Reportajes 10/08/2019 | 14:00por IM David Martínez

El conquistador del abismo (y V)

Último artículo sobre Leonid Stein escrito por Antonio Gude.


MOSCÚ, 1967

El resultado de este gran torneo, que conmemoraba los 50 años de la Revolución de Octubre, resultó sorprendente para muchos.

No es que Stein fuese precisamente un desconocido, pero entre los participantes se encontraban el vigente campeón del mundo (Petrosian, que finalizó 12º, con sólo el 50% de la puntuación) y el subcampeón (Spassky, 8º), además de dos excampeones mundiales (Smyslov y Tal) y otros grandísimos jugadores, como Keres, Geller, Bronstein, Gligoric o Portisch.

Pero el dominio que el gran maestro ucraniano ejerció sobre el torneo, junto con la decepcionante actuación de los grandes, fue lo que realmente impresionó a público y expertos. Con +6 =10 -1, Stein sumó 11 puntos y se llevó los 2.000 rublos del primer premio, una cantidad, por cierto, insólita para los torneos de la época.

Su juego fue contundente, efectivo, preciso y, como siempre, elegante.

1. e4 e5 2. ♘f3 ♘c6 3. ♗b5 a6 4. ♗a4 ♘f6 5. O-O ♘xe4 6. d4 b5 7. ♗b3 d5 8. dxe5 ♗e6 9. c3 ♗c5 10. ♘bd2 O-O 11. ♗c2 La Variante Dillworth, que se plantea con

11... f5

11... ♘xf2 12. ♖xf2 f6 13. exf6 ♗xf2+ 14. ♔xf2 ♕xf6 15. ♘f1 ♘e5 16. ♗e3+/= , quedó relegada hace tiempo, pues las negras tienen una ardua tarea en la lucha por igualar. Por otro lado, las blancas deberán jugar muy preciso y conocer las sutilezas de este sistema.

11... ♗f5 se jugó en varias ocasiones en los matches Karpov-Korchnoi.

12. ♘b3 ♗b6 13. ♘fd4 ♘xd4 14. ♘xd4 ♕d7

14... ♗xd4 15. cxd4 f4 16. f3 ♘g3 es una aguda variante que data de los tiempos del match por radio EEUU-URSS de 1945, concretamente de la partida Smyslov-Reshevsky, en la que siguió: (16... ♘g5 17. a4± ) 17. hxg3 fxg3 18. ♕d3! ♗f5 19. ♕xf5 ♖xf5 20. ♗xf5 ♕h4 21. ♗h3 ♕xd4+ 22. ♔h1 ♕xe5 23. ♗d2 ♕xb2 24. ♗f4 c5 25. ♗e6+ ♔h8 26. ♖ad1 y las blancas ganaron en 46 jugadas. En su match de candidatos con Timman (El Escorial, 1993), Short jugó 15.Dxd4 para eludir las complicaciones.

15. f3 ♘c5 16. ♔h1 Era mejor

16... ♘b7

16... ♖ae8! 17. b4 ♘a4 18. ♕d3 c5 19. ♘xe6 ♖xe6 20. ♗xa4 bxa4 21. bxc5+/= , como se jugó en la partida Kieninger-Bogoljubov, Cracovia 1941.

17. ♗e3 c5 18. ♘xe6 ♕xe6 [#] Según Kasparov, "la primera de una serie de fuertes jugadas. Después de la natural,

19. a4!

19. f4 (que, como dijo Simagin, sería la jugada elegida por una abrumadora mayoría de maestros), con 19... ♖ad8 las negras podrían haber resuelto sus problemas de apertura."

19... ♘a5 20. ♗f2 Si

20... ♔h8

20... ♕xe5 , 21. ♖e1 ♕d6 22. axb5 axb5 23. b4 cxb4 24. ♗xb6 ♕xb6 25. ♕xd5+ ♔h8 26. cxb4+− , con ventaja decisiva. Gufeld y Lazarev, en su libro 'La estrategia del riesgo', escriben que a 20...Cc4 Stein tenía pensado seguir con 21. b3! Cxe5 22. axb5 axb5 23.Txa8 Txa8 24.Te1 f4 25. b4.

21. ♖e1 ♖a7 22. ♕e2 b4 23. cxb4 cxb4 24. ♗xb6 ♕xb6 25. ♖ad1 ♕c5

25... ♕e6 26. ♕d2!+− (Dolmatov).

25... b3! (Kasparov) 26. ♗b1! ♕e6 27. ♕d3 ♖d7 28. f4 .

26. ♗d3! ♕b6 27. ♗b1! ♕c6 28. ♕d2! Toda esta maniobra de Stein pone en evidencia la descoordinación de las piezas negras y fuerza una secuencia prácticamente única.

28... ♕xa4 29. ♕xd5+− ♘c6 [#]

30. ♗xf5! La posición negra se desmorona.

30... ♕b5

30... ♖xf5? 31. ♕d8+ ♘xd8 32. ♖xd8++−

31. ♕d6 ♕b8 32. ♕xc6 ♖xf5 33. e6 ♖e7 34. ♖d7 ♖e8 35. ♖b7 ♕c8 36. ♖c7 O bien

36... ♕b8

36... ♕d8 37. e7 ♕b8 38. ♖c8 ♖xc8 39. e8Q+ ♖xe8 40. ♖xe8++−

37. ♕d7 ♖g5 38. f4 ♖g6 39. f5 ♖g5 40. f6!

1-0

1. e4 e6 Uhlmann era un buen cliente de Stein, pues a pesar de haber perdido su primera partida (en 1962), el ucraniano le ganó las cuatro partidas restantes entre ambos.

2. d4 d5 3. ♘d2 c5 4. ♘gf3 cxd4 5. exd5 ♕xd5 6. ♗c4 ♕d6 7. O-O ♘f6 8. ♘b3 ♘c6 9. ♘bxd4 ♘xd4 10. ♘xd4 ♗e7

10... a6 11. ♗b3 ♕c7 12. ♖e1 ♗d6

11. b3 a6 12. ♗b2 La alternativa es

12... O-O Esta es la continuación preferida, entre otros, de Korchnoi y Ubilava. Las estadísticas de la textual arrojan un resultado muy favorable a las blancas, pero hay que tener en cuenta que, con permiso de Korchnoi, Uhlmann era entonces el mayor especialista mundial en la Francesa.

12... b5 13. ♕f3 ♖b8 14. ♗d3 ♗b7 15. ♕h3± Ghizdavu-Padevsky,N/Varna/1973/ Inf 15/201/

13. ♕f3 ♕c7 14. ♖fe1 b5 No

14... ♗d6 15. ♕h3+/=

15. ♗d3

15. ♕xa8? , por 15... 15... ♗b7 16. ♕xf8+ ♗xf8 17. ♗f1 ♘g4 , con ventaja negra.

15... ♗b7 16. ♕h3 Aparecen los fantasmas. Era preferible

16... g6

16... ♖fe8 17. a4 bxa4 18. ♖xa4± , aunque las blancas seguirían estando mejor.

17. a4 bxa4 18. ♖xa4 Con la amenaza 19.Cxe6! fxe6 20.Dxe6+ Tf7 21.Ac4. Con la amenaza 19...Cf4, pero era imprescindible

18... ♘h5? [#]

18... ♘d5 , y si ahora 19. ♘xe6 (19. ♗xg6 fxg6 20. ♘xe6 ♕d7 , con posición difícil de evaluar)) 19... fxe6 20. ♕xe6+ ♖f7 21. ♗xg6 hxg6 22. ♕xg6+ ♔f8 23. ♖g4 ♔e8 y en esta complicada posición las negras tal vez podrían pescar en río revuelto.

19. ♘xe6! fxe6 20. ♕xe6++− ♖f7 21. ♗c4 Uhlmann cae en la trampa. Aunque después de

21... ♕f4?

21... ♗f8 22. ♗e5 ♕e7 23. ♕xe7 ♗xe7 24. ♗c3 ♗f8 25. g4 ♘g7 26. ♗xf7+ ♔xf7 27. ♖f4+ ♔g8 28. ♗b4 , la actividad de las torres daría clara ventaja a las blancas.

22. ♕xf7+ ♕xf7 23. ♖xe7 La cosa está clara y las negras se rindieron. Les gustará saber el tiempo total de reflexión que invirtió el ganador: ¡35 minutos!

1-0

1. d4 ♘f6 2. c4 g6 3. ♘c3 ♗g7 4. e4 d6 5. ♘f3 O-O 6. ♗e2 e5 7. d5 a5 8. O-O ♘a6 9. ♗g5 h6 10. ♗h4 g5 11. ♗g3 ♘h5 12. ♘d2 ♘f4 13. ♗g4 ♘c5 14. f3 c6 15. ♕c2 cxd5 16. cxd5+/= b5 17. a4 bxa4? 18. ♘c4 h5 19. ♗xc8 ♖xc8 20. ♘xa4 ♕c7 21. ♘e3! ♕a7 22. ♗f2 ♘cd3 23. ♕d2 ♘xf2 24. ♖xf2 g4 25. ♘f5 gxf3 26. ♔h1? [#] En la undécima ronda se enfrentaron Gligoric y Stein en una compleja India de Rey, en la que se llegó a la posición del diagrama, después de 26. Rg1-h1?, que permitió al GM de Lvov rematar brillantemente la lucha. Con 26. h4! las blancas habrían podido resistir.

26... ♕xf2! 27. ♕xf2 fxg2+ 28. ♕xg2 ♘xg2 29. ♔xg2 ♖c2+ 30. ♔f3 ♖b8 31. ♔e3

31. ♖g1 ♖b3+ 32. ♘c3 ♖cxb2 33. ♖xg7+ ♔f8−+

31... ♖b3+ 32. ♘c3 ♖bxb2 33. ♖a3 ♖xh2 34. ♔d3 ♖h3+ 35. ♘e3 ♗h6 36. ♘d1 ♖b1

0-1

Aquel mismo verano, el GM Kotov escribió: “Sus recientes éxitos han elevado a Leonid Stein hasta el pedestal del trono ajedrecístico. Muchos creen que, dentro de dos años, será el gran maestro de Lvov quien se enfrente a Tigran Petrosian.” Pero las cosas no sucederían así.

LA MALDICIÓN SIGUE VIVA

Interzonal de Sousse, otoño de 1967.

Según Kasparov, su juego en el Interzonal fue muy inferior al desplegado en Moscú. Parecía que estaba reviviendo el síndrome de Estocolmo. Perdió contra casi todos sus rivales directos, incluido Gligoric, con quien hasta ese momento tenía un score favorable de 7-0. También contra Fischer, en una partida en la que, según Gufeld, “estaba irreconocible”. Sin embargo, la lucha en aquella partida no fue tan mala,  pues fue premiada como la mejor del período por el jurado del Informator nº 4.

Pese a todo, Stein logró recuperar posiciones y, en última instancia, pudo compartir el sexto puesto con Hort y Reshevsky, con quienes debía disputar, ¡una vez más!, un triangular de desempate. La elección de sede (Los Angeles) fue ya un mal augurio. En cualquier caso, Leonid era el claro favorito para todo el mundo y marchaba en primer lugar hasta que perdió en la última ronda con Hort, lo que tuvo como consecuencia un nuevo triple empate y que el clasificado para el ciclo de Candidatos fuese el veteranísimo de 56 años Reshevsky, ¡que no había ganado ni una sola partida en las cuatro vueltas!, por mejor Sonneborn-Berger en el Interzonal.

Kasparov: “Tras sus sensacionales éxitos a mediados de la década, Stein sufrió un bache en su juego: su sistema nervioso no pudo soportar las demasiado crueles experiencias a que le había sometido el destino.”

En el ciclo siguiente de la lucha por el título mundial, Stein ni siquiera logra clasificarse, finalizando sexto en el 37º Campeonato de la URSS (y Zonal, 1969)

A fines de 1969, obtiene el mejor resultado en el primer tablero del Campeonato de la URSS por equipos, y es segundo en el torneo de Caracas, 1970. Un torneo, por cierto, que fue el debut internacional de Karpov, que allí consiguió su norma definitiva de gran maestro.

En el 38º Cto URSS (Riga, 1970) es tercero +8 =12 -1, con 14 de 21.

En el 39º Cto URSS (Leningrado, 1971) es quinto empatado, 12 de 21 (+8 =8 -5), pero vence a Tal y Polugaievsky, y estas dos partidas son consideradas las mejores del torneo.

GRAN ÉXITO EN EL MEMORIAL ALEKHINE

Han pasado cuatro años y de nuevo Moscú pone en marcha un supertorneo, el Memorial Alekhine, con los dieciocho más famosos jugadores del orbe, incluidos tres excampeones mundiales y uno futuro, Karpov.

Stein da, por fin, una exhibición de regularidad. Había logrado sistematizar sus hábitos y, aun sin seguir una estricta dieta deportiva, se había preparado a fondo para el torneo. Antes de la última ronda, es líder en solitario y sólo en esa jornada final es alcanzado por el joven Anatoly Karpov. Ambos suman 11 de 17. Stein, invicto con +5 =12. Y Pravda lleva a su primera plana este titular (a propósito del joven Karpov): “Ha nacido una gran estrella del ajedrez.”

Kotov: “Estamos acostumbrados a que, tras un flojo comienzo, Stein pise a fondo el acelerador y consiga el triunfo en la línea de meta. Aquí su táctica fue completamente distinta. ¿Por qué? ¿Fatiga o sobria evaluación de las propias posibilidades”. Y Gufeld remacha: “Sí, Stein había cambiado. Su juego era menos romántico y mucho más práctico. Se diría que había estado desarrollándose, ante nuestros ojos, como un auténtico luchador de torneo, que había sabido cultivar su talento natural y enriquecerlo con la experiencia.”

Stein se había convencido, desde hacía tiempo, que necesitaba un entrenador permanente si quería mantenerse al más alto nivel competitivo. Un feliz entendimiento con Vladimir Savon hizo que ambos se decidiesen a colaborar juntos de cara al Interzonal de Brasil. Pero antes, Stein fue convocado para el Europeo de países que se jugaría en Bath (Inglaterra) en julio.

Est partida fue la segunda mejor del período para el jurado de Informator.

1. c4 ♘f6 2. ♘c3 e6 3. ♘f3 b6 4. e4 ♗b7 5. ♕e2 Novedad e idea de Stein.

5... ♗b4 6. e5 ♘g8 7. d4 d6 8. a3 ♗xc3+ 9. bxc3 ♘e7 10. h4! Las blancas buscan abrir la posición para sus alfiles, a pesar de que "están desafiando a las reglas clásicas: sus piezas aún no están desarrolladas, su centro es inestable, su rey se encuentra en el centro del tablero, sus torres no están conectadas, y el peón h, como un soldado indisciplinado, se embarca en una marcha azarosa" (Gufeld y Lazarev).

10... ♘d7 11. h5! Es como si Stein ignorase el juego de su rival, y su rival es... ¡un tal Smyslov! ¿Tanta fuerza tiene el avance del peón h? La criatura cibernética Alpha Zero parece confirmar la fuerza de esos avances, qu recientemente tanto han influido a Carlsen y, por cierto, algo que ya había puesto de relieve Bent Larsen en los sesenta, en algunas de cuyas partidas avanzó ambos peones de torre en fase temprana de la lucha.

11... ♗xf3 Las negras aceptan el sacrificio de peón. Según Kasparov, la destrucción del centro blanco había que precederlo de 11...h6

11... h6 , a lo que podría seguir 12. ♗f4 ♗xf3 13. ♕xf3 dxe5 14. dxe5 c6 15. ♖d1 ♕c7 16. ♗e2 O-O-O y la posición blanca es preferible.

12. ♕xf3 dxe5 13. h6! gxh6

13... g6

14. ♗xh6

14. ♗d3! Kasparov 14... ♘g6 15. ♗e4 ♖b8 16. ♗c6 ♘e7 17. dxe5 ♘xc6 18. ♕xc6 ♕e7 19. ♗e3

14... exd4 15. ♗g7 ♖g8 16. ♖xh7 El error que hunde definitivamente a las negras. Con la alternativa

16... ♘f5?

16... ♘f8! 17. ♗xf8 ♖xf8 18. O-O-O c5! 19. ♗d3 , aunque la posición es compleja, tendrían mejores posibilidades defensivas que en la partida.

17. ♗xd4 c5 [#]

18. g4! Después de esto, Stein no dará respiro a su rival.

18... cxd4 19. gxf5 Otra posibilidad era

19... e5

19... ♘f6 20. fxe6 fxe6 21. ♖h6 dxc3 Aquí también servía 22. ♕xc3 Hay que ver cómo se ha abierto la posición, con ambos reyes todavía en el centro. (22. ♖d1 c2 23. ♖c1! ) 22... ♔f7 23. ♖d1 ♕e7 24. c5 bxc5 . Ahora hay un ataque imparable: 25. ♖xf6+! ♕xf6 26. ♖d7+ ♔g6 27. ♗d3+ ♔g5 28. ♕c1+! ♔g4 (28... ♕f4 29. ♕xc5+ e5 30. ♕e7+ ♕f6 31. f4+! ) 29. ♗e2+ ♔f5 30. ♕xc5+ e5 31. ♕c2+ ♔g5 32. ♕h7! (análisis de Inarkiev).

20. ♕d5! ♖f8 21. cxd4 ♖c8 22. ♖d1

22. ♖a2 Dvoretsky

22... ♕e7 23. ♗g2! Evacua f1 para el rey. Por supuesto, abrir la columna e sería nefasto para las negras, pues sólo podría ser explotada por la torre blanca de d1.

23... ♖g8 [#]

23... exd4+ 24. ♔f1

24. ♕b7! ♖xc4 Era más preciso

25. dxe5

25. ♕a8+! ♕d8 26. ♕d5 , aunque la textual también es ganadora.

25... ♕xe5+ 26. ♔f1 ♕b5 27. ♔g1! ♕c6 Aún era más fuerte

27... ♖xg2+ sólo sería apelar al pataleo: 28. ♕xg2 ♕xf5 29. ♕g8+ ♘f8 (29... ♔e7 30. ♖xf7+! ) 30. ♖d8+ ♔xd8 31. ♕xf8+ ♔c7 32. ♖xf7+

28. ♕xc6

28. ♖h8!

28... ♖xc6 29. ♖h8! ♖g6 30. fxg6 ♖xh8 31. ♗c6 ♖g8 32. ♗xd7+ ♔e7 33. ♗f5 fxg6 34. ♖d7+ ♔f6 35. ♗d3

1-0

Mijalchishin y Kart consideran que entre 1967 y 1971 Stein debía ser el segundo jugador del mundo, sólo detrás de Spassky. Parece que no tienen en cuenta a Bobby Fischer ni a Bent Larsen. Pero si admitimos que Fischer en 1970/71 debía ser ya el número uno o dos del mundo, entonces Stein seguramente era el número tres.

Sin embargo, el ranking internacional no avala esa estimación. Recordemos que el sistema Elo comenzó a aplicarse en 1971. En la primera lista (1º Fischer 2760, 2º Spassky 2690, 3º Korchnoi 2670)  Stein no aparece entre los diez primeros y en las tres siguientes sólo en 12º lugar, con 2620 puntos. Misterios de la estadística y el cálculo de probabilidades.

Aunque no se había clasificado, en 1972 Stein recibió una buena noticia: la FIDE le había dado una wild card (junto con otros siete jugadores), por sus méritos deportivos, para participar en uno de los interzonales, que esta vez serían dos: Leningrado y Petrópolis (Brasil).

EL JUGADOR POR EXCELENCIA

Stein era sanguíneo, excesivo, jugador y fumador empedernido. Bebedor también. Sus amigos y quienes lo conocieron bien cuentan numerosas anécdotas suyas. En los primeros años de su implicación seria en ajedrez solía jugar partidas de cartas o de billar, apurándose una copa de brandy, mientras su adversario de turno pensaba. Se le reprochaba esa indisciplina. Pero su tremendo talento innato tapaba todas las bocas. No era muy estudioso, confiaba en su enorme capacidad táctica y en su fino instinto posicional. En la apertura no prestaba demasiada atención a sutilezas o novedades teóricas y, a pesar de eso, rara vez quedaba en desventaja en la fase inicial.   

Nunca había recopilado sus propias partidas y rara vez se dignó comentarlas para una publicación técnica, y cuando lo hizo sus comentarios no podían ser más esquemáticos. No era sólo cuestión de indolencia, sino de impaciencia y de necesidad de acción ante el tablero.

Stein se interesaba por la filosofía y la historia, por Freud y el psicoanálisis. Ese interés le permitió superar, aunque con dificultades, su endémica falta de disciplina y, si bien con cierto retraso respecto a la edad convencional en que suelen cursarse estudios superiores, logró finalmente graduarse en periodismo por la Universidad de Lvov.

Raymond Keene, en su libro Leonid Stein, Genius of Attack, incluye una última partida (con Langeweg) que data de 1983, es decir, diez años después de su muerte. Aunque después de la famosa partida Maróczy-Korchnoi, sabemos que los muertos también juegan (véase el excelente artículo de Martín Arriaran, en El Cubo de Rubik, ‘Ajedrez entre dos mundos’ https://antoniogude.com/korchnoi-maroczy-ajedrez-entre-dos-mundos/).

En Mis geniales predecesores (III), Kasparov cuenta que en el torneo internacional de Bakú (1980), Gufeld le había dicho (mirando cautelosamente en torno): “Sabes, en 1973 Stein era más fuerte que Karpov”.

Por cierto, ¿sabían que Stein era otra de las bestias negras de Tal? Pues lo era. Tal nunca pudo ganarle ni una sola partida. Entre 1961 y 1972 disputaron 18, con el resultado de +4 =14 -0, favorable al ucraniano.

TRISTE FINAL

En abril de 1973 participa en el fuerte torneo internacional de Las Palmas, que gana, empatado con Petrosian, con 9,5 puntos de 15 (+4 =11), por delante de Hort, Andersson, Panno y Ribli. Stein parecía haber logrado el equilibrio técnico necesario para ganar torneos. Y el día 22 es uno de los simultaneadores en la exhibición masiva del Paseo de las Alcavaneras, con más de 4.000 niños.

El autor y ajedrecista grancanario Ricardo Moyano, en charla privada, cuenta: “Tenía una mirada brillante, extraña, como de desesperación.

Poco después, el día 29 de ese mismo mes, juega con Sveshnikov y le gana, en el match-torneo de los tres equipos soviéticos. Sería su última partida.   

En una reciente entrevista había declarado que al fin se sentía realmente dispuesto a luchar por la conquista del campeonato mundial. Y por esos días, en el Club Central de Moscú, parecía encontrarse en forma y de buen humor, optimista, con aspecto de gozar de buena salud y “amenazando” a sus colegas con que iban a ver a un nuevo Stein.

Pero en la madrugada del día 4, en el Hotel Rossia donde se hospedaba, comenzó a sentir unos fuertes dolores de cabeza y en la enfermería del hotel le dieron unos analgésicos que, lamentablemente, no surtieron efecto. Los dolores no remitían. Entonces, a las seis de la mañana, la enfermera le aplicó una inyección de Dipirona (hoy Nolotil, metamizol sódico) y poco después el gran jugador decía adiós a este mundo.      

Sabemos que, allí donde esté (seguramente en el cielo del ajedrez),  Leonid Stein juega, fiesta perpetua, interminables maratones de Blitz con Geller, Tal y Bronstein, grandes amigos suyos. Lo que no ha podido conseguir es dejar de fumar. Pero lo cierto es que tampoco lo ha intentado.

Todos los artículos de Antonio Gude sobre Stein:

El conquistador del abismo (I)
El conquistador del abismo (II)
El conquistador del abismo (III)
El conquistador del abismo (IV)
El conquistador del abismo (V)


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 4

Invitado
Guest 7835491618
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options