General 20/04/2017 | 22:29por Colin McGourty

Nakamura gana el Zurich Chess Challenge por tercera vez

El fin de semana de Pascuas estuvo lleno de acción en el mundo del ajedrez. En uno de los torneos más llamativos del calendario, el Zurich Chess Challenge, Hikaru Nakamura impuso su gran nivel en ritmos acelerados para llevarse el primer premio por tercera vez. Ian Nepomniachtchi perdió en la última ronda y quedó en el segundo puesto, mientras que Vishy Anand quedó tercero.

Nakamura recibe su premio tras demostrar un excelente desempeño en Zúrich | foto: sitio web oficial

Comencemos con un vídeo de Pepe Cuenca, en el que nos muestra el gran sacrificio de Anand en su "partida de calentamiento" contra el organizador de este gran torneo, Oleg Skvortsov:

Kramnik abre con una victoria sobre Anand

En la primera ronda de la sección de ajedrez neoclásico (45 minutos + 30 segundos), Kramnik se enfrentó a su eterno rival Vishy Anand en una Inglesa simétrica que parecía bastante igualada hasta que Vishy tomó una decisión drástica. Recordando su partida final del Campeonato del Mundo de 2014 contra Magnus Carlsen, el indio realizó un sacrificio de calidad posicional con la preparatoria 28…b5?! y luego 29…Tc4?!.


Kramnik aceptó el desafío y luego ganó la partida con la elegante 36.e6!.


Las negras no pueden evitar que llegue el desastre en las casillas negras. La partida terminó con: 36...Axe6 37.De5+ Rh7 38.Ta1! y, dado que casi la única resistencia que pueden plantear las negras ante Ta8 y la amenaza de mate en h8 es un simple jaque, Vishy abandonó.

Tres leyendas | foto: Federación Rusa de Ajedrez

Svidler detiene a Nakamura

Después de dos rondas, parecía que Nakamura estaba en camino de sumar un perfecto 6/6, lo que le hubiera dado una ventaja de dos puntos sobre sus contrincantes. En cambio, su suerte cambió repentinamente en la jugada 23, cuando tras 23.Df2? la pieza más problemática de las negras pudo retornar a la acción:


23…Cf5! y Hikaru no tiene nada mejor que 24.exf5 Txc3 25.Txc3 Txc3, cuando la dañada estructura de peones de las blancas resulta una pesadilla. Svidler ganó la partida en 49 jugadas.

Peter Svidler se adecuó a los nuevos ritmos de juego | foto: Federación Rusa de Ajedrez

Svidler vence a Oparin en la línea de Naroditsky

En la quinta ronda, Svidler superó a su joven compatriota Grigoriy Oparin con negras y se unió a Nakamura en la punta. Esto fue inesperado en tanto Peter no estaba preparado para la variante con 6.h4 en la Najdorf.


Peter probablemente estaba ocupado en el torneo que jugó en China, mientras todos nosotros nos sorprendíamos con la elección de Daniel Naroditsky de realizar esta jugada en su reciente partida contra Zherebukh durante el Campeonato de EEUU. Peter habló sobre sus emociones con Vladimir Barsky para la Federación Rusa de Ajedrez:

En algún momento me encontré con Vladimir Kramnik en la sala y le dije: "Volodya, ¡cómo ha cambiado el ajedrez!" Él me contestó: "¿Qué? ¿Recién te das cuenta?" Hasta donde yo sé, 6.h4 es una jugada seria; estoy algo retrasado en el tiempo.

¿Sabías de su existencia?

No particularmente. Aunque, aparentemente, ajedrecistas serios ya la han utilizado. Por ejemplo, Yannick jugó algo así contra Boris, pero yo no estudié esa partida con cuidado. Dado que aquí yo elijo la primera jugada (y la segunda, y la quinta...) frente al tablero, la decisión de jugar la Najdorf la tomé ahí mismo, por lo tanto, en condiciones así hay muchas cosas de las que no soy consciente. Es una jugada seria, y llegué a una posición miserable, aunque podría haber sido todavía más miserable.

Afortunadamente para Peter, sin embargo, luego él pudo realizar una jugada "seria": 25…Db6!.


El ruso retomó así su historia:

Sin duda, en vez de 25.Ag3 era más fuerte jugar 25.Axd6; creo que mi joven oponente subestimó esto, pues 25…Db6 es una jugada seria. Aparentemente, él quería mantener abierta la posibilidad de tomar en d6 con el caballo, pero tras 25...Db6 yo apunto a crear contrajuego en el otro lado del tablero por lo que él debe tomar en g7, y como resultado pierde un tiempo: le tomó dos tiempos capturar en d6.

Extrañamente, después de eso ya estoy jugando a ganar, pues el peón de g4 no puede ser capturado con facilidad, pero el de g5 sí; mi rey está más cerca a la acción. Y luego, está claro que las blancas no vieron 31...Ch3!. Después de eso, su posición es difícil, y muy probablemente está perdida.


Grigoriy Oparin | foto: Federación Rusa de Ajedrez

En general, ¡la vida se volvió interesante! He estado dándole ánimos al joven jugador, a pesar de haber logrado superarlo en el apuro de tiempo. Realmente me gusta su juego.

¿Qué te ha parecido el nuevo control de tiempo?

Ha estado bien. Es cierto que todavía no sé qué hacer con esos 45 minutos, cómo manejarlos; estoy esperando que comience el blitz. En mi partida contra Oparin, por ejemplo, gasté 20 minutos en las jugadas 8 y 9. Por supuesto, había mucho en qué pensar, considerando que ya estaba fuera de libro en la jugada 6.h4. Tras 9.Ae2 dejé de entender lo que sucedía: hay estas opciones, y esas opciones... En general, sin embargo, considero que este control de tiempo es más acelerado que el de rápidas y más lento que el clásico. No sé si tengo la razón; tal vez la forma en la que conuzco las partidas demuestra que, de hecho, es una versión corta del ajedrez clásico.

Vishy derrumba los sueños de Svidler

En la sexta ronda, contra la Siciliana de Svidler, Vishy usó el típico sacrificio en e6, permitió el igualmente típico sacrificio de calidad en c3 y superó a su oponente en las complicaciones que siguieron. La jugada 28…d5? de Peter trajo la amenaza de Ac5, atacando ambas torres…


…pero tras 29.Tb3! las negras están perdidas.

Gelfand muestra sus garras

Gelfand y Anand siguen dando lucha | foto: Federación Rusa de Ajedrez

Tras seis rondas de ajedrez neoclásico, el más veterano del torneo, Boris Gelfand, había sufrido tres derrotas consecutivas contra Nepomniachtchi, Anand y Nakamura, pero al menos consiguió terminar con estilo contra Yannick Pelletier, cuya 15.Ch4 fue demasiado ambiciosa:

El sacrificio clásico 15…Axh2+! todavía no es aplastante, pero Yannick tuvo que abandonar en la jugada 23. Pelletier no pudo ganar ni una partida a ritmo neoclásico, y debe estar recordando con cariño los años previos en los que estaba en la cabina de comentaristas.

Nakamura se impone en el blitz

A las siete rondas de ajedrez neoclásico le siguieron siete rondas de blitz (10 minutos + 5 segundos de incremento). El estadounidense Hikaru Nakamura —en caso de que Magnus Carlsen no esté participando— suele ser el favorito a estos ritmos, y en Zúrich no decepcionó. Tras llegar igualado en la punta después de las primeras siete rondas, sumó +3 y se hizo con el título con una puntuación de 15/21 (cada victoria en neoclásico valía dos puntos y en blitz valía uno).

Nepomniachtchi y Nakamura fueron los más fuertes en Zúrich | foto: sitio web oficial

En la segunda ronda, Nakamura enfrentó con blancas a Grigoriy Oparin. El ruso planteó un avance rápido en el flanco de dama, y Hikaru respondió con un juego directo en el centro:


Las blancas acaban de jugar 16.Ce5. Oparin aceptó el reto y tomó con 16...dxe5. Nakamura había visto más lejos y tras una secuencia forzada provocó el abandono de su rival. Siguió 17.Axe7 exd4 18.Cxe4 Cxe4 19.Axe4 Tfe8 20.Axc6 Ta7 21.Dxd4:


Las negras abandonaron, pues tras los cambios en la séptima fila seguiría Tfb1 y mate en la octava, entre otras amenazas. La pérdida de material es inevitable.

Así terminó el Zurich Chess Challenge de 2017. Hikaru Nakamura consiguió una impresionante tercera victoria consecutiva y revalidó su reputación como uno de los mejores jugadores a ritmos rápidos del mundo.

Ver más:


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 1

Invitado
Guest 3511276154
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente