bajaría en el infernal ascensor y hablaría yo con el árbitro para informarle de su error, aunque me pareció un extraño error. Un silencio de dos o tres segundos me hizo lanzar la pregunta: “¿Pero pasó algo?” 

“No, Roi no, cállate hombre, no hagas esas preguntas, ¿estás loco? Que tienes que preparar a adolescentes con acné, no Roi no!” No sé en qué momento pensé todo esto…seguramente lo pensaré durante los próximos meses.

“Bueno… es que hubo un problema al terminar la partida” “…”

Caso Tetimov Begins

Tras escuchar la historia telefónica de Ivan, me quedo a cuadros. “¿Pero tío, por qué leches no te dejaste registrar? ¡Qué vas de líder coño!”

“Bueno… me dijeron que no era obligatorio, y ya me desnudaron una vez en Bulgaria y prefería no volver a pasar por eso” Me contesta.

“¡Pero si te niegas pareces culpable a kilómetros!”

“Ya…”

“En fin, súbete a un autobús y vente para aquí, hay que hablar con el árbitro y con la organización, pero ya te adelanto que esto tiene muy mala pinta.”

Confieso que en esos momentos yo sólo pensaba que Ivan Tetimov era un tramposo, que un árbitro no puede tomar una decisión de darle una partida por perdida así como así, y todavía estaba más convencido cuando llamé al organizador del torneo y me contó toda la historia. “¿Que sólo se dejó registrar un oído y el otro no? Por Dios Ivan, en qué lío te has metido…y me has metido”.

Bajo en el ascensor las 36 plantas (en tiempo récord) y ya estaba Ivan charlando con el árbitro principal, Valerio de la Cruz, que le había sacado bases del torneo, leyes de la FIDE y le estaba hablando de aplicación de normativas, artículos y no sé qué más mientras Ivan miraba a los papeles como si fuese chino mandarín. No sé en qué orden fueron hablando, pero entre el árbitro e Ivan empiezan a narrar lo sucedido:

Finaliza la partida con victoria para Ivan y el rival se queja, por lo que el árbitro decide llevárselo aparte y proceder un registro, tal como se establece en el artículo bla bla bla de las leyes de la FIDE, y que también figura en las bases del torneo con la siguiente e interesante redacción:

“…” ”Igualmente en caso de sospecha (de llevar dispositivos electrónicos) o denuncia conllevará la expulsión negarse a cumplir los requerimientos arbitrales.”

Dejando al margen que Tetimov dudo mucho que entendiese esa frase si la leyese (cosa que confesó no haber hecho)… Parece que ahora si un árbitro te coge manía y te portas mal te puede bajar los pantalones y darte un azote si no quieres ser expulsado. No obstante, hasta aquí, todo va por el camino lógico.

En ese momento el árbitro le pregunta si quiere que algún conocido esté presente durante el registro e Ivan dice mi nombre (cosa que nunca le perdonaré), que casualmente, me encontraba a menos de 50 metros del lugar. Como Ivan no podía ausentarse para irme a buscar y al árbitro no le apeteció  (si estuviese en la planta 36 lo entendería, pero estaba muy cerca), decidió contactar con el organizador, el señor Pedraza, que cuando llegó al lugar, el árbitro ya había iniciado su registro sin uno ni otro.

“Un momento” Interrumpo, “¿Pero por qué no me llamaste? Sabes quién soy, cualquiera de por aquí tiene número… ¡Creo que tú tienes mi número! “ (esto último creo que sólo lo pensé)

“Porque yo no tengo por qué buscarte a ti, que te llame él” Me espeta, a lo que Ivan dice: “Pero cómo, si no tenía teléfono y no me dejabas irme”.

Entonces se queda pensativo y responde, sin miramientos: “Mi única obligación es avisar a la organización”.

Volviendo a mis confesiones a partir de ese momento empecé a pensar que era posible que Ivan Tetimov fuese un tramposo, quien sabe, pero lo que parecía era que el árbitro lo había condenado antes de respirar. ¿Nadie se aseguró que hubiese un intérprete? ¿Testigo de confianza del jugador? Oye, que todavía no es culpable ¿eh? Que puede ser que el chico sepa jugar a esto del ajedrez.

La historia continúa, según cuenta el mismo Alfonso Pedraza, que llega al lugar del registro y nota a Ivan alterado y a Valerio enfocándole con la luz del móvil en una oreja. Entonces, Pedraza con ánimo de tranquilizar la situación y supongo que curarse en salud, comenta a Tetimov que no está obligado a dejarse registrar, que tiene derecho a negarse. Ivan le mira pensativo y Valerio toma la palabra diciendo que efectivamente puede negarse, pero podría tener consecuencias. Ivan no entiende mucho a qué se refiere, y pregunta: “¿Pero entonces puedo negarme?” La respuesta fue afirmativa, sin mayor aclaración, por lo que Ivan decide parar el registro e irse, pensando que no pasaría nada.

Ahí termino su historia, tal como me lo han contado entre el mismo Valerio y Pedraza. Si ellos quieren corregir algo de lo escrito les animo a que lo hagan por si me he olvidado algo o hay alguna incorrección.

En ese momento le pregunto al árbitro que lo hecho, hecho está y lo que importa es qué es lo que se puede hacer al respecto, qué posibilidades hay. Al principio me mira y me responde que no se puede hacer nada, que la decisión ya está tomada y que va a enviar un informe a la FIDE y que ya veremos lo que pasa. “Bueno, digo yo que se podrá reclamar la decisión, ¿no?” Le pregunto algo sorprendido por tanta determinación. “A todo esto, ¿quién está en el Comité de Competición?” No recibo respuesta en unos segundos…

“Bueno, sí, puedes reclamar al Comité, espera que te imprimo la carta de la expulsión del torneo, firmas un recibí de la misma y luego haces lo que quieras” Responde Valerio.

“Sí, pero, ¿quién está en el Comité?” No recibo respuesta.

Dos días después me contó alguien de la organización que el Comité no estaba creado y se tuvo que elegir a dedo en ese momento. No sé si este último dato es cierto, pero lo que sí es verdad es que nadie supo decirme los nombres de la gente del Comité ni tampoco estaban publicados en ningún sitio ni se hizo votación ninguna, al menos, que yo sepa.

Ayudé a Ivan a escribir una reclamación al Comité, alegando que no le dejaron que estuviese presente nadie de confianza y que al no entender muy bien el castellano Ivan pensó que podía rechazar el registro sin ningún tipo de problema. Dentro de la reclamación se exponía que lo más lógico, digno y correcto sería que el árbitro se asegurase que Tetimov entendía perfectamente la situación en la que estaba (por ejemplo un intérprete o al menos un testigo de su confianza, y que no fue así).

Al mismo tiempo yo le quitaba esperanzas a Ivan diciéndole que veía totalmente imposible que el Comité fallase a su favor, porque el árbitro, a pesar de que actuó de forma bastante poco profesional según mi criterio, aplicó el reglamento y bases del torneo al eliminarle del torneo. Ivan se puso a llorar.

Dicho y hecho, un improvisado Comité, a las tantas de la mañana, falló en contra de Tetimov, como era de esperar.

Hubo muchos momentos de tensión posteriores. Ivan quiso llamar a la policía, le convencí de que por ahí no conseguiría nada. Intentamos hablar con un abogado, pero era domingo, no había manera. Conseguí hablar con una abogada amiga mía que me dijo que era bastante complejo el asunto aunque veía evidente una situación de total indefensión, pero pensaría sobre ello y el propio Ivan contactó con un amigo abogado de Bulgaria.

Pasó el tiempo y se tranquilizó un poco la cosa y en el inicio de la última ronda, Valerio de la Cruz bordó su actuación adueñándose del micrófono y contando su versión de lo sucedido a todo el torneo. 

Lo extraño es que todo el mundo ya había extendido la “única” versión posible: Que Tetimov había dejado que le inspeccionasen un oído pero el otro no. Es decir, sin decirlo, que era un tramposo malnacido, que se tocaba el oído 400 veces cada partida y que sus partidas eran claras.

¿Alguien encuentra algo de lógica a esa versión? Digo yo que si llevase algún aparato se negaría al registro desde el primer momento, se escaparía corriendo o haría algo más que dejar al azar que el árbitro escogiese el oído equivocado.

‌XENOFOBIA

Una palabra repetida por aquellos que escuchaban ambas versiones. Es curioso que en este torneo sólo hubo sospechas abiertas ante búlgaros, bielorusos o incluso de “esos angoleños sin Elo”. A nadie se le ocurriría sospechar (ni a mí obviamente) de una jovencita encantadora que estaba de líder en la última ronda y que nos tenía a todos (a mí incluido) pinchando un “Me gusta” cada vez que publicaba su victoria con alegría en Facebook.

Lo curioso es que entre los jugadores que iban líderes en el sub2300 se encontraba un español que hace años fue eliminado de un torneo OFICIAL por haber hecho trampas. Así como lo digo, con semejantes antecedentes digo yo que la gente sospecharía de él, pero no hombre, ese no, que es español. Yo no digo que ese jugador haya hecho trampa, para nada, de hecho creo todo lo contrario, pero choca observar cómo la gente ni siquiera duda de él, y sin embargo pone en tela de juicio el honor de otras personas sólo por ser de otro país.

PATRICIA CLAROS

Se merece un apartado diferente sólo para ella. Desde el principio asumió que Ivan es inocente mientras no se demuestre lo contrario, lo trató con mucho respeto, con mucho cariño e incluso con muchas lágrimas por la impotencia de no poder hacer absolutamente nada para arreglar lo que fue un trato injusto e indigno hacia un participante, que antes de ser participante, es una persona.

Patricia es testigo junto conmigo y otra persona que estaba presente de que el señor Pedraza, con cierto sentimiento de que las cosas no se han hecho como debieron hacerse, invitó a Ivan Tetimov con gastos pagados a participar en la próxima edición y le animó a que asumiese todo esto como un error y un aprendizaje para el futuro. Esperemos que ese noble gesto sirva para limpiar una imagen que ahora mismo tiene destruida.

PREGUNTAS FRECUENTES

Tras escribir esta extensa crónica de lo sucedido, no tengo intención de responder ninguna pregunta al respecto, porque os puedo asegurar que estos últimos días he sido bombardeado a emails, llamadas y whatsapps. Por ello creo esta sección donde daré repuesta a las preguntas más habituales.

  • Venga va, Roi, mójate, ¿hizo o no hizo trampas?

Si tengo que mojarme, viendo el desarrollo de los acontecimientos y las partidas, diría que NO hizo trampas, pero mi opinión no sirve ya que es muy difícil que pueda ser objetivo en todo esto. A pesar de todo, tal como cuento en la misma crónica, en todo momento tuve mis sospechas, sobretodo porque sé que Tetimov es amigo de Ivanov.

  • Tú has dado clase a Tetimov. ¿Dirías que juega a ese nivel?

Tetimov tiene un juego muy característico. Recuerdo a un MI que jugó contra él en un cerrado en Pamplona (creo que año 2011) que me vino diciendo que Tetimov era durísimo tras haber hecho tablas contra él apretándole duramente. La respuesta que le dio el GM organizador fue: “Espera a que alguien le complique la posición y ya verás por qué tiene ese Elo”. Es decir, en posiciones sosas juega bastante bien. De hecho, en las clases a veces hacíamos bromas de que cuando llegábamos a posiciones tranquilas o finales, los alumnos le pedían la opinión a Tetimov antes que a mí. Si Ivan consigue llevar a su terreno a los rivales… tiene un nivel muy alto. Esa es mi opinión.

  • ¿Leontxo te llamó antes de escribir eso en El Pais?

Sí, de hecho el artículo de Leontxo fue lo que me impulsó definitivamente a escribir esta historia. Leontxo me preguntó, le conté todo lo que pude (estaba comiendo y de viaje de vuelta y sólo fueron 10 minutos de conversación). Él pareció entender todo lo que le explicaba y después se limitó a hacer un artículo en El Pais donde cualquiera que lo lea sólo puede pensar que Tetimov es un tramposo. Ni siquiera mencionar la falta de rigor absoluta del Arbitro Principal, ni siquiera insinuarlo. Solamente después, en su cuenta de Facebook, se extendió en sus explicaciones dando una versión mucho más imparcial, y se excusó en la falta de espacio en El Pais para poder explayarse. Yo creo que en poco espacio se puede dar otra impresión al público, aunque esa es mi opinión.

  • ¿Has analizado las partidas con ordenador? ¿Qué opinas?

Sí, casi todas. La verdad es que le he pedido a algún compañero que las analice y me dé su opinión, porque a mí me parece muy difícil sacar una conclusión. Las partidas son muy tranquilas, no comete apenas errores, pero es que son posiciones bastante sencillas como para cometerlos. Tampoco hace ninguna brillantez. El porcentaje de aciertos con el ordenador no es excesivamente alto, pero es que supongo que depende qué módulo de análisis tengas te dirá unas jugadas u otras, ya que hubo pocos momentos tensos donde fuese necesario sacar jugadas únicas. A mí, sinceramente, lo único que me sorprendió de las partidas es que en algunos momentos rechazaba el cambio de damas, y lo que recuerdo de Tetimov es que soñaba con jugar sin damas. Pero no parece suficiente prueba ¿no?

  • Si lo han invitado para el año que viene… ¿por qué no hizo nada la organización para corregir la situación?

Yo creo que la organización actuó de forma relativamente razonable, dejando en el aire el asunto de que todo apunta que no existía un Comité de Competición y fue improvisado en el momento (desde luego si esto es cierto me parece un error gravísimo organizativo). Un árbitro toma una decisión, sea correcta o no, pero el organizador no debería interferir en ello. Lo máximo que puede hacer es prescindir del árbitro para el futuro y tratar de compensar al jugador dentro de las posibilidades que tenga. Alfonso Pedraza, en todo momento mantuvo la compostura y el respeto al jugador. Yo creo que no podían hacer mucho más.

  • Pero ¿por qué se dejó inspeccionar un oído y el otro no?

Si me has hecho esta pregunta 5 veces por whataspp, ya no me caes tan bien. La respuesta está en la parrafada de arriba, así que ponte a leer. Resumiendo, mientras le inspeccionaban un oído fue el momento en el que le dijeron a Tetimov que no era obligatorio el registro, aunque también he de decir que la versión del árbitro fue cambiando un poco en este punto, con lo que quizás esto es la clave de todo. Yo no estaba allí porque el árbitro no quiso, y no puedo responder a esta pregunta con seguridad.

  • ¿Es cierto que se tocaba la oreja constantemente durante las partidas?

No tengo ni idea, pero a la gente le gusta mucho exagerar. Si mi rival se mete el dedo en el oído 300 veces durante la partida a lo mejor le pregunto si necesita un bastoncillo o algo. Los árbitros dicen que tenían vigilado a este chico, habrá fotos, habrá muchos testigos… cualquiera puede responder a esta pregunta mejor que yo, pero curiosamente sólo empezaron a recordar lo sospechoso que era en la octava ronda, porque os recuerdo que un par de días antes mucha gente me había dicho que Tetimov estaba limpio.

  • ¿Crees que el árbitro se dejó presionar?

Pues supongo que esa situación es difícil para un árbitro. Los rivales se quejan constantemente cada vez que pierden una partida. Tenemos que pensar a donde estamos encaminando este deporte. Cuando uno pierde una partida, antes de pensar que ha podido hacer jugadas malas, sólo piensa que su rival ha hecho trampa. Quizás este es un efecto muy negativo de este tipo de torneos limitados por Elo, o simplemente es un reflejo de una sociedad cada día más egoísta.

Creo que hay que perseguir a los tramposos, por supuesto, y las medidas que ha impuesto la FIDE me parecen necesarias (poco a poco se irán perfeccionando para que sean más justas). 

Lo que también creo que es necesario es que si un jugador va a protestar al árbitro que su rival hace trampas, debe hacerlo por escrito y depositar una fianza. Si después del registro se demuestra que ese jugador no hace trampas, el denunciante debería pedir una disculpa pública y perder esa fianza económica. 

Tener buena imagen cuesta muchos años de trabajo, destruir esa imagen cuesta unos pocos minutos.

  • ¿Cómo podemos evitar que esto pase en el futuro?

Hay varias propuestas sencillas, como que el árbitro utilice un detector de metales antes de cada ronda en las 10 primeras mesas, que la retransmisión de las partidas vaya con media hora de retraso. Esta respuesta se la dejo a los directivos, que es su trabajo.

De izquierda a derecha, Borja Zamarbide, Roi Reinaldo, José María Hernando e Ivan Tetimov.

Si usted, querido lector, ha llegado hasta aquí ¡que en efecto está interesado en el caso! Personalmente creo que es un caso confuso, un jugador que muestra un resultado muy por encima de su nivel normal, que no entiende bien las indicaciones del arbitro y que finalmente es eliminado. ¿Justicia o injusticia? Difícil de saber... Aunque, en mi opinón, y si sirve para el futuro, el control tras la partida, no sirve para nada. Si el dispositivo existe, un jugador puede hacer trampas y en algún momento levantarse y ocultar su dispositivo o dárselo a algún espectador. Un tema serio a tratar el conocido como "doping electrónico" que hay que resolver con firmerza pero también con la seguridad, en los casos en los que se tomen resoluciones, de estar haciendo lo correcto.

Dejamos el espacio abierto para si alguno de los protagonistas o personas que puedan aportar algo al respecto puedan aportar más datos u opiniones siempre con el debido respeto a los protagonistas.

ACTUALIZACIÓN: Valerio ha contestado al escrito de Roi. Por la dificultad de encajarlo con el texto, puesto que va punto por punto, hemos preferido incluirlo como enlace que puedes descargar aquí.

ACTUALIZACIÓN 2: El organizador Alfonso Pedraza ha escrito un nuevo comunicado que ponemos a continuación.

ACLARACION ENVIADA POR EL SR. ALFONSO PEDRAZA ORGANIZADOR DEL TORNEO BALI 2014

Estimado Sr. Manuel Azuaga,

Recientemente he recibido unos enlaces a su interesante web, con objeto de que viese yo las declaraciones realizadas por el jugador participante y otras personas, referentes al XIII Festival Internacional de Ajedrez desarrollado en el Gran Hotel Bali de Benidorm, que se hicieron públicas el pasado 22 y 28 de diciembre, refiriéndome al jugador Iván Tetimov.

Pensaba que a estas alturas y, tras hablar con usted hace algunos días manifestándole que no suelo interferir con las decisiones arbitrales, el tema estaba aparcado y pendiente de la decisión que tomen los estamentos oficiales sobre ello.

Veo que no es así y que se sigue haciendo hincapié sobre lo sucedido, variando algunas declaraciones hechas y que a mi parecer están fuera de contexto, con algunas versiones algo cambiadas de su realidad, y que no benefician a nadie, ni a la organización del Festival de Ajedrez, ni a los árbitros ni a los propios jugadores participantes. Por ello, voy a intentar aunque sea por una sola vez, manifestar mi opinión sobre todo ello.

Se dice que yo (como organizador) me presento al ser requerido en el salón de juego, con objeto de asistir a una inspección que iban a hacerle a Iván Tetimov cuando tal inspección ya estaba iniciada, lo cual no fue así.

Cuando yo me presento en la sala de juego estaba el jugador hablando con los árbitros, entre ellos el principal Sr. Valerio, quien me comenta que van a proceder a inspeccionarle los oídos, observando yo que el jugador no pone ningún inconveniente en un principio, cuando le miran el oído derecho con la luz de un teléfono móvil, y al ir a mirarle el oído izquierdo el jugador se niega rotundamente.

Yo personalmente le dije, tras preguntarme, que efectivamente no estaba obligado a tal inspección, agregando el árbitro principal varias veces que el negarse tendría consecuencias. Observé que el jugador entendió lo que se le decía en idioma español, marchándose a continuación y quedando el árbitro en redactar lo sucedido por escrito.

Sobre este punto indicar que en el proceso previo a la observación de los oídos, hubo comentarios de jugadores y árbitros que seguían la evolución de algunos jugadores durante varias rondas de juego anteriores, motivo por el cual supongo que se entendió que la inspección se hizo antes de que yo llegase.

Agregar que el equipo arbitral me consta que obró totalmente legal y adecuadamente según las Bases del Festival que hay establecidas, a la vista de las sospechas que ya existían y la negativa del propio jugador a cumplimentar su inspección, manifestando igualmente el árbitro principal que él lo expulsaba principalmente por tal negativa.

También se menciona parte de una frase que horas después hice yo sobre Iván, aunque curiosamente no se dice al completo incluso habiéndola comentado delante de alguna persona de la organización, entre otros, refiriéndome a “Se ha invitado a Iván a jugar el próximo año con los gastos pagados”. Realmente es muy curioso. ¿Qué sentido tiene que, supuestamente se considere que un jugador hace trampas y se le invita a la participación el próximo año?, sin saberse todavía cuál será la decisión definitiva de los organismos federativos oficiales.

Es cierto que el jugador me manifestó personalmente su gran preocupación por la posible sanción federativa. Ante esto le dije.. “no te preocupes que, si se demuestra tu inocencia, yo mismo te invitaré a participar el próximo año”.., algo bastante distinto de lo que se dice. Debe de comprenderse que en el supuesto de que el jugador resultase sancionado tendría muy difícil el volver a participar en el Festival.

Finalmente resaltar, a mi entender, que el jugador cometió un tremendo error al no dejarse registrar por los árbitros, siendo ésta la causa principal de todo lo sucedido.

Decir también que en el amplio equipo arbitral que componen los distintos torneos del Festival, los hay muy cualificados y con mucha experiencia en torneos internacionales de esta envergadura, refiriéndome a la alta participación, y que alguno de ellos como Valerio de la Cruz, llevan muchos años en el arbitraje y que saben completamente la normativa que exige la Fide, que es la que aplican.

Alfonso Pedraza

También puede ser interesante la opinión de Miguel Ángel Muela, publicada en el facebook de Valerio de la Cruz: " Yo si tengo claro que hizo trampas,tan claro como que las lineas de la autopista no están pintadas a mano. Fui testigo, saqué foto,analicé e incluso puse reclamación y Tetimov sabía Castellano mejor que muchos españoles. Y los que deben aplicarse a rectificar que hagan lo propio. Valerio hizo lo que debe hacer un arbitro.Saludos" 

ACTUALIZACIÓN

Casi tres años después de lo sucedido, la comisión de ética de la FIDE sanciona por unanimidad a Tetimov que no podrá participar en competiciones durante dos años.


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 69

Invitado
Guest 7021914222
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.