Opinión 11/07/2019 | 07:49por chess24 staff

Garry Kasparov – No hay monopolio de ajedrez en la hipocresía

En este exclusivo articulo de opinión, Garry Kasparov da su veredicto sobre la campaña de Magnus Carlsen para que la Federación de Ajedrez Noruega acepte los casi 6 millones de dolares en patrocinio de una casa de apuestas, a cambio de la ruptura del monopolio del estado Noruego sobre juego.

El mismo día que Magnus triunfaba en Zagreb: la votación fue 132:44 en su contra en Noruega, pero Garry se describe como “obligado a hablar como veterano en estos conflictos”


No hay monopolio de ajedrez en la hipocresía

por Garry Kasparov

Garry Kasparov estuvo en Zagreb para ver el Grand Chess Tour de Croacia |Foto: Lennar Ootes

El campeón del mundo de ajedrez Magnus Carslen esta enganchado en una batalla con su federación nacional, una historia con la que estoy muy familiarizado. No estoy aquí para decirles a los Noruegos cómo llevar su federación de ajedrez, sus negocios ni su país, solo quiero dar mi perspectiva después de haber tenido conversaciones con las partes implicadas. Me siento obligado a hablar como veterano en estos conflictos. Las fricciones son las habituales entre los jugadores y las burocracias, y siempre se tratan del tema del control. Cuando se habla del patrocinio, quién lo controla es siempre más importante para una federación que el importe y quién se beneficia.

Carlsen quería un importante patrocinio de ajedrez por parte de Kindred Group, una compañía de juegos y apuestas on-line, con sede en Malta. La federación Noruega rechazó esa propuesta y está tratando de presentar el tema como una cruzada contra el dinero corrupto. Una votación de la federación fue 132-44 contra el trato de Kindred Group, a pesar de que Carlsen intentaba obtener más votos para la propuesta al lanzar un nuevo club de ajedrez. A mi entender, todo entraba dentro de las reglas y sin un motivo de lucro personal más allá del crecimiento del ajedrez. Recuerdo muy bien que pasé años trabajando constantemente para atraer patrocinadores y organizadores, a menudo dedicando más tiempo a esto que al ajedrez, y aún escuchaba las acusaciones de jugadores y burócratas de que lo que quería era ganar dinero.

Lo amarga que ha sido la batalla queda claro en el trato que las secciones de los medios de comunicación noruegos en desacuerdo dieron un héroe nacional | Fuente: Dagbladet.no (y Google Translate)

Es una ataque irónico, considerando que el campeón del mundo a menudo es el único jugador profesional de ajedrez que tiene ingresos fiables y continuos. Cambiar eso debería ser un objetivo, y para lograrlo necesitamos hacer crecer la base de jugadores y al mismo tiempo proporcionar una vida digna para aquellos que dedican sus vidas al ajedrez, y el patrocinio corporativo es la clave para lograrlo. La inversión potencial de Kindred de casi seis millones de dólares (50 millones de NOK) hubiera sido una gran bendición para el ajedrez noruego.

La ironía de la posición de la federación es que algunos clubes noruegos obtienen dinero de una compañía de juegos de azar noruega y la federación misma espera obtener dinero de los juegos de azar, pero no del Grupo Kindred. Aspiran a los ingresos de la lotería noruega, dinero que actualmente no se destina al ajedrez. Entonces, mientras esperan beneficiarse del monopolio estatal sobre los juegos de azar, presentan el patrocinio de empresas privadas de juego como algo sucio o incluso ilegal.

Esta hipocresía sirve al deseo de control burocrático. Prefieren obtener menos dinero para el ajedrez, pero de una fuente que habla el mismo lenguaje burocrático, que mucho más dinero de otra fuente, especialmente si está conectado a un campeón del mundo voluntarioso y claro y directo. La federación también es partidaria de favorecer al estado, mantiene alejados a los extranjeros y mantiene un monopolio sobre cómo y dónde se invierten los fondos. Por cierto, no mantengo la posición de que todo el dinero es el mismo. Por ejemplo, el patrocinio de las industrias del alcohol y el tabaco para una federación deportiva nacional que se ocupe del rendimiento físico y mental, la juventud y la educación no sería apropiado. Pero a pesar de las acusaciones de la federación, no hay un "vicio" real sobre el juego en general, solo preferir a un proveedor de servicios u otro. (Y Kindred ya ha dicho que no promocionaría los juegos de apuestas a través de este patrocinio. Quieren acceso al mercado cerrado de Noruega, y la afiliación con el ajedrez y su joven campeón comercial de Noruega).

Las compañías de juegos de azar on-line están creciendo, amenazando a los antiguos monopolios. La compañía rumana SuperBet está patrocinando un evento Grand Chess Tour este año y las relaciones futuras parecen fructuosas. Pero, al igual que con Uber y las aplicaciones de viajes compartidos que traen nueva tecnología y nuevas eficiencias a los mercados antiguos, las compañías antiguas, los reguladores y las burocracias que se alimentan de ellos no van a estar parados. La "recompensa" que obtendrá el ajedrez noruego por rechazar a Kindred será obtener dinero, pero mucho menos, del estado.

El decimosexto y decimotercero campeones del mundo de ajedrez – ambos fuertes rivales del título El mejor de todos los tiempos – tienen mucho más que hablar que de ajedrez en Zagreb | Foto Lennart Ootes, Grand Chess tour

Esta escaramuza en Noruega es parte de una batalla más grande y antigua. Mi propia lucha para llevar el patrocinio corporativo al mundo del ajedrez comenzó casi tan pronto como mi lucha para convertirme en campeón mundial de ajedrez, y tuvo resultados notablemente peores. Proveniente de la Unión Soviética, donde todo, desde el vodka hasta el ajedrez, estaban "patrocinados por el estado" y los premios de los torneos se otorgaban principalmente en beneficios y prestigio, Occidente parecía un cofre del tesoro que esperaba ser abierto con las palabras mágicas adecuadas. Si bien el ajedrez no se veía como un deporte importante en Occidente, la obsesión con el juego representando un símbolo de inteligencia y pensamiento estratégico venía de tiempos inmemoriales. Desde las películas de James Bond y Harry Potter hasta los anuncios de bancos, compañías de seguros y automóviles de lujo, las imágenes de ajedrez estaban, y están, en todas partes.

Pero los mejores jugadores de ajedrez no se beneficiaron de este tremendo potencial de marketing. El ajedrez de élite estaba en gran parte en deuda con personas adineradas y bien posicionadas que amaban el juego, generosos amantes del ajedrez como Luis Rentero, Bessel Kok, Joop van Oosterom y William Wirth, entre otros a quienes el ajedrez debe tanto. Esta tradición de patrocinio del ajedrez se remonta a los sultanes y reyes de antaño, pero estos mecenas modernos se dieron cuenta de que su defensa personal y su patrocinio no eran un modelo de negocio sostenible, y varios de ellos pasaron décadas conmigo tratando de crear un  modelo que sí lo fuera.

Cuando surgió el boom de Internet  durante el reinado de mi campeonato, parecía la pieza final del rompecabezas. El ajedrez nunca llenaría estadios ni atraería a millones de espectadores en la televisión por cable, pero el bajo coste y el alcance interactivo global de la web agruparían a los fanáticos del ajedrez del mundo en una demografía rentable. Observar, jugar, clases, todo con una calidad muy alta. Los móviles expandieron el público objetivo una vez más; puedes jugar con cualquier persona, en cualquier lugar, en cualquier momento y la experiencia interactiva puede competir con los deportes más importantes en la pequeña pantalla, o con la grande en casa.

Un día de triunfo para Magnus en el tablero, manchado con un revés ajedrecistico | Foto: Lennart Ootes, Grand Chess tour 

Esta visión se ha cumplido en gran medida, aunque décadas más tarde de lo que debería. La federación mundial de ajedrez, FIDE, ha pasado veinte años tratando de aferrarse a su monopolio, mientras que los ejecutivos y los burócratas intentaban apoderarse de los centavos que ingresaban mientras les decían a los jugadores que tenían suerte de tener esos premios. En lugar de traer dinero al juego, la FIDE y muchas federaciones nacionales se centraron en cómo exprimir el dinero del ajedrez y a los jugadores de ajedrez.

Pero si eran tan codiciosos, ¿por qué no hicieron más para buscar patrocinadores importantes de Occidente? Los patrocinadores corporativos del mundo libre esperan el rendimiento de su inversión. Están acostumbrados a un grado de transparencia y previsibilidad, con eventos y campañas planificadas con años de anticipación. Este nivel de responsabilidad no era lo que la mayoría de las federaciones buscaban, y estaban aterrorizados por el cambio. Querían dinero fácil, incluso si no era mucho, sin supervisión ni objetivos requeridos. Su sueño era el apoyo del gobierno, de comités olímpicos y ministerios de deportes y loterías nacionales.

El patrocinio corporativo no garantiza la transparencia en una federación deportiva, como lo demostró el reciente escándalo de corrupción de la FIFA. Esto no es un argumento en contra de buscar inversiones y perseguir la profesionalización y modernización de nuestro antiguo juego. Controlar a los jugadores a través de monopolios y mantenerlos dependientes de las migajas entregadas por las federaciones debe terminar. Incluso si el campeón del mundo no ganó esta ronda, es una buena pelea y una pelea necesaria.

Mientras tanto, ¿alguien sabe dónde puedo apostar en "Carlsen vs Federación Noruega"?


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 22

Invitado
Guest 7140635023
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options