General 31/03/2016 | 03:16por chess24 staff

La indefensión aprendida en el ajedrez

Los psicólogos María Rodrigo y Carlos Martínez tuvieron una ponencia sobre la indefensión aprendida en el ajedrez en el XV Congreso Nacional de Psicología de la Actividad Física y del Deporte. Amablemente nos envían su extraordinaria ponencia.


En 1970, Seligman acuñó el término de INDEFENSIÓN APRENDIDA (en 1978 se reformuló incluyendo la teoría del estilo atribucional: Abramson, Seligman y Teasdale). Hace referencia a como un animal o un ser humano “aprende“ a comportarse pasivamente con la sensación subjetiva de no poder hacer nada y a no responder a pesar de que existen oportunidades reales de cambiar la situación aversiva. En ajedrez es común que la aparición de una derrota “inesperada”, dos derrotas consecutivas o, incluso, la realización de alguna jugada errónea durante una partida, desencadene un proceso similar a la IA e instale en el jugador déficits a nivel motivacional (nada de lo que se haga parece que vaya a lograr revertir la situación), cognitivo (pérdida para evaluar la nueva realidad y los cambios producidos) y emocional (aparición del enfado, de la tristeza, etc.) que influyan negativamente en su rendimiento posterior.

El presente trabajo se basa en una experiencia con ajedrecistas donde se estudió la posibilidad de generar indefensión aprendida a través de tareas concretas y cómo este efecto puede repercutir cognitiva y emocionalmente en el rendimiento del deportista. Para ello, tomamos como base el artículo “Learned helplessness in chess players: The importance of task similarity and the role of skill” (Gobet, 1992) e “Indefensión aprendida y rendimiento en ajedrez” (Fernández Torres, 2007). En estos artículos se explica de manera detallada como generar indefensión aprendida en ajedrecistas y, además, en el segundo artículo indagan en cómo esta puede repercutir en el rendimiento durante una competición.

METODOLOGÍA

Se seleccionaron a un total de 12 jugadores con una fuerza de juego (ELO, en ajedrez) similar entre ellos (+ - 100 puntos). El grupo A recibió una serie de problemas de resolución sencilla y el grupo B, por el contrario, se encontró frente a problemas que no tenía una solución concreta sino que requerían de una toma de decisión a largo plazo (en el anexo 1 aparecen ejemplos de estos problemas). Las instrucciones que se facilitaron a los jugadores fueron que todos los problemas eran diferentes para cada jugador pero que la dificultad de todos era pareja y tenían una solución concreta para lograr una ventaja decisiva para el bando blanco o negro.

Se les dio un plazo de tiempo de 10 minutos en el que debían resolver el máximo número de problemas posibles. Posteriormente, un jugador del grupo A jugaba dos partidas contra un jugador del grupo B. Eran partidas de ritmo activo (10 minutos por jugador).

Planteamos la hipótesis que aquellos jugadores que no hayan podido resolver los problemas (Grupo B) tendrían peores resultados que aquellos que sí los resolvieran (Grupo A).

RESULTADOS

Los resultados fueron en la dirección planteada en la hipótesis y un total de 4 jugadores del Grupo A ganó al menos 1.5 puntos de 2.

Tabla 1. Resultados de los jugadores del Grupo A

JUGADOR A1 100%
JUGADOR A2 75%
JUGADOR A3 100%
JUGADOR A4 75%
JUGADOR A5 50%
JUGADOR A6 25%

Tabla 2. Resultados de los jugadores del Grupo B

JUGADOR B1 0%
JUGADOR B2 25%
JUGADOR B3 0%
JUGADOR B4 25%
JUGADOR B5 50%
JUGADOR B6 75%

A continuación aparece un gráfico donde quedan reflejados estos resultados que muestran de una manera muy clara como los jugadores:


Como se puede comprobar, en 4 de los 6 casos los jugadores del Grupo A tuvieron unos resultados mejor que los del Grupo B. Solo en un caso, el resultado fue peor.

INTERVENCIÓN

Para paliar los efectos que puede tener este efecto en el rendimiento, vemos imprescindible trabajar conjuntamente con deportistas, entrenadores y padres.



Deportista

Para paliar las sensaciones negativas que el deportista está teniendo y en las que siente que nada de lo que hace puede servir, proponemos las siguientes tareas o líneas de intervención:

  • Visualización: Es importante ayudar al deportista a que genere imágenes positivas donde se está enfrentando a dificultades y logra superarse y afrontar estas. Para ello, la visualización o imaginería puede ser un aliado muy útil para generar imágenes y trabajar con el deportista situaciones que se pueden dar posteriormente en la partida y focalizar en cómo va a superar estas dificultades.

  • Resolución de problemas fáciles antes de las partidas: Resolver problemas sencillos en los que se va a obtener una tasa entorno al 90% de aciertos, nos parece una tarea muy recomendable para ajedrecistas que están inmersos en una racha negativa. La resolución de estos ejercicios les va a ayudar a ganar confianza y afrontar la partida con unas sensaciones renovadas.

  • Material audiovisual o impreso donde grandes deportistas se hayan encontrado en espirales negativas y lo hayan superado: Es importante ofrecer a los deportistas materiales donde puedan ver que lo que les ocurre en ese determinado momento también a ha sido transitado por otros grandes deportistas. Ofrecer este material y comentarlo, pidiendo su propia opinión y qué emociones y sensaciones tiene al observarlo ayudará al deportista a conectar con nuevas energías y una mayor motivación de superación.

  • Auto instrucciones positivas: El deportista debe ser consciente de los mensajes que se envía durante el transcurso de la partida ya que si estos son negativos o censuradores (no podré lograrlo, para qué intentarlo, etc.) esto va a potenciar las sensaciones de la IA. Para ello, vamos a enseñar al deportista a estar atento a la posible aparición de estos mensajes y cambiarlos por otros positivos y que ayuden y fortalezcan sus capacidades.


Entrenador

El entrenador deberá realizar algunos reajustes a su formato de trabajo a fin de lograr que el deportista gane confianza. Para ello, proponemos las siguientes tareas:

  • Reducir la dificultad de las tareas: Si el deportista no se está encontrando cómodo y las sensaciones están siendo negativas, es importante que el entrenador pueda ofrecer nuevas tareas donde el alumno vuelva a ganar confianza y le sirva de motivación para revertir esos procesos. Para ello, la idea de bajar la dificultad de las tareas a fin de que el alumno vuelva a tener la sensación de éxito, de que fluyen en el tablero y encuentra buenas jugadas. Posteriormente, se irá incrementando la dificultad de nuevo.

  • Apoyar y potenciar el esfuerzo y el proceso: Cuando un ajedrecista se encuentra en un periodo donde los resultados no le acompañan y sus sensaciones son negativas, es imprescindible que el entrenador pueda valorar junto a él nuevos ítem que tienen que ver con el esfuerzo que realiza tanto en los entrenamientos como en las competiciones. Poner en valor el proceso y no el resultado.

  • Objetivos concretos donde no se haga referencia al resultado: Acorde al punto anterior, vemos necesario que el entrenador marque una serie de objetivos concretos que no tengan que ver con el resultado. Estos podrían hacer referencia a jugar una determinada estructura de peones, una apertura estudiada anteriormente, etc. Y valorar y apoyar el logro y consecución de esos objetivos sin atender exclusivamente a al resultado.

  • Mensajes positivos: Enviar mensajes positivos, valorar de una forma positiva la experiencia y encontrar junto al ajedrecista las fortalezas de este durante la competición son vitales para ganar confianza y afronte en mejores condiciones mentales la competición.

Entorno

Se trabajarán varios puntos:

  • Expectativas de los padres: Es frecuente encontrar padres de niños ajedrecistas que tienen expectativas grandiosas y poco realistas sobre el futuro deportivo de sus hijos, sobre todo si destacan desde niños pequeños. Estas “expectativas”, suelen transmitírselas a sus hijos mediante comentarios, acciones, gestos…lo que provoca una gran presión en los niños para “no defraudar a su padre”. Por ello, es importante proporcionarles información y un espacio para comunicarse.

  • Saber diferenciar el rol del entrenador y los padres: El entrenador se centrará en la parte técnica del ajedrez, mientras que el padre debe ser consciente que no debe interferir en el trabajo del entrenador, debe apoyarle en todo momento. Los deportistas jóvenes suelen buscar en sus padres la empatía y que se sientan comprendidos.

  • Un apoyo incondicional al deportista: Valorando más su esfuerzo e implicación y pasando a un segundo plano los resultados. Su actitud deberá ser la misma en las victorias y en las derrotas. Es importante el equilibrio de las emociones. La euforia desmesurada tras los resultados favorables y el enfado o el desánimo tras los resultados adversos no son aconsejables.

  • El lenguaje verbal y no verbal: Enseñar a tener una comunicación eficaz con nuestros hijos. Aprender cómo debemos hablar, empatizar antes y después de una partida de ajedrez.

    • Antes: Suele ser eficaz dejar tranquilo al deportista, y no darle los últimos mil consejos.

    • Después: Esperar a que nuestro hijo se nos acerque y aprender a identificar qué es lo que necesitan en ese momento, por ejemplo, hablar o simplemente que estemos apoyándole a nivel emocional. Así mismo, nunca forzarle ni enfatizar las jugadas que ha hecho mal. Ya habrá tiempo en un futuro para corregir.

En resumen: Aprender a dar importancia a la persona y no a las expectativas. La familia debe ser un apoyo incondicional y estar centrada en cómo evoluciona y se desarrolla la persona, es decir, apoyando el lado humano y personal del deportista.

Ver más:


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 19

Invitado
Guest 9913814757
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options