Entrevistas 11/03/2015 | 16:51por Colin McGourty

Sobre Karpov-Kasparov y el rival ausente de Carlsen

Makarichev en el torneo de IBM en Amsterdam en 1975, donde terminó segundo tras vencer a rivales como Robert Huebner, Lubomir Kavalek, Wolfgang Uhlmann y Ljubomir Ljubojevic | foto: Bogaerts, Rob / Anefo, Dutch National Archives/Wikipedia

El Gran Maestro ruso Sergei Makarichev tiene una perspectiva única del mundo ajedrecístico, al haber sido el segundo tanto de Anatoly Karpov (1984-6) como de Garry Kasparov (1991-4) durante los encuentros por el Campeonato del Mundo. En una reciente entrevista habló sobre el choque entre Karpov y Kasparov, señalando que parte de la hostilidad quizás fuera sólo de cara al espectáculo. También habló sobre qué hace especial al Campeón del Mundo Magnus Carlsen, y por qué necesitamos un gran rival para él para restaurar el interés por el ajedrez.

Makarichev, de 61 años, fue un Gran Maestro que se centró en ser entrenador desde joven. Además de entrenar a dos de los más grandes de la historia, también llevó a los equipos soviéticos y ruso a ganar cinco medallas de oro olímpicas. Desde 1996 ha estado produciendo un show televisivo semanal muy popular en la televisión rusa junto con su esposa Marina. 

Aquí os dejamos lo más destacado de la entrevista de Sergei Makarichev con  Kirill Blagov para sports.ru:

Sobre el peligro de trabajar con los jugadores de élite

Al trabajar con grandes jugadores esencialmente te vuelves un "apéndice creativo". Si te tomas la actividad con seriedad, poniendo todo el esfuerzo posible, estás forzado a abandonar tu propio juego y ambiciones deportivas por completo. Trabajando con un gran jugador te das cuenta de que el que está sentado a tu lado no es simplemente una persona sino un fenómeno único y sientes una necesidad interna de ayudarle a que se dé cuenta de su potencial, mientras que tus ambiciones personales deben quedar en un segundo plano. Eso es muy duro mentalmente, e incluso destructivo. Y eso es por lo que no puede durar mucho tiempo.

Sobre lo que más le sorprendió de los matches Karpov-Kasparov 

El momento más remarcable de la confrontación ocurrió en el vuelo de Londres a Leningrado donde los dos grandes campeones volaron juntos. La primera parte del match de 1986 tuvo lugar en Londres y la segunda en Leningrado. Así que entonces, Karpov y Kasparov - quienes obviamente estaban enzarzados en un fiero conflicto, no sólo en el tablero sino también con insultos regulares en la prensa - tranquilamente se sentaron juntos en el avión... y jugaron a las cartas. No sólo eso, sino que ya que jugaban dos contra dos, a menudo los equipos cambiaban y se encontraban en el mismo bando y uno podía darse cuenta de que formaban un buen equipo.

¿Qué cantidad de su rivalidad era sólo para dar espectáculo? | Foto: RIA Novosti / Kommersant

Por supuesto existe la opinión de que en cierto punto acordaron no ofenderse con las críticas del otro, ya que estas críticas mutuas eran esenciales para mantener un interés adicional en el choque. Quizás ese era el caso. Después de todo, había un fuerte elemento político en sus matches: Karpov era considerado el favorito del partido gobernante, mientras que Kasparov se suponía que tenía unas ideas totalmente diferentes. Como resultado, sus choques atrajeron la atención de personas que incluso anteriormente eran totalmente indiferentes ante el ajedrez.

Sobre enfrentarse a Kasparov

Kasparov inmediatamente se lo dejaba claro a su rival: en el tablero soy el jefe, y tu sólo eres la persona que se sienta enfrente para ser derrotada por mí. Como resultado, la mayoría de sus oponentes no sólo se encontraban inmediatamente ante un ajedrez tremendo sino también bajo presión mental. Hubo muy pocos que fueron inmunes a ello, más bien sólo uno, Vladimir Kramnik. Vishy Anand, por ejemplo, simplemente no podía jugar contra Kasparov llegado cierto punto. Perdía contra Kasparov casi siempre, aunque no era mucho más débil - la psicología jugó su papel.

Sobre los "faroles" de Kasparov y Topalov.

Kasparov "usaba faroles" a menudo tanto en ajedrez como en estrategia deportiva - con una razón, por supuesto. Veselin Topalov también se esforzaba por jugar de una manera similar. A menudo buscaba posiciones que su rival no pudiera comprender por completo, aunque al mismo tiempo el propio Veselin perdía casi por completo el control durante el transcurso de eventos, sólo quedándole su compostura y cualidades deportivas. Kasparov, sin embargo, casi nunca perdía el control. El riesgo temerario está absolutamente en contra de su creativo credo, reinando siempre un control en sus apuestas temerarias.

Sobre en lo que Carlsen sobresale

¿Por qué juega mejor Magnus Carlsen que el resto? Los jugadores que se enfrentan a él en los torneos importantes a menudo son preguntados por qué es único. La respuesta es frecuentemente algo como esto: siéntate tú mismo enfrente de él y mueve las piezas. Puedes entender esa reacción. Después de todo, sus rivales cometen serios errores cuando están jugando contra él. El estilo del noruego es jugar no contra las piezas del rival sino contra su personalidad – contra la debilidad humana que tenga. Es brillante manteniendo la tensión en posiciones y creando condiciones en las cuales un juego normal lleve a su rival a cometer errores. A veces pasa que Magnus parece que tenga un poder mágico para provocar errores estúpidos en sus rivales. Mientras tanto es extremadamente raro que él cometa errores estúpidos, aunque a veces va demasiado lejos tratando de crear una posición complicada. Ese estilo no me gusta personalmente, pero por supuesto es una cuestión de gustos. Puede ser entrenado - tienes que desarrollarlo y mejorarlo. Karpov actuaba de manera similar, aunque muchos dicen que Carlsen lo ha superado. 

El GRENKE Chess Classic 2015 fue el segundo súper torneo consecutivo donde Carlsen terminó primero y con Caruana sin brillar | foto: Georgios Souleidis, GRENKE Chess Classic 

Sobre la necesidad de un rival para Carlsen

En cierto punto parecía que Fabiano Caruana podía competir con Magnus. El año pasado en San Luis ganó siete partidas de diez, derrotando a Carlsen en la primera parte y acercándose a él en la lista virtual de Elo. Sin embargo, la diferencia ha crecido mucho de nuevo, y el juego de Fabiano se ha vuelto un poco inconexo.

Ya no hay tal interés en ajedrez, por supuesto. Para cambiar esa situación, se necesita un rival verdaderamente peligroso para Carlsen. El ajedrez necesita una confrontación del tipo Karpov-Kasparov. Hasta ahora no existe, pero podemos ser optimistas. 


Más información: 


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 5

Invitado
Guest 7336809932
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options