Entrevistas 26/12/2017 | 11:56por Colin McGourty

Entrevista con Svidler tras ganar su octavo título ruso

Peter Svidler recientemente ganó el Campeonato Ruso por octava ocasión, estableciendo un récord que será extremadamente difícil de superar. Después de su victoria, dio una fascinante entrevista a Fontanka.ru en la que discutió no solo su último campeonato, sino también sus primeros éxitos en los 90, su corto paso por la universidad, su primer encuentro con Garry Kasparov y el efecto que tuvo en el ajedrez la supuesta abducción alienígena sufrida por Kirsan Ilyumzhinov.

Svidler durante la tercera ronda del Campeonato Ruso de 2017 en el Museo Estatal de Historia Política Rusa de San Petersburgo | foto: Eteri Kublashvili/Vladimir Barsky, Federación Rusa de Ajedrez

La entrevista con el portal de noticias de San Petersburgo Fontanka.ru fue conducida por Artyom Kuzmin y se destaca por haberse sumergido un poco más en los primeros años de la carrera de Peter. La hemos traducido al español:


Después de superar el récord de Botvinnik, ¿sentiste que ya formabas parte de la historia del ajedrez ruso?

Si hubiera parado en mi séptima victoria, no creo que mi lugar en la historia hubiera sido fundamentalmente diferente a lo que es ahora. No siento que tenga nada que demostrar. Ocho victorias, por supuesto, son mejores que siete (y nueve mejor que ocho, etcétera), pero con siete victorias también hubiera entrado a la historia del Campeonato Ruso. Es agradable haber ganado después de un tiempo. Es agradable, también, haberlo hecho en casa, cerca a mi familia, que ha sufrido por mi trabajo durante muchos años y en muy pocas ocasiones experimenta directamente emociones positivas a causa del mismo. Entonces, todo eso es maravilloso, pero no puedo decir que al despertarme como el ocho veces campeón me haya sentido fundamentalmente mejor. No era un récord que estaba persiguiendo particularmente.

Con frecuencia has mencionado que te va mejor en el Campeonato Ruso en comparación con otros torneos, a pesar de ser uno de los eventos más fuertes del mundo. ¿Has tratado de analizar por qué se da este fenómeno?

Peter Svidler, el zar del ajedrez ruso | foto: Federación Rusa de Ajedrez

Tengo una teoría. No estoy seguro de que sea así, pero explicaría parcialmente mi éxito en estos torneos. La teoría es que, psicológicamente, es más fácil ganar en un lugar en el que ya has tenido éxito. Ya sabes que es posible y no llegas con el bloqueo interno que te dice: "Este es un torneo muy difícil y será extramadamente duro ganar". Esa es una barrera interna que debes superar. Gané el Campeonato Ruso por primera vez en 1994, cuando todavía era un juvenil. En ese entonces, se podía explicar por el hecho de que estaba en pleno ascenso. Cuando eres joven, ese tipo de cosas se consigue con mayor facilidad: el demonio de la duda no se ha afianzado con tanta firmeza en tu cabeza. Pero el hecho de que haya podido abrir este camino en mi juventud me permite, incluso a una edad bastante avanzada, no sentir que es imposible ganar este torneo. Para una persona como yo, con una tendencia hacia la reflexión y la duda en mis propias habilidades, es útil jugar en torneos que sé cómo ganar.

Los ganadores de los torneos masculino y femenino recibieron certificados para hacerse con vehículos todoterreno. ¿Ya recibiste tu automóvil?

No, hasta donde sé, la ceremonia de entrega del automóvil se llevará a cabo en Moscú en enero. Todavía no se ha establecido la fecha. No tengo apuro: nuestra familia cuenta con un vehículo. Una vez más, mi primer título, el que gané en 1994, también vino acompañado por un automóvil.

Recuérdanos cómo sucedió.

El Campeonato Ruso de 1994 fue el primero, después de muchos años, con buenos premios. Hubo un periodo en el que no se entregaron premios y el torneo no contó con una nómina fuerte, pero en 1994 comenzó una nueva era, y tuve la suerte de ganar ese año. En 1995, la nómina fue aún más fuerte, pero ya no entregaron un automóvil al ganador, y también gané ese torneo. Los organizadores periódicamente encuentran patrocinios dentro de la industria automotriz, pero no todos los años.

¿Qué automóvil ganaste en 1994?

Un Hyundai Sonata, en ese entonces un automóvil bastante decente y que recibí en una versión bien equipada. Sin embargo, para dar una impresión más fuerte lo condujeron desde Moscú hasta Elista, y luego lo llevaron de vuelta hasta San Petersburgo. Eso redujo seriamente su valor en el mercado, pues un automóvil de ese nivel se vendía mucho mejor, en esa época, sin millaje. En 1994, nadie en nuestra familia sabía conducir y, más allá de la gran alegría que sentíamos por haber ganado el automóvil, su valor principal residía en el hecho de que podíamos venderlo. Al final, lo vendimos, pero con algo de dificultad y por un precio mucho menor del que podríamos haber recibido de haberse quedado en la sala de exposiciones en Moscú. No me estoy quejando, sin embargo, fue de todas formas un muy buen premio.

¿Por cuánto lo vendiste?

No recuerdo exactamente. Me parece que alrededor de $15-17.000. Esa fue mi primera gran victoria. Ese año, en general, fue el primero en el que comencé a ganar algo de dinero del ajedrez. Después de todo, ni siquiera era gran maestro en ese entonces.

¿En qué gastaste el dinero?

En la vida. Nada en específico.

¿Cuánto suele ser el premio monetario en el Campeonato Ruso?

Hace un buen tiempo ya el primer premio ha sido de un millón de rublos, sin importar cuánto represente este monto (actualmente, unos $17.000). Yo siempre he tenido una actitud bastante clara al respecto: nunca busco información sobre los premios hasta el final del torneo. Cuando comienzas a contar con el dinero que todavía no has ganado, tu juego empeora. Siempre trato de jugar lo mejor que pueda en el torneo y, recién en ese momento, después de la última partida, abro el archivo con las reglas del torneo y me alegro o me decepciono, dependiendo de cómo he jugado. Está claro que mientras mejor juegues más dinero obtienes.

¿Un millón de rublos es una suma grande para ti ahora?

No altera mi vida fundamentalmente, pero definitivamente no es dinero que será desperdiciado en mi hogar.

La ceremonia de clausura: Nikita Vitiugov quedó segundo y Daniil Dubov tercero | foto: Boris Dolmatovsky, Federación Rusa de Ajedrez

¿Cuál es el premio más grande que has recibido en tu carrera?

Gané la Copa del Mundo y, por la victoria, en ese entonces, recibías $120.000. De eso, la federación internacional, FIDE, se lleva el 20%. Entonces, me quedé con $96.000.

¿20%? ¿No es mucho?

En cuanto a las preguntas que se refieren a la FIDE, la mayoría de la gente con la que hables te dará la misma respuesta (se encoge de hombros). La FIDE es una organización que solo te puede provocar molestias si tratas de explicar sus acciones lógicamente.

Volvamos a 1994. Tu primera victoria en el Campeonato Ruso. La situación en el país era complicada casi en todos lados y en todos los sectores. ¿Bajo qué circunstancias se llevó a cabo el torneo?

La gente que gusta del ajedrez, tanto en ese entonces como ahora, generalmente no tiene mucho dinero. En Elista vivimos cosas del día a día que requerían adaptación, pero siempre fue agradable jugar allí. A los ajedrecistas no les sobra la atención del público, por lo que jugar en lugares en los que la gente está genuinamente interesada en el ajedrez, donde los espectadores llenan la sala de juego y donde la gente se te acerca en la calle y te hace una pregunta sobre la partida del día (es más, te preguntan algo significativo y luego pueden entablar una conversación) es algo bastante extraordinario. Es agradable cuando sucede. Los Campeonatos Rusos se jugaron ahí entre 1994 y 1997. Eso, y el hecho de que había buenos premios y un automóvil, está conectado con el hecho de que Kirsan Ilyumzhinov, quien en ese entonces recién había llegado al mundo del ajedrez, estaba involucrado activamente en llevar el ajedrez y Kalmukia a las masas. Antes de ese torneo, la mayoría de nosotros no podría haber encontrado Kalmukia en una mapa. Gracias a Ilyumzhinov se creó una especie de oasis artificial en ese lugar, donde el ajedrez se estaba desarrollando con más rapidez que en cualquier otra parte de Rusia y, tal vez, del mundo.

¿El ajedrez ruso tuvo la fortuna de contar con alguien como Ilyumzhinov?

Actualmente, él no está involucrado con el ajedrez ruso sino con el ajedrez en general, pues fue ascendido rápidamente y se ha quedado en esa posición por, aparantemente, 20 años. Cómo puedo decirlo... No tengo dudas de que cuando Kirsan Nikolaevich llegó sus intenciones eran exclusivamente buenas, pero sus primeros intentos de hacer algo en el ajedrez fueron recibidos con hostilidad. Nunca ha sido popular en Occidente. Desde mi punto de vista, durante sus primeros años en la FIDE no se merecía eso, pero en lo que se ha convertido la FIDE los últimos años... Es muy difícil encontrar alguien que no esté de acuerdo con el hecho de que la FIDE necesita cambios radicales en lo que se refiere a su personal. Sin embargo, como la experiencia lo demuestra, conseguir eso no es tan sencillo.

¿Cómo recibió el mundo del ajedrez el anuncio de que él se había encontrado con alienígenas?

Bueno, qué puedo decir... con una sonrisa. Si hablamos seriamente del tema, está claro que es uno de los problemas que el ajedrez debe resolver en este momento. Cuando la federación está dirigida por alguien que, cuando pones su nombre en Google, devuelve todos estos resultados es poco probable encontrar patrocinios comerciales serios. Cuando te acercas a los directivos de una compañía "X", quienes no saben nada del ajedrez, ¿qué es lo primero que harán? Le pedirán a algún asistente que les prepare un reporte sobre con qué y con quiénes van a hacer negocios. Bueno, ¿y cómo se verá ese reporte? Listas de sanciones, encuentros con alienígenas...

Un reporte memorable.

Sí, sería interesante leerlo. El estado real de las cosas después de un reporte así dejará de ser importante. Esa historia sobre alienígenas es un obstáculo más cuando se trata de atraer a patrocinadores serios. No el único, pero sí uno más.

¿Tú crees en alienígenas?


Nunca me he encontrado con uno.

Está bien, pero ¿crees en ellos?

Es una forma extraña de plantear la pregunta. Intento, en lo posible, tener un enfoque racional hacia la vida. Por lo tanto, creer o no creer... no hago juicios de ese tipo. No me he encontrado con ellos. Tampoco he visto pruebas documentadas de su existencia.

Volvamos al comienzo de los 90 por última vez. Tenías las siguientes opciones: quedarte en el ajedrez, una ocupación que en ese momento no te garantizaba nada, o tomar un camino más garantizado.

A mí nunca me afectó una elección de ese tipo. En ese sentido, la historia del entrenador más importante que he tenido en mi vida, Andrey Mikhailovich Lukin, es más interesante y representativa. Yo era muy joven en ese entonces y tenía una herramienta lista para ser usada en mis manos para hacer algo en la vida. A mis 15 años, ya estaba claro que podría convertirme en un ajedrecista de cierto nivel. Solo quedaba saber de qué nivel y qué conseguiría exactamente. Si en ese momento hubiera tenido una elección más difícil: dedicarme al ajedrez o a alguna otra cosa, entonces sí. Repito, en ese sentido, Andrey Mikhailovich Lukin, un hombre que aportó mucho en mi vida, era ingeniero además de un muy fuerte ajedrecista. Él trabajaba con algún tipo de aleaciones aeroespaciales y cuando se dieron todos los cambios en Rusia decidió que trabajar como ingeniero sería más confiable. Yo nunca tuve esa elección.

¿Qué nivel de educación recibiste?

Tengo una educación hasta secundaria. Me inscribí a la universidad, estudié ahí por un periodo extremadamente corto de tiempo y me enfrenté a dificultades extremadamente desagradables conectadas con el hecho de que a pesar de ser una facultad que históricamente trataba bien a los ajedrecistas…

¿Qué facultad?

La Facultad de Economía de la Universidad Estatal de San Petersburgo. Muchos ajedrecistas se inscribieron ahí durante décadas, es decir, ahí entendían lo que significaba ser ajedrecista y tenían paciencia con ellos. Siempre te encontrabas con docentes, sin embargo, a los cuales no les gustaba que no fueras a clases, y yo me encontré con uno de ellos. No iba a clases no porque tenía una actitud irrespetuosa hacia la materia, sino porque en ese entonces tenía un calendario que me dejaba fuera de la ciudad durante la mitad del año. Al mismo tiempo, conocía la materia como para obtener una nota de "B", pero no podía aprobarla: el docente miraba su registro, veía una larga listas de letras "a" y decidía que, hasta que no se corrigiera el camino errado que había tomado en la vida, no aprobaría la materia. Bueno, y de alguna manera vi todo ese proceso y pensé: ¿realmente quiero ser un economista? Probablemente no. No puedo decir que nunca me arrepentí de esa decisión. Desde el punto de vista del crecimiento profesional, fue correcta. Desde un punto de vista personal, es discutible. Vi ejemplos de ajedrecistas contra los cuales yo jugaba al mismo nivel cuando entramos a la universidad, pero cuando ellos se graduaron yo ya me había alejado mucho en mi nivel ajedrecístico.

En 1997 venciste al reinante campeón del mundo, Garry Kasparov, en Tilburgo, entrando así al simbólico club Mikhail Chigorin. Me parece que es un club más bien trágico.

¿Cuál es ese club?

Es un club de ajedrecistas que nunca fueron campeones mundiales, pero que consiguieron vencer al reinante campeón del mundo en un encuentro oficial.

Francamente, ni siquiera sabía que ese club existía. De cualquier manera, para mí esas son cosas completamente irrelevantes que no afectan mi vida de ninguna manera.

¿Cuán bien recuerdas ese encuentro contra Kasparov?

Recuerdo esa partida a la perfección. Kasparov fue el ídolo de mi niñez. Construí mi repertorio de aperturas basándome en sus partidas, fui estudiante de su escuela, etcétera. Para mí, personalmente, Garry Kimovich era una persona extremadamente importante, y vencerlo en la primera partida que jugamos fue un tema de honor. La partida fue extremadamente dura. En general, jugar contra él siempre me drenaba mucha energía, pero eso es lo que debe suceder cuando te enfrentas a jugadores realmente grandiosos.

1. e4 c5 2. ♘f3 d6 3. c3 ♘f6 4. ♗e2 ♘bd7 5. d3 b6 6. O-O ♗b7 7. ♘bd2 g6 8. d4 cxd4 9. cxd4 ♘xe4 10. ♘xe4 ♗xe4 11. ♘g5 d5 12. ♗b5 ♗g7 13. f3 ♗f5 14. g4 h6 15. gxf5 hxg5 16. fxg6 a6 17. gxf7+ ♔xf7 18. ♗a4 ♖h5 19. ♗e3 ♘f6 20. ♕d2 ♕d6 21. ♖f2 ♖ah8 22. ♖g2 ♖h3 23. ♖f1 ♖8h4 24. ♗c2 ♘h5 25. ♗f5 ♘f4 26. ♗xh3 ♘xh3+ 27. ♔h1 ♕f6 28. ♖g3 ♕f5 29. ♗xg5 ♘xg5 30. ♖xg5 ♕h3 31. ♖g2 ♗f6 32. ♕d3 ♖xd4 33. ♕g6+ ♔e6 34. ♕e8 ♖c4 35. ♕d8 ♕f5 36. ♖e1+ ♗e5 37. ♕b8

1-0

¿No te decepcionó que se retire para entrar en la política?

Él es un adulto. Él debe decidir qué hacer. Es además una emoción algo extraña: ¿por qué debería molestarme lo que otras personas hagan con su vida? Con algunas de las cosas que dice estoy de acuerdo, con otras no. Pero es su vida.

¿Cuál es tu opinión respecto a su regreso al ajedrez?

Bueno, de hecho no regresó al ajedrez, solo jugó en un par de eventos de exhibición. Fue una pena muy grande para mí el no haber jugado en el mismo torneo en el que él participó. En San Luis se llevaron a cabo unos cuantos torneos: primero de ajedrez clásico y luego de rápidas y blitz. Recibí una invitación para el evento clásico y, si te dan la invitación a un torneo, no puedes recibir una invitación para los demás. Estaba extremadamente contento por la invitación, y fue posteriormente que anunciaron la lista de participantes del torneo de rápidas y blitz. En ese momento, por supuesto, estaba muy feliz de jugar en el torneo clásico, pero poder jugar un par de partidas más contra Kasparov después de tantos años hubiera sido increíblemente interesante.

Uno de los vídeos más populares de los que cuentan con tu presencia en YouTube se llama "Svidler pierde $30.000 en una jugada", y se refiere a tu derrota en la tercera partida de la final de la Copa del Mundo de 2015 ante Sergey Karjakin, cuando ibas ganando por 2-0. Después de eso, él remontó en el match y se llevó el título. En vez de ganar $90.000, te quedaste con solo $60.000. ¿Fue ese el error más grande de tu vida?

Los 30.000 no tienen ninguna importancia. Todo tuvo que ver con el estrés. Debido a eso, no pude lidiar con las tareas relativamente sencillas que enfrentaba en el tablero. 30.000 dólares es mucho dinero, pero esa cantidad no hubiera alterado fundamentalmente nada en mi vida. En juego estaba el título de la Copa del Mundo y, en mi caso, hubiera sido mi segundo título en ese torneo, algo que hasta ese momento no se había conseguido nunca. Y esa idea, sin duda, me puso presión. Recién este año Levon Aronian lo ganó por segunda vez, demostrándome cómo es que hay que hacerlo. El match contra Karjakin terminó siendo extremadamente espectacular.

Después de eso, todos me escribían: "No estés molesto, de cualquier manera clasificaste al Torneo de Candidatos, y fue interesante seguir el match". Pero, para Karjakin y para mí, la palabra "interesante" no describe lo sucedido. Después del match, se tomaron varias fotografías en las que estamos parados uno al lado del otro y Sergey está recibiendo la copa. El hecho de que yo me vea terrible es comprensible: había dejado escapar una oportunidad completamente única. Pero Sergey también se ve terrible, y tal vez había conseguido uno de los más grandes éxitos de su carrera. Simplemente estábamos perdidos. La Copa del Mundo dura un mes, y jugar una final así es una prueba realmente dura.

En esta fotografía Karjakin consiguió mostrar una sonrisa | foto: sitio web oficial

Karjakin tiene puntos de vista totalmente opuestos a los de tu ídolo Kasparov. ¿Qué opinas de su politización?

Él también es un adulto con derecho a tener sus puntos de vista. Lo que es importante entender sobre Sergey es que es una persona extremadamente sincera. Si dice algo es porque realmente lo cree. Por supuesto, hay profesionales que manejan sus relaciones públicas, pero al mismo tiempo yo sé que no está mintiendo. Con frecuencia, no estoy de acuerdo con él, pero es su vida y la vive de la forma que le parece correcta.

"Siempre apoyé abiertamente a Vladimir Putin, pero ahora, finalmente, puedo hacerlo oficialmente. Equipo Putin. ¡Estoy en el equipo!"

¿Lo seguirías y te unirías al equipo Putin?

¿Yo? No. En general no me uno a ningún tipo de equipos.

Ver más:


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 2

Invitado
Guest 5433977578
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.