Crónicas 01/03/2017 | 23:20por Colin McGourty

¿Qué salió mal en Sharjah?

El cierre del Grand Prix de la FIDE en Sharjah siguió el patrón de todo el torneo: Alexander Grischuk y Maxime Vachier-Lagrave firmaron unas tablas rápidas en el primer tablero para asegurarse el primer puesto. Shakhriyar Mamedyarov los alcanzó con una victoria sobre Hou Yifan, quien estaba de cumpleaños, mientras que Ding Liren superó a Levon Aronian. Estos resultados decisivos no cambiaron la evaluación del evento, que fue uno de los menos memorables de los años recientes. ¿Qué salió mal?

La decoración acentuó la ausencia de Magnus Carlsen | foto: FIDE

Todas las partidas se pueden reproducir con el selector:

La clasificación final, según los organizadores locales, quedo así (en la puntuación del Grand Prix, todos los puntos son compartidos):

En este momento, todavía no sabemos con seguridad si Grischuk de hecho recibió más dinero que los otros dos colíderes, pero lo que es seguro es que este fue un arranque exitoso para el ruso, quien lamentó su desempeño en la anterior serie del Grand Prix en 2014-5:

Para mí toda la serie fue desastrosa, y en los tres torneos me fue mal. No estaba luchando por nada en ninguno de los eventos.

Alexander Grischuk empezó con el pie derecho | foto: FIDE

Mickey Adams ha vuelto al puesto 12 del mundo, y ha alcanzado su rating más alto (2761) a los 45 años, pero, en general, nadie quedó con muchas ganas de celebrar. Incluso uno de los ganadores, Maxime Vachier-Lagrave, notó que sus dos victorias seguidas de siete empates no fueron nada del otro mundo:

Maxime Vachier-Lagrave: "¡Primer lugar compartido en Sharjah! Un resultado bueno y muy importante, aunque me hubiera gustado producir un poco más de contenido en mis partidas".

Entonces, ¿qué salió mal en Sharjah? En ningún orden particular:

1. Demasiadas tablas rápidas

De las 81 partidas, 60 o 74% terminaron en tablas, y más de la mitad de ellas en menos de 30 jugadas. Cinco jugadores empataron 5 partidas, tres empataron 6, cuatro empataron 7 y cinco empataron 8 —Hou Yifan y Levon Aronian no alcanzaron el registro "perfecto" al perder en la última ronda—. Alguien en el chat comentó que Anish Giri le había contagiado su mal a Levon Aronian, pero fue Paco Vallejo el que consiguió el 9 perfecto:

Paco Vallejo: "Anish Giri, ¡veamos si puedes mejorar mi resultado en el próximo GP!"

Pocas veces es obvio por qué un torneo es dominado por los empates cortos y sin vida, pero al menos la primera parte del problema pudiera haber sido resuelta con la prohibición de ofrecer tablas antes de la jugada 40. Eso no hubiera garantizado la emoción, pero, como hemos visto en la última década, el hecho de quitar la tentación de aceptar unas tablas rápidas tiende a devolver más resultados decisivos, errores e intriga. Uno de los participantes, Pavel Eljanov, se refirió a este asunto:

Pavel Eljanov: "Estuve en muy mala forma en Sharjah, pero terminé con dos victorias y un razonable 50%. El torneo fue bien organizado; la gente local y World Chess (¿Agon?) fueron muy amigables y ¡demostraron una sincera hospitalidad! 

En cuanto al contenido ajedrecístico, fue uno de los torneos más aburridos que he jugado, con tantas tablas rápidas en cada ronda. Es un tema complejo, pero, aparentemente, para añadirle atractivo se debería inventar algún tipo de regla que regule la oferta de tablas en cada torneo. 

Como siempre, ¡estoy muy agradecido por el apoyo que recibí antes del torneo y durante el mismo! Trataré de jugar mejor en las próximas etapas".

2. El sistema suizo con solo 18 jugadores

Los abiertos jugados bajo el sistema suizo han aumentado su popularidad en los últimos años, gracias a la inclusión de comentario en directo y grandes premios. Si combinamos esto con emparejamientos más variados y un mayor número de resultados decisivos, tenemos una fórmula ganadora. Los favoritos se ven forzados a buscar victorias a como de lugar en las primeras rondas, mientras que, en caso de caer derrotados, tienen la posibilidad de jugar ante un oponente más débil y recuperarse inmediatamente.

En esta serie del Grand Prix, sin embargo, esas virtudes están completamente ausentes. Se contó con la presencia de jugadores algo más débiles, pero no mucho más débiles, y participantes como Hou Yifan y Jon Ludvig Hammer llegaron dispuestos a luchar ferozmente por empatar sus partidas. Se puede agregar que incluso Hammer, que terminó penúltimo con -2, tuvo éxito, pues ganó algunos puntos de rating...

Peter Heine Nielsen: "¡Buen trabajo, Hammer! Jon Ludvig superó su rating en Sharjah. Hace mucho tiempo que un noruego no lo logra en un ciclo por el Campeonato del Mundo".

Después de una o dos victorias, los jugadores quedaban emparejados entre sí y usualmente estaban dispuestos a aceptar un empate para mantenerse en lo alto de la tabla. Los jugadores que más lucharon fueron los que estaban cerca al 50%: Pavel Eljanov, Li Chao y Richard Rapport se recuperaron con dos victorias después de haber caído dos veces.

Rapport terminó con 4.5 puntos | foto: FIDE

Finalmente, obtuvimos algo que se veía muy similar a lo que suele suceder en los torneos cerrados —una puntuación de 5.5/9 no gana muchos abiertos—, pero con las desventajas de los torneos por el sistema suizo. Por ejemplo, Mickey Adams terminó jugando sus últimas tres partidas con negras.


3. La ausencia de jugadores de la élite

Sabíamos que el torneo no alcanzaría el mismo nivel de popularidad que otros supertorneos, pues, a pesar de contar con estrellas como MVL, Nakamura y Aronian, muchos de los ajedrecistas de élite no están participando en la serie, incluidos los 4 mejores del mundo. Tanto Magnus Carlsen como Wesley So, Vladimir Kramnik, Vishy Anand, Sergey Karjakin y Veselin Topalov rechazaron sus inivitaciones. Al preguntarnos el porqué, llegamos a…

4. El fondo de premios

El primer premio en el Grand Prix de Sharjah alcanzó los €20.000, los cuales, por supuesto, no se comparan con los $75.000 reservados para los ganadores de los eventos clásicos del Grand Chess Tour. Aunque el fondo de premios general ha sido incrementado en €10.000 por torneo en comparación con la serie de 2014-5, el hecho de que ahora hay seis jugadores adicionales en cada evento significa que el primer premio es el mismo y que el último premio se ha reducido de €4.500 (para el 12do) a €2.500 (para el 18vo).

Fabiano Caruana ganó el Grand Prix de 2014-15 | foto: Kirill Merkurev, sitio web oficial

No siempre fue así: en la serie de 6 torneos de 2012-3 el primer premio era de €25.000, el último €7.000 y, al igual que en el Grand Chess Tour, había un incentivo financiero por ganar el tour. El ganador de ese año, Veselin Topalov, se llevó nada menos que €100.000 de un fondo total de €420.000.

Eso significa que para los regulares de supertorneos el incentivo por participar en el Grand Prix es casi exclusivamente la posibilidad de clasificar al siguiente Torneo de Candidatos. Aquellos que no necesitan boletos para el Candidatos —o no están dispuestos a aceptar malas condiciones por alcanzarlos— se alejan de la serie. Sucede lo mismo con los jugadores que compiten en el Campeonato Europeo porque quieren un lugar en la Copa del Mundo. El objetivo utilitario del evento también podría explicar parcialmente por qué los jugadores están menos dispuestos a experimentar con un ajedrez arriesgado. Todo se reduce al resultado.

5. El proceso de selección

La serie del Grand Prix es, de cualquier manera, muy importante para aquellos jugadores que están justo por debajo del Top 10-15 y no obtienen muchas invitaciones a supertorneos. El aumento del número de jugadores de 16 a 24 (con un aumento de 12 a 18 por evento) debería hacer más fácil su participación, pero no es así del todo. Los que no clasificaron por rating —tomando en cuenta los ratings de 2015 para lo que se suponía empezaría en 2016—, quedaron a costa de los organizadores, pues Agon introdujo una innovación:

El otro cambio importante tiene que ver con cómo se patrocinarán los torneos. En vez de buscar un patrocinador grande, en cada evento se reclutarán patrocinadores individuales para cada jugador. El costo será de 100.000 Euros por jugador, de donde cada participante recibirá 20.000 Euros de dicho patrocinador, 15.000 Euros estarán destinados para la federación del jugador, y el resto cubrirá los costos de organización y los fondos de premios.

Los jugadores deberán vestir el logo de su patrocinador durante el torneo, el logo del patrocinador aparecerá junto al nombre del jugador sobre la mesa, y el logo del patrocinador aparecerá en la página del jugador en el sitio web WorldChess.com

Hay poca evidencia de que esta innovación haya dado frutos (si los jugadores fueron patrocinados, no hay forma de saberlo), aunque algunos ajedrecistas, como Radek Wojtaszek, no pudieron participar porque no pudieron conseguir el dinero. Fue algo extraño que la decisión de ofrecer puestos a cambio de dinero en un evento oficial no generara tantas protestas como las que surgieron cuando se propuso que cualquiera dispuesto a pagar la suficiente cantidad de dinero pudiera desafiar al campeón del mundo.

Saleh Salem comenzó mal pero se recuperó | foto: FIDE

Al final, los jugadores elegidos parecen haber sido seleccionados siguiendo el modelo de "nominados locales": Salem Saleh de Sharjah, Paco Vallejo de Mallorca, y potencialmente uno o más de entre Inarkiev, Nepomniachtchi y Riazantsev de Rusia (solo Ginebra no cuenta con un representante local). Se dice que Hammer quedó involucrado a pesar de que las negociaciones para llevar a cabo un evento en Noruega terminaran fallando.

Los dos invitados con más potencial para atraer a una audiencia general eran Richard Rapport y Hou Yifan, a pesar de que la participación de la china estuvo marcada por una confusión que provocó que ella "reemplazara" a Wei Yi. La inclusión del prodigio de 17 años hubiera creado un escenario con la posibilidad de tener en el futuro al campeón del mundo más joven de la historia. Eventualmente, los nominados ocuparon cuatro de los últimos cinco puestos en la tabla, y solo Ian Nepomniachtchi llegó a la última ronda con la posibilidad de alcanzar el primer puesto.

6. El sistema de cuatro torneos

Esto no es fácil de resolver, pero en cualquier serie de este tipo es inevitable que la batalla se vuelve más aclara hacia el final, cuando todos saben lo que necesitan hacer para clasificar. De cualquier manera, todavía hay potencial para innovar.

7. La falta de un claro ganador en cada torneo

Según las regulaciones, no hay desempates en los eventos del Grand Prix y todos los premios son compartidos. En Sharjah, quedamos confundidos, pues los organizadores locales introdujeron un sistema para determinar quién recibiría las medallas.

Grischuk con su medalla hora | fuente: YouTube/World Chess

La incertidumbre que reinó no fue nada agradable, mientras que lo mejor hubiera sido tener una fase de desempates como en otros eventos de primera. El Grand Chess Tour ofrece más puntos para aquellos que ganan sin necesidad de desempates. Eso, por lo menos, hubiera evitado que tengamos una ronda final tan árida.

8. El Campeonato Mundial Femenino

A pesar de la cantidad de problemas que sufrió el Campeonato Mundial Femenino —la polémica del sistema por eliminación, el uso del hiyab y los problemas para viajar a Irán, una retransmisión en vídeo defectuosa y la menor popularidad relativa del ajedrez femenino—, el torneo en Teherán fácilmente atrajo a más seguidores.


9. La retransmisión pagada

Para ser totalmente claros, chess24 no tiene ningún problema con que Agon cobre por las retransmisiones. El problema, sin embargo, es que este es un error obvio y totalmente predecible. Los eventos del Grand Prix simplemente no alcanzan el nivel de interés requerido, por lo que muchos simplemente decidieron no ver los vídeos de los jugadores. En las primeras rondas, cuando la señal era gratuita a través de Livestream, se alcanzaron unos 150-300 seguidores simultáneos. Es difícil juzgar lo que sucedió luego, pero las reseñas han ido en ambas direcciones. De cualquier manera, no tiene mucho sentido contratar a cuatro presentadores y a más staff técnico para realizar una transmisión con tan poca audiencia. Esto tampoco ayuda a popularizar el ajedrez ni a incrementar el interés de los patrocinadores.

10. La antagonización de los medios de comunicación

Aunque un torneo no sea del nivel más alto, se puede confiar en que los medios de comunicación ajedrecísticos ayudarán a promoverlo, dado que es de interés general que la mayor cantidad de gente siga el torneo. Hay límites, sin embargo. Cuando Agon, que recientemente perdió su apelación en una corte de Moscú y concedió la derrota en Nueva York, perdió la oportunidad de reconsiderar y compartir las jugadas normalmente, unos cuantos sitios web decidieron abandonar del todo el apoyo a Agon. Por ejemplo, el portal ruso más popular, ChessPro.ru, decidió ignorar completamente un torneo que contaba con cinco jugadores rusos. Usualmente, ellos proveen comentarios textuales, recapitulaciones y una amplia discusión online. En general, el evento obtuvo la menor atención de cualquiera que se haya realizado en los últimos años.

Fue un gran paso en falso.

11. El sitio web disfuncional

No ayudó que el sitio web oficial no haya alcanzado siquiera los más básicos estándares. Este todavía incluye a Wei Yi entre los participantes, y ahora que terminó el torneo no se pueden ver las posiciones de las últimas partidas ni mucho menos las de rondas previas (al menos no sin pagar). No presentan la tabla de posiciones del evento ni del Grand Prix, o siquiera información sobre cuándo se jugará el siguiente evento. El sitio da la impresión de haber sido realizado para cumplir con una obligación. De alguna manera, sintetiza todo lo que vimos en el evento.

Imagen: World Chess

De cualquier manera, el siguiente Grand Prix se jugará en Moscú entre el 11 y el 22 de mayo, con la inclusión de Peter Svidler, Anish Giri y Harikrishna. Queda mucho tiempo para hacer mejoras, y en un mundo ideal la Federación Rusa de Ajedrez, que está lejos de compartir la filosofía de Agon, animará a los organizadores a mejorar la presentación del torneo.

Antes de esto, la acción ajedrecística continuará con el Campeonato de Estados Unidos en marzo y el Zurich Chess Challenge y el GRENKE Chess Classic en abril, donde contaremos con la participación de Magnus Carlsen y la mayor parte de la élite. Podrán seguir todos estos eventos aquí en chess24.  

Ver más:


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 13

Invitado
Guest 7828741300
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options