Reportajes 29/07/2019 | 00:27por chess24 staff

El conquistador del abismo (II)

Segundo artículo sobre la vida de Leonid Stein  por Antonio Gude. Puedes leer el primero en este enlace.


BREVE FLASHBACK

De humilde familia judía, Stein nació en Kamenets-Podolsk (Ucrania), el 12 de noviembre de 1934. Tan pronto se produjo la invasión alemana de la URSS, en la llamada Operación Barbarroja, el Gobierno, ante el inminente avance del ejército germano, aconsejó a la población ucraniana que se trasladasen a otros lugares, donde tuviesen familia o amigos. Así, la familia, tras una considerable odisea, se instaló en Uzbekistán, cerca de Tashkent. Eso sucedía en 1941 y al año siguiente moría de tifus el padre de Leonid. Finalizada la guerra, la madre y sus dos hijos regresarían a Lvov, donde Stein entró en contacto con el ajedrez, a los trece años.

El famoso entrenador, Viktor Kart, nos habla de sus comienzos: “Podía encontrar su camino en cualquier posición, como un vidente. Mientras que un jugador experto ve sólo una parte del tablero, Stein podía captar todo el tablero, previendo de algún modo las posiciones resultantes. Cuando comenzaba a mostrar las variantes que había visto, el tablero parecía moverse… Sin embargo, aun con un talento tan evidente para todo el mundo, Stein era demasiado impaciente y continuamente tomaba decisiones precipitadas, que sus experimentados oponentes podían explotar.”

Regreso al futuro. A raíz de algunos éxitos, aunque salpicados de cierta irregularidad, en 1961 las autoridades deportivas le confiaron el primer tablero del equipo soviético, en el Mundial de Estudiantes de Helsinki. Los demás integrantes eran Gufeld, Bagirov y Jodos. No hubo sorpresa. La URSS ganó todos sus matches (salvo un empate con Checoslovaquia) y recupera el título perdido, seguida de EEUU y Checoslovaquia. Stein, por su parte, suma 9,5 de 12, proclamándose mejor primer tablero.

La partida que sigue fue premiada como la mejor del Campeonato.

Esta partida fue premiada como la mejor del Campeonato.

1. ♘f3 d5 2. g3 c5 3. ♗g2 ♘c6 4. O-O e5 5. d3 ♗e7 6. ♘bd2 ♘f6 7. e4 ♗g4 8. h3 ♗e6 9. ♕e2 dxe4 10. dxe4 O-O 11. c3 ♘d7 12. ♘c4 b5 13. ♘e3 c4 14. ♖d1 ♕c7 15. ♘d5 ♗xd5 16. exd5 ♘a5 17. ♘d4! exd4 18. ♕xe7 ♖ae8 [#]

19. ♗f4! ♕xf4 20. ♕xd7 ♕f6 21. ♖xd4 ♖e2 22. ♖f4 ♕b6 23. b4 ♘b7

23... cxb3 24. axb3 ♘xb3 25. ♖xa7

24. a4 ♘d6 25. axb5 ♘xb5 26. ♕c6! ♖c2

26... ♕xc6 27. dxc6 ♘xc3 28. ♖xc4+−

27. ♕xb6 axb6 28. ♖xc4 ♖xc3 [#]

29. ♖c6! El peón pasado de d5, tras el cambio de la jugada, ha sido un trampolín crítico a lo largo de la partida.

29... f5 30. ♗f1 ♖xc6 31. dxc6 ♘d6 32. ♖d1 ♘c8 33. ♗c4+ ♔h8 34. c7 g6 35. ♖d8 ♔g7 36. ♗e6

1-0

Si exceptuamos el tradicional encuentro URSS-Yugoslavia, ese fue su debut internacional. Luego ganaría un torneo menor en Bucarest, donde iniciaría una costumbre que se convertiría en adicción: perder en la primera ronda (esta vez con Mititelu, en posición superior).

La partida que sigue es una muestra de las infernales complicaciones que el ucraniano era capaz de desatar en el tablero.

Kasparov: “Podemos tener una impresión del estilo de Stein al reproducir la siguiente partida, que se convirtió, por así decir, en su tarjeta de visita. Proclamaba al mundo que, siguiendo a Bronstein y Tal, otro subversor de las verdades estrictamente posicionales de la era Botvinnik había entrado en escena.”

1. d4 ♘f6 2. c4 g6 3. ♘c3 ♗g7 4. e4 O-O 5. ♗e2 d6 6. ♘f3 e5 7. d5 La Variante Petrosian era, entonces, el sistema preferido por las blancas en la Variante Clásica.

7... h6 8. O-O

8. ♘d2 se jugó en la partida Donner-Kavalek (Olimpiada de Skopje, 1972), que siguió así: 8... a5 9. ♘f1 ♘a6 10. g4 ♘h7 11. h4 f5 12. gxf5 gxf5 13. exf5 ♗xf5 14. ♘g3 ♕d7 15. ♗e3 ♘b4 16. ♖c1 e4 17. ♖g1 ♘d3+ 18. ♗xd3 exd3 19. ♘h5 ♖f7 20. ♔d2 ♖e8 21. ♘xg7 ♖xg7 22. ♕h5 ♗g4 23. ♕xh6 , y las blancas ganaron en 39 jugadas.

8... ♘h7 9. ♘e1 ♘d7 10. ♘d3 f5 11. f3 f4 12. b4 Hasta ahora, ambos bandos han seguido el guión habitual en la India de Rey Clásica: las blancas atacan en el flanco de dama, donde tienen superioridad espacial, y las negras en el de rey, cuyo ataque tiene un carácter más peligroso, pero también más incierto.

12... ♖f7 "Las negras contemplan el siguiente reagrupamiento: ...Af8, ...Tg7, ...g6-g5, y el caballo de h7 reforzará la ofensiva, saltando a g5. Ésta es la razón por la que las blancas fuerzan sus operaciones en el flanco de dama" (Stein).

13. c5 Este avance no puede ser más moderno, pues el éxito del ataque posicional de las blancas depende de la intensidad con que se lleve a cabo.

13... ♘df6 14. c6 Esto, sin embargo, es dudoso. Seguir avanzando otros peones en el ala de dama (14. a4, 14. b5) parece más normal y mejor.

14... bxc6 15. dxc6 ♗e6 La casilla d5 es ahora el punto crítico sobre el que girará la lucha. Si las negras consiguen realizar el avance ...d6-d5 en buenas condiciones, la iniciativa estará de su lado.

16. b5 El GM Gufeld propone aquí la maniobra De1, Ae2-d1-b3. Por otra parte, es comprensible que las blancas decidan estrechar su férreo control de la posición, llevando su caballo a d5.

16... ♗f8 Además de proseguir con el plan antes bosquejado, dada la situación actual, Stein vislumbra la posibilidad de explotar la diagonal a7-g1 con su alfil.

17. ♘b4 [#]

17... d5 Una ruptura central muy arriesgada, con la que Stein pretende evitar que las blancas, con Cd5, sometan su posición, encerrándola en una camisa de fuerza.

18. ♘bxd5 ♗c5+ He aquí la ocupación anunciada de la diagonal...

19. ♔h1 ♘h5 Los módulos de análisis sólo consideran aquí . ..Ad4, pero tan pronto como se juega 19...Ch5 dan ventaja a las negras.

20. ♕e1 [#]

20... ♘g3+ Un sacrificio intuitivo, si aceptamos la validez de este término. Se trata de una jugada muy difícil de evaluar, porque las negras no darán mate en la columna h, pero crearán un verdadero infierno de complicaciones, con sus piezas y peones concentrados en el flanco de rey, que exigirán un cálculo preciso de numerosas líneas.

21. hxg3 ♕g5 22. g4 La jugada que recomiendan todos los programas de ordenador, que parece única, y con la que las blancas, teóricamente, tienen ventaja decisiva.

22... h5! 23. g3 hxg4 24. ♔g2 ♖af8 Un grave error. Con

25. ♗d2?

25. ♖h1! ♗d4 26. ♖b1 ♘f6 27. ♘xf6+ ♕xf6 28. gxf4 exf4 , las blancas, aunque la posición es muy complicada, no deberían perder.

25... ♕h6! 26. ♖h1 ♕g7 Las blancas parecen haber obligado a enrocarse a la dama negra, pero en realidad, y pese a su aparente pasividad, ocupa ahora la posición ideal para sus planes: avanzar el peón de g6, única forma de reactivar el ataque.

27. gxf4 exf4 28. ♖d1 g5 29. e5 Esta jugada también cuenta con el respaldo de los programas de análisis.

29... ♕xe5 30. fxg4 [#] Un tercer sacrificio, esta vez de mayor calibre y absolutamente inesperado. La continuación

30... ♕xe2+ Parece mejor

30... f3+ no preocupaba a las blancas. Por ejemplo: 31. ♗xf3 ♕xe1 32. ♖hxe1 ♖xf3 33. ♖xe6 ♖f2+ 34. ♔h1 ♖8f3 35. ♗e3! , con ventaja decisiva.

31. ♕xe2

31. ♘xe2 ♗xd5+ no 32. ♔f1 (32. ♔h3 ♘f6 , con la amenaza ...Th7++)) 32... f3! 33. ♘d4 ♗xd4 34. ♗e3 f2 35. ♕b4 ♗xh1 36. ♗xd4 ♗f3 37. ♕b1 ♘f6 , con posición complicada, pero no desfavorable a las blancas.

31... f3+ 32. ♕xf3 ♖xf3 La mejor defensa era

33. ♖hf1?

33. ♗e1! , aunque después de 33... ♗xg4 34. ♘e4 ♖3f5 35. ♘xc5 ♗f3+ 36. ♔g3 ♗xd5 , las negras quedarían con ventaja.

33... ♗xg4 34. ♘e4 ♗h3+ 35. ♔h2 ♖xf1 36. ♖xf1 ♗xf1 37. ♘xc5 ♖f2+ 38. ♔g1 ♖xd2 39. ♘xc7 ♗h3 40. a4

40. ♘7a6 ♘f6 41. c7 ♖g2+ 42. ♔h1 ♖xa2

40... ♖g2+ 41. ♔h1 ♘f6 42. a5 ♘g4 43. ♘e4 ♖e2 [#] Las blancas se rindieron ante la amenaza de mate.

0-1

Esta partida ilustra como pocas el estilo y la personalidad de Stein: un torrente de creatividad, capacidad de cálculo, imaginación y sutileza. La iniciativa a toda costa y la fe en las infinitas posibilidades combinatorias de la posición. No en vano, había hecho suyo el aforismo de Tartakower: “Si arriesgas, puedes perder. Si no arriesgas, ya estás perdido.”

- CONTINUARÁ-


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 4

Invitado
Guest 7862425860
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Soy mayor de 16 años.

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options