Reportajes 04/08/2019 | 22:00por chess24 staff

El conquistador del abismo (III)

Tercer artículo de Antonio Gude sobre la figura de Leonid Stein. Puedes leer el anterior aquí.



CAMPEÓN CON SUSPENSE

De alguien sanguíneo e impulsivo, tan proclive a los vaivenes emocionales, no podía esperarse demasiada ecuanimidad. Sin embargo, después de Estocolmo, Stein hizo un profundo análisis autocrítico. ¿En qué punto estaba su juego? ¿Por qué le había costado tanto, al principio, ganar una partida? ¿Cómo había podido ocurrir el imperdonable desliz con Filip? En general, estaba satisfecho con su juego en las posiciones de ataque. Sí, decididamente, cuando sus contrarios le permitían atacar, su juego no podía ser más eficiente, como sucedió con Portisch y otros, que se concedieron relativas veleidades, pero cuando no era así… ¿Por qué no era capaz de controlar el resultado en partidas decisivas, como la última con Olafsson?

En el 31er Campeonato de la URSS (Leningrado, 1963) Stein tampoco empezó precisamente deslumbrando: ¡ocho tablas! Se diría que le costaba ponerse a tono, cogerle el ritmo al torneo. Sin embargo, se apreciaba una novedad en su juego: ahora era capaz de manejar con maestría posiciones equilibradas o ligeramente desfavorables, sin caer en despropósitos o burdos errores. Su ajedrez se iba afianzando al más alto nivel.

Pero en la novena ronda venció a Novopashin, y tras esa partida encadenó una serie americana. A falta de tres rondas, sólo le superaba en la tabla Ratmir Jolmov y ese día debían enfrentarse entre sí. Gran partida, en un final muy técnico, especialidad de Jolmov, quien, sin embargo, no logró resistir la impecable conducción de su rival, que se impuso, colocándose así al frente de la tabla. Al inicio de la última ronda, Stein aventajaba a Jolmov y Spassky en medio punto y para proclamarse campeón de la URSS sólo tenía que vencer, con blancas, a Bagirov. Pero, una vez más, los nervios le jugaron una mala pasada y ¡perdió! Sin embargo, no todo fue fatalidad, ya que sus más directos rivales sólo hicieron tablas, produciéndose un triple empate en el primer puesto.

Un torneo triangular (Moscú, 1964) decidiría el nuevo campeón.

Esta vez Stein marcó su territorio, al ganarle, con negras a Spassky en la primera partida. Luego, siguió jugando con firmeza y, por fin, se proclamó brillante campeón soviético (+2 =2). Por segunda vez, ganaba un triangular de desempate, pero sería la última. En el país del ajedrez, Stein era reconocido como una nueva estrella. Vassily Panov escribió en los boletines del torneo que su triunfo había sido muy merecido, y subrayó: "¡Qué confianza en sí mismo, qué autocontrol! Tales nervios de acero y fe en sus propias posibilidades le garantizan muchos éxitos.” ¿Nervios de acero? ¿Estaba ciego Panov? Se equivocaba de plano y Stein lo sabía mejor que nadie. Aunque hubiese detectado algunos de sus defectos y el problema de su sistema nervioso o su inestabilidad emocional, aún no sabía cómo resolverlos. Lo que había sucedido en Leningrado y Moscú fue que el talento de Leonid era inmenso y sus deficiencias técnicas casi pasaban desapercibidas, ante la fuerza del juego que desplegaba: agresividad, imaginación, elegancia, un don especial para cohesionar y optimizar sus piezas…

Su siguiente compromiso, el Zonal URSS o Zonal de los Siete, como se le llamó popularmente, suponía un obstáculo considerable, porque los otros seis eran Korchnoi, Bronstein, Spassky, Geller, Jolmov y Suetin.

La actuación de Stein no fue muy lucida, pero sí tuvo la consistencia necesaria para un torneo clasificatorio, y finalizó empatado en el segundo puesto con Bronstein (+2 =9 -1), a medio punto de Spassky. Korchnoi le infligió su única derrota. Los tres primeros se habían clasificado para el Interzonal de Amsterdam. 

1. e4 c5 2. ♘f3 d6 3. d4 cxd4 4. ♘xd4 ♘f6 5. ♘c3 a6 6. ♗e2 e6 7. O-O ♗e7 8. f4 ♕c7 9. ♕e1 O-O Korchnoi esperaba seguir aquí el curso de la reciente partida Stein-Spassky (triangular de desempate Cto. URSS, Moscú 1964) :

10. ♕g3 [#]

10. ♗e3 b5 11. ♗f3 ♗b7 12. e5 dxe5 13. fxe5 ♘fd7 14. ♕g3 ♗xf3 15. ♘xf3 ♗c5! , sin problemas para las negras. Pero Stein recordó la inclinación de Korchnoi por la caza y captura de peones, y tuvo la inspiración de inducirle a ella.

10... ♕b6 11. ♗e3 ♕xb2 La textual es mejor que En cuanto a

12. ♗f2

12. ♕e1 ♕b6! 13. ♘f5 ♕d8 14. ♘xe7+ ♕xe7

12. ♘a4? , era decididamente mala, por 12... ♕b4 13. ♘b6 ♘xe4! "Un pequeño, pero importante detalle psicológico: contrariamente a su costumbre, Stein pensó durante mucho tiempo en la apertura, y llegué a la conclusión de que debía haber encontrado el sacrificio de peón ante el tablero. En principio, incluso me pareció que había calculado mal. A juzgar por el ulterior desarrollo de la partida, subestimé las posibilidades de las blancas" (Korchnoi).

12... ♕b4 13. e5!

13. ♖ab1 ♕a5 14. ♘f5 exf5 15. ♗b6 ♘xe4! , con posición complicada y difícil de evaluar.

13... dxe5 14. fxe5 La retirada alternativa

14... ♘e8 Fiel a su estilo, Stein fija sus miras en el rey contrario, pero era de considerar

14... ♘fd7 , llevaría a un juego poco esperanzador para las negras. Por ejemplo: 15. ♘d5! exd5 16. ♘f5 g6 17. a3! ♗h4! (17... ♕e4? 18. ♘xe7+ ♔g7 19. ♗d3 ♕xe5 20. ♘f5+ ♔g8 21. ♗d4! , y las blancas ganan, ya que ahora no es posible 21... ♕xg3 por 22. ♘h6# ) 18. axb4 (18. ♘xh4 ♕e4 ) 18... ♗xg3 19. ♘e7+ ♔g7 20. ♗xg3 ♘b6 21. ♗f2 y las blancas mantienen la iniciativa (análisis de Korchnoi) .

15. ♗d3 Otra posibilidad era

15. ♘b3! (Korchnoi), con la amenaza 16. a3. 15... ♕a3 16. ♗e3 ♘c6 17. ♖f4! ♘xe5 18. ♖a4 ♕b2 19. ♗d4 ♘c6 20. ♖b1 ♕xc2 21. ♗d3 ♗h4 , como se jugó, muchos años después, en la partida Knezevic-Bistric, Banja Vrucica 1991, y ahora las blancas podrían haber logrado ventaja con 22. ♕f3! ♘xd4 23. ♖xd4 ♗f2+ 24. ♕xf2 ♕xf2+ 25. ♔xf2 , pues aunque las negras tienen tres peones por la pieza, mientras que las piezas blancas son todas activas, las suyas se encuentran confinadas en la octava fila.

15... ♕a5

15... f5 16. exf6 ♘xf6 17. ♘e4 , y las blancas siguen con su plan de asalto al enroque, dirigiendo sus piezas hacia el flanco de rey.

15... ♘d7 16. ♘e4 ♘c5 17. ♘xc5 ♗xc5 18. ♕h3 f5 19. exf6 ♘xf6 , con juego igualado.

16. ♘e4 ♘d7 17. ♘f3 Al comentar esta partida, Korchnoi lamentaba no haber jugado

17... g6

17... f5! , en cuyo caso podía haber seguido 18. exf6 ♘dxf6 (18... ♘exf6 19. ♕h3! ♘xe4 20. ♕xe6+ ♖f7 21. ♕xe4 ♘f6 22. ♕e5 ♕xe5 23. ♘xe5 ♖f8 24. ♗c4+ ♔h8 25. ♖ae1 ) 19. ♗d4! ♘xe4 20. ♗xe4 ♗c5 21. c3 ♘f6 (21... ♕xc3 22. ♗xh7+! ♔h8 23. ♕h4 ) 22. ♘g5! , y las blancas llevan el mando de las acciones, aunque, según Kasparov, sólo les bastaría para conseguir tablas.

18. ♗d4 ♘g7

18... ♕d8 19. ♕f4 ♘g7 20. g4 , con idea de Dh5 y Cg5.

19. ♘f6+ ♗xf6 20. exf6 ♘h5

20... ♘f5 21. ♗xf5 ♕xf5 (21... exf5? 22. ♕g5 con ventaja decisiva) 22. ♘e5 ♕e4 23. ♖f4 ♕e2 24. ♖e1 ♕d2 25. ♘f3! ♕a5 26. ♖h4 ♖e8 27. ♘g5 ♘f8 28. ♕e3 , con ataque decisivo.

21. ♕h4 "

21... ♕d8? [#]

21... e5 no daba resultado, en vista de 22. ♕g5 " (Korchnoi). Sin embargo, después de , Kasparov descubrió, con ayuda de su ordenador, el recurso 22... ♕a4! , y después de 23. ♗xe5 ♘xe5 24. ♘xe5 ♕d4+ 25. ♔h1 ♗f5 26. ♖ad1! h6! sutiles jugadas que sólo los módulos pueden descubrir 27. ♕xh6 ♗xd3 28. ♕g5 ♖ae8 29. ♘g4 ♖e4! 30. ♘h6+ ♔h7 31. cxd3 ♕e3 32. ♕xe3 ♖xe3 33. ♘g4 ♖e2 34. ♖c1 ♖xa2 35. ♘e5 ♖e2 36. d4 ♖e4 , y el juego debe acabar en tablas. Como puede apreciarse, se trata de una variante muy larga, que puede contener lagunas. Kasparov comentó: "Esto ya es un nuevo nivel de entendimiento ajedrecístico: el juego ultrapreciso de la era de las computadoras."

22. ♖ae1! ♘dxf6 Aquí el maestro Mikenas señaló la interesante posibilidad

22... ♘hxf6? 23. ♘g5

23. ♘g5

23. ♘e5 , y si ahora 23... ♘d7? 24. ♘xf7! ♕xh4 25. ♘h6#

23... e5 24. ♗xe5 No

24... h6 "La posición negra es trágica. De haber jugado las blancas 25.Txf6 o 25.Cxf7, la partida habría durado 15 o 20 jugadas menos" (Korchnoi). Por ejemplo:

24... ♘g4? 25. ♕xh5! h6 (25... gxh5 26. ♗xh7# ) 26. ♕xg6+ fxg6 27. ♗c4+ , con destrozo total. Como puede verse, la posición está minada.

25. ♗xf6

25. ♖xf6 ♗f5 26. ♖xf5 gxf5 27. ♕xh5 , etc.

25... hxg5 26. ♕xg5 ♘xf6 27. ♖xf6 ♕d4+ 28. ♔h1 ♕g4

28... ♔g7? 29. ♖xg6+ fxg6 30. ♕xg6+ ♔h8 31. ♕h7#

29. ♕h6 ♗f5

29... ♕h5? 30. ♖xg6+! fxg6 31. ♗c4+ .

30. h3 La alternativa

30... ♕d4 [#] Aunque no lo reconociese posteriormente en sus comentarios, durante la partida Korchnoi confiaba en esta defensa e incluso puede decirse que la secuencia precedente se basaba en inducir a Stein a sacrificar la calidad, confiando en sus excepcionales dotes defensivas.

30... ♕b4 conducía a una posición perdida: 31. ♖e5! ♗xd3 32. cxd3 ♕b1+ 33. ♔h2 ♕xd3 34. ♖g5 , y las blancas entregarán sus dos torres por la dama negra y los peones f y g.

31. ♖xf5! gxf5 32. ♖e3 ♕g7 Kasparov, no obstante, considera más precisa

33. ♕h4 "El resto está claro. El rey negro está obligado a ponerse en marcha, en un viaje sin retorno." (Korchnoi).

33. ♕f4 . Por ejemplo: 33... ♕a1+ 34. ♔h2 ♖fe8 (34... ♖fd8 35. ♖g3+ ♔f8 36. ♕b4+ ) 35. ♖g3+ ♔f8 36. ♕d6+ ♖e7 37. ♕h6+

33... ♕a1+ 34. ♔h2 ♖fe8 35. ♖g3+ ♔f8 36. ♕h6+ ♔e7 37. ♖e3+ ♔d7 38. ♗xf5+ ♔c7 39. ♕f4+ ♔c6 40. ♕c4+ ♔d6 [#]

40... ♔b6 41. ♖b3+ ♔a7 42. ♕c5+ ♔b8 43. ♕d6+ ♔a7 44. ♕b6+ ♔b8 45. ♕xb7#

41. ♕b4+ ♔d5 42. ♖d3+ ♔e5 43. ♕d6+ ♔xf5 44. ♖f3+ ♔g5 45. ♕f4+ ♔h5 46. g4+ ♔g6 47. ♕xf7+ ♔h6 48. ♕h5+ ♔g7 49. ♖f7+ ♔g8 50. ♕h7# Irónicamente, y tras un largo viaje, el rey negro sucumbe en la casilla en que su enroque debía darle seguridad.

1-0

LA MALDICIÓN DE LOS INTERZONALES

Stein llegó al Interzonal de Amsterdam con una aureola muy distinta a la de Estocolmo: ahora era el campeón de la URSS, un título temible por sí solo. Además, sus partidas habían circulado por las revistas internacionales, despertando gran interés y máxima admiración.

Sin embargo, el torneo de Amsterdam sería todavía más difícil, puesto que no le bastaba con superar a uno de sus compatriotas, sino que debía superar, al menos, a dos. Y Spassky, Smyslov, Bronstein y Korchnoi no se lo iban a poner fácil. Además, a pesar de la ausencia de Fischer, había un elenco de superfiguras.

Tal vez por cumplir con las fatales tradiciones, en la segunda ronda logró una buena posición con Bronstein, pero sacrificó incorrectamente un caballo y acabó perdiendo. Con 3,5 de 8, el sexto puesto estaba muy lejos. Pero entonces volvió una de sus espectaculares cabalgadas, dejando en la cuneta, entre otros, a Gligoric, Benko, Evans, Ivkov y Larsen, ¡12 de 13!

1. e4 e5 2. ♘f3 ♘c6 3. ♗b5 a6 4. ♗a4 ♘f6 5. O-O ♗e7 6. ♖e1 b5 7. ♗b3 d6 8. c3 O-O 9. h3 ♘b8 10. d3 c5 11. ♘bd2 ♕c7 12. ♗c2 ♘c6 13. ♘f1 d5 14. ♘e3 dxe4 15. dxe4 ♖d8 16. ♕e2 g6 17. a4 ♖b8 18. axb5 axb5 19. ♘g5 h6 20. ♘d5 ♘xd5 21. exd5 hxg5 22. dxc6 ♕xc6 23. ♕xe5 ♗b7 24. ♕g3 ♕f6 [#]

25. ♖xe7! ♕xe7 26. ♗xg5 f6 27. ♗f4! ♖a8

27... ♖bc8 28. ♗xg6 ♕g7 29. ♖a7!

28. ♖xa8 ♗xa8

28... ♖xa8 29. ♗xg6 ♕g7 30. ♗e3 c4 31. ♕g4! ♗c8 32. ♕e4 y la dama penetra en campo negro, con amenazas decisivas" (Gufeld).

29. ♗xg6 ♕g7 30. ♗e3! La clave es la indefensión de la torre negra.

30... c4 31. ♗f7+! ♔xf7 32. ♕c7+ ♔g6 33. ♕xd8 ♗c6 34. ♗d4 ♕f7 35. ♕d6

1-0

Ese fantástico sprint le sitúa empatado con Tal en el tercer puesto, a medio punto de Spassky y Smyslov. Su última partida con el alemán Klaus Darga es decisiva. Si gana, se clasificará sin duda. Pero, una vez más, los nervios le traicionan y no consigue salir de un juego pantanoso y sin perspectivas. Tablas.

Spassky, Smyslov, Larsen y Tal ganan el torneo, empatados, con 17 (de 23). Stein finaliza quinto, con 16,5, a un milímetro del cuarteto vencedor (+12 =9 -2, derrotas ante Bronstein y Portisch). Pero tres de los triunfadores eran soviéticos, de modo que no había plaza para él. Para mayor ironía del destino, Borislav Ivkov y Lajos Portisch, que habían logrado 1,5 y 2 puntos menos que él, inaugurarían el nuevo formato del ciclo de Candidatos.

De la dureza del torneo hablan expresivamente algunos puestos finales. Gligoric sólo pudo ser 10º, Evans 14º, Benko, candidato dos años atrás, 16º…

¿Otra bofetada de la realidad? Un sonoro guantazo. Al mundo parecía no importarle la calidad de su ajedrez, sus brillantes concepciones. Como si se riese en sus propias narices, parecía decirle: “Por mucho que te esfuerces, Leonid, no pasarás.” 

1. e4 c6 2. d3 Contra algunas defensas semiabiertas, en particular la Caro-Kann, Stein solía jugar esquemas tipo Ataque Indio de Rey. Su fuerte no era el minucioso estudio de la teoría: ni lo era, ni le importaba.

2... d5 3. ♘d2 dxe4 4. dxe4 ♘f6 5. ♘gf3 ♗g4 6. h3 ♗h5? "Esto ya es un importante error. Ahora las blancas consiguen una posición muy superior con jugadas sencillas. Era obligada la continuación 6...Axf3, que conduciría a un juego igualado" (Stein).

7. e5 ♘d5 8. e6! "Un sacrificio típico en posiciones similares, bloqueando el flanco de rey negro" (Gufeld). "Después de esto, las negrs tendrán un juego difícil, pero todavía peor era aceptar el sacrificio de peón:

8... f6

8... fxe6 9. g4 ♗g6 (9... ♗f7 ) 10. ♘e5 " (Stein). Sin embargo, no nos dice cuál hubiera sido la mejor jugada...

9. g4 ♗g6 10. ♘d4 ♘c7 11. c3 ♕d5 [#] Aquí cualquier jugador pensaría en 12.Df3, pero...

12. ♕b3 ...¡no Stein!

12... ♕xh1? "Grave y decisivo error. Las negras tenían que haber cambiado damas, aunque en tal caso la ventaja blanca resultaría también abrumadora. La aceptación del sacrificio de torre conduce a una rápida derrota" (STein).

13. ♕xb7 ♔d8 14. ♘2f3 ♗d3 [#]

15. ♗f4! Las blancas queman sus naves, pero no al albur, tras un cálculo preciso que desemboca en un ataque de mate.

15... ♕xf1+ 16. ♔d2 ♕xf2+ 17. ♔xd3 ♘xe6

17... ♘ba6 ofrecía mayor resistencia, pero después de 18. ♔c4! , las negras no podrían impedir el mate.. Gufeld: "Es una pena que las negras no concluyan la partida permitiendo la efectiva jugada de rey a c4. Después de esta jugada de problema, se plantearía la amenaza 19.Td1, seguida de 20.Cxc6+ Re8 21.Dxa8+ Cxa8 22.Td8+!. Dado que el propio Birbrager era un mjaestro en composició ajedrecística, se dio cuenta de que no recibiría precisamente una mención honorífica de su equipo por un remate así. Quizá por esa razón prefirió un remate más prosaico."

18. ♘xe6+ ♔e8 19. ♕c8+ ♔f7 [#]

20. ♘fg5+! fxg5

20... ♔g6 21. ♕e8+ ♔h6 22. ♕h5#

21. ♘xg5+ ♔f6

21... ♔g6 22. ♕e6#

22. ♕e6#

1-0


Todos los artículos de Antonio Gude sobre Stein:

El conquistador del abismo (I)
El conquistador del abismo (II)
El conquistador del abismo (III)
El conquistador del abismo (IV)
El conquistador del abismo (V)


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 3

Invitado
Guest 7332203198
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options