General 10/06/2016 | 10:15por Carlos Colodro

GCT en París (1): Carlsen y Nakamura lideran

Arrancó el Grand Chess Tour. La etapa de París cumplió su primer día este jueves, con cinco rondas de ajedrez rápido. Magnus Carlsen y Hikaru Nakamura terminaron la jornada como líderes, tras sumar 7 puntos de 10 posibles (las victorias en rápidas valen dos puntos y los empates uno); Maxime Vachier-Lagrave y Wesley So los siguen con 6 unidades. La fase de rápidas se completa mañana con cuatro rondas más, a lo que le seguirán dos días intensos de blitz.

No sorprende mucho que Carlsen y Nakamura estén en la punta, sobre todo a este ritmo | foto: Lennart Ootes para chess24

Todas las partidas del torneo se pueden reproducir con el selector:

Ronda 1: A Magnus le vuelve a ganar el reloj

Dos jugadores tomaron la punta en el primer intento -Fabiano Caruana y Wesley So-, aunque sus victorias fueron de naturaleza muy distinta. Caruana solo necesitó de 29 jugadas para forzar a Topalov a abandonar, mientras que So se anotó los dos puntos cuando, después de 51 movimientos, el tiempo de Carlsen expiró en una posición completamente ganadora.

Caruana empezó con una victoria sobre Topalov | foto: Lennart Ootes para chess24

Fabiano Caruana, con negras, se enfrentó a una aguda Escocesa planteada por Topalov. Los jugadores siguieron la teoría por 14 movimientos, hasta que Topalov tomó una decisión algo dudosa al tomar un peón en vez de cambiar las damas o seguir con su desarrollo. Esto permitió al estadounidense ganar la iniciativa en el flanco de rey. Con sus piezas listas para el ataque final, Fabiano mostró la variante ganadora:


Siguió 27...Tg3, y después de 28.Dd1, las negras ganan la dama con 28...Axg2+ 29.Rg1 Af3. Una combinación simple que propició la primera derrota a un Topalov que no puede levantar cabeza en los últimos torneos.

Este ataque no fue la historia más llamativa de la ronda, sin embargo. Como era de esperarse, la mayor parte de la atención estaba puesta en la partida del campeón mundial, y Magnus no decepcionó. Aunque la Ruy López que jugó contra Wesley So siguió un camino más bien posicional, no se cambiaron suficientes piezas como para entrar en un final claramente igualado.

Wesley So no pudo haber esperado un mejor arranque | foto: Lennart Ootes para chess24

Fue entonces cuando Carlsen sacrificó un caballo para conseguir un peón pasado imparable en la columna-h. Hasta que, de repente, ya con dos damas blancas en el tablero, la retransmisión mostró que las negras habían ganado. Muchos creyeron que este era un error, pero luego descubrieron que Magnus Carlsen había perdido por tiempo. La posición final:


Tal vez se vuelva una costumbre que Magnus pierda su primera partida de cada Grand Chess Tour. En la primera edición, el noruego cometió el mismo error contra Topalov en Stavanger; en esa ocasión, las partidas se jugaban a ritmo clásico, pero Magnus confundió las reglas y se alejó del tablero, dejando que su tiempo se agote para sorpresa de todos.

Ronda 2: La venganza de "Magnus enfadado"

Esta vez tres fueron las partidas decisivas. Nakamura venció a un Topalov en mala forma, Aronian convirtió su ventaja de la apertura contra Fressinet, y Carlsen venció con negras a Maxime Vachier-Lagrave en solo 26 jugadas.

Una de las virtudes más frecuentes de los grandes jugadores es su capacidad para recuperarse de las derrotas. Después del incidente de la primera ronda, Magnus salió sin miedo a buscar la victoria con negras. Su víctima fue Vachier-Lagrave, que permitió a su rival ganar demasiados tiempos en el flanco de dama. Jan Gustafsson describió la victoria con su usual ingenio: "Parece que 'Magnus enfadado' destrozará a MVL en 20 jugadas desde una posición levemente inferior".

En la posición final, el alfil blanco en c1 está perdido:


Veselin Topalov cometió un error de cálculo en la jugada 14 contra Hikaru Nakamura. El estadounidense no desperdició la oportunidad y ganó un peón. Topalov se defendió tenazmente y alcanzó un final de damas, en el que la desventaja de peones suele importar un poco menos. Sin embargo, en la jugada 83, el búlgaro tuvo que tirar la toalla, cuando está claro que ya no puede detener el peón-d de Nakamura.

Nakamura aprovechó el mal momento de Topalov | foto: Lennart Ootes para chess24

Levon Aronian, por su parte, derrotó al jugador con menos rating del torneo, el local Laurent Fressinet. En la entrevista que siguió a la partida, Levon se refirió al ajedrez rápido y dijo: "Uno puede darse el lujo de calcular en la apertura y el medio juego, lo que sigue es puara intuición".

Ronda 3: Francia 2 - 0 Estados Unidos

Se ha discutido mucho respecto a si jugar de local es una ventaja en el ajedrez, como lo es en el fútbol, por ejemplo. Aunque esa discusión sigue abierta, en esta ronda los franceses hicieron valer la localía en su enfrentamiento con los estadounidenses: Fressinet y Vachier-Lagrave ganaron sus partidas contra Caruana y So, respectivamente. Carlsen siguió con su proceso de recuperación y venció a Aronian, mientras que en el duelo entre enemigos a muerte, Kramnik superó con negras a Topalov.

Excelente vista de una imponente sala de juego | foto: Lennart Ootes para chess24

Fue otra partida entre Kramnik y Topalov sin un apretón de manos antes de la primera jugada. El búlgaro, que llevaba blancas, evitó la Berlinesa con 4.d3, y comenzó la batalla estratégica. El momento de quiebre llegó cuando Topalov dejó a su rival meter su torre en la primera fila:


Las negras tienen al alfil y al caballo clavados, y la situación ya se ve muy complicada para las blancas. Kramnik utilizó muy bien la iniciativa y obligó a su rival a tirar la toalla en la jugada 31.

Paralelamente, en otra batalla estratégica en la Ruy López, Magnus Carlsen imponía su estilo en su partida contra Levon Aronian. Los jugadores llegaron a un final con damas y caballos; esta era la segunda vez que esto le sucedía a Magnus, que se encontró en la misma situación en la primera ronda, pero esta vez el resultado fue distinto. Carlsen presionó con su usual estilo y, con sus peones listos para convertirse en damas, se llevó los dos puntos tras 68 jugadas.

Ronda 4: Cinco resultados decisivos

Esta fue la ronda desenfrenada del día. Carlsen ganó su tercera partida consecutiva, esta vez contra uno de sus principales rivales, Fabiano Caruana; Kramnik desperdició una posición muy ventajosa y terminó cayendo ante Maxime Vachier-Lagrave; Nakamura demostró su calidad ante Fressinet; So venció con negras a Aronian; y Topalov venció a Giri después de haber arrancado con 0/6 puntos.

Vachier-Lagrave convirtió una mala posición en victoria contra Kramnik | foto: Lennart Ootes para chess24

Dos de los jugadores que han mostrado estilos más agudos y emocionantes en los últimos años son Kramnik y Vachier-Lagrave. En su enfrentamiento directo, no nos defraudaron. El ruso volvió a evitar largas líneas teóricas en la apertura y creó una posición poco frecuente en el tablero. Pasada la jugada 30, Kramnik tenía un peón de ventaja en un final con cuatro torres y alfiles de distinto color; todo parecía indicar que se llevaría la victoria:


MVL no dejó de buscar recursos y provocó que Kramnik presione de más en una posición compleja. Finalmente, fue el francés el que ganó un peón, y él sí fue capaz de convertir su ventaja con un juego preciso. En la jugada 62, Kramnik abandonó en una posición en la que los módulos indican que hay mate en 10 para las blancas.

Topalov perdió las tres primeras, pero venció a Giri en la cuarta ronda | foto: Lennart Ootes para chess24

De todos los demás resultados, el más sorpresivo fue la derrota de Giri ante Topalov. El holandés, con sus tres tablas, ya nos recordaba su desempeño en el Candidatos -donde empató sus 14 encuentros-, mientras que ya nos preguntábamos si Topalov ganaría un punto en todo el torneo. Giri jugó pasivamente y el búlgaro aprovechó para demostrar que también puede presionar en posiciones sin muchos recursos tácticos. 

Topalov se llevó los dos puntos y declaró al terminar la ronda, refiriéndose a sus tres derrotas seguidas: "Recientemente, ya me he acostumbrado".

Ronda 5: No puede faltar la ronda pacífica

Después de una ronda llena de emociones, los grandes maestros se apretaron el cinturón y evitaron entrar en posiciones demasiado agudas para no llegar al segundo día con un mal sabor en la boca en caso de ser derrotados. Solo en un enfrentamiento, los jugadores mantuvieron las damas en el tablero hasta el final de la partida. 

La quinta ronda está por comenzar | foto: Lennart Ootes para chess24

Los dos colíderes se enfrentaron en la partida que podía haber decidido en parte el destino del evento. Magnus Carlsen, después de ganar tres seguidas, tenía en frente al único participante que quedó invicto en París, HIkaru Nakamura. El estadounidense jugó la Nimzo-India y logró arruinar la estructura de peones del noruego. Esta ventaja simbólica no tardó mucho en evaporarse y los jugadores firmaron el tratado de paz en la jugada 35.


Fue un día lleno de acción en París, y nada está decidido. La sexta ronda arranca mañana a las 14:00 CEST, con Kramnik-Aronian y Caruana-MVL como platos fuertes. ¡No se pierdan la retransmisión con comentarios en español aquí en chess24!

Ver más:


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 8

Invitado
Guest 9306965699
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options