General 21/11/2020 | 06:00por M Crespo

Cronología de las ideas: Metodología para el estudio de aperturas

El MF cubano Reynold Fernández Mayola ha realizado este fantástico artículo sobre cómo seguir una metodología correcta en el momento que nos adentremos en el mundo de las aperturas y no errar por el camino.

Cronología de las ideas: Metodología para el estudio de aperturas

El estudio de aperturas ha ganado gran importancia para los jugadores de ajedrez en la actualidad. La creciente corriente de información acerca del tema, los módulos de análisis y la posibilidad de conocer información referente a nuevas jugadas, han convertido a la preparación teórica de aperturas en un proceso muy exigente.

El jugador que se inicia en el estudio de una apertura o variante, con frecuencia puede sentirse abrumado ante el gran volumen de información y la falta de una determinada guía metodológica para abordar su estudio de la manera más efectiva. Varios autores han emitido su criterio acerca del tema y han enumerado pautas a seguir para facilitar esta tarea. Muchos de estos autores coinciden en la importancia de conocer y estudiar a los llamados “jugadores modelos” de las aperturas en estudio. El término jugador modelo se refiere a aquellos jugadores que utilizan o han utilizado con regularidad y buenos resultados una apertura o variante. El conocimiento teórico y la experiencia práctica de estos jugadores en dicha apertura o variante, pueden desentrañar detalles y sutilezas de la misma. Los autores Fernando Peralta y Alejo de Dovitiis en su libro “Las Dos Caras del Entrenamiento”, proponen determinar varios jugadores modelos de la variante en estudio, que preferiblemente no hayan coincidido en época, para así ver el desarrollo evolutivo de la misma, lo que afirman ayudaría a comprender mejor las ideas. Por su parte, Jaan Elvhest, aunque no utiliza de manera explícita el término jugadores modelos, también hizo alusión a los mismos y a la importancia de conocer el desarrollo evolutivo de las variantes estudiadas. En su libro “Grandmaster Opening Preparation”, específicamente en el capítulo destinado a comprender la evolución histórica del peón aislado, Elvhest utiliza jugadores modelos de la Defensa Tarrasch, pertenecientes a diferentes épocas, ordenándolos cronológicamente tal y como proponen Peralta y de Dovitiis. Aunque este enfoque garantiza una mejor comprensión de los esquemas, planes y maniobras típicas que son muestra de las ideas principales de la variante y permite apreciar su evolución, esta metodología tiene como limitación que no otorga información relevante acerca de los órdenes de jugadas, desde la perspectiva del especialista: ¿Qué órdenes son más correctos y porqué lo son?, lo que puede conllevar al surgimiento de dudas durante el estudio de la apertura en cuestión. Es por ello, que propongo la siguiente metodología basada en la organización de la información a adquirir, de la siguiente manera:

1.- Determinar los jugadores modelos

La selección de la muestra de jugadores debe ser intencionada por el investigador, ya que esta se puede determinar en base a muchos criterios: resultados, estilo de juego, afinidad por una idea o maniobra específica, si el jugador es o fue un reconocido estudioso de la teoría de aperturas, etc. Para ejemplificar, seleccioné primeramente al tercer campeón mundial José Raúl Capablanca, quien defendió con piezas negras la posición del siguiente diagrama en seis ocasiones, con un resultado de cinco tablas y una victoria (+1-0=5):


Diagrama No. 1: Posición resultante del Gambito de Dama Declinado (1.d4, d5 2.c4, e6 3.Cc3, Cf6 4.Ag5, Ae7 5.Cf3, Cbd7 6.e3, 00 7.Dc2).

2.- Organizar y analizar las partidas cronológicamente

Según la Mega Database 2020, la primera partida de Capablanca con piezas negras en esta posición, fue tablero por medio con Enmanuel Lasker durante su cuarto encuentro en el Match por el campeonato del mundo celebrado en La Habana en 1921. La partida se desarrolló con 7…c6 8. Ad3. La idea principal de Dc2 es llevar la torre a d1, esto puede ocurrir mediante el enroque largo o simplemente 8.Td1 (esta última considerada la respuesta más fuerte por la teoría). La torre desde esta posición dificulta las rupturas de las negras c5 y e5. La partida continuó con 8…dxc4 9.Axc4, Cd5 10.Axe7, Dxe7 11.00, Cxc3 12.bxc3, b6 13.Ad3, g6 14.a4, Ab7 15.a5, c5 16.Cd2 (era mejor 16.e4) e5 y las negras obtuvieron una buena posición.

En la segunda ocasión en la que se arribó a esta posición en el match, Capablanca continúo con 7…c5. Esta es una jugada mucho más activa que persuade a las blancas de realizar el enroque largo. Además, aprovecha la situación de la dama en c2 para abrir la columna c (lo cual tiene menos sentido en la línea principal 7.Tc1) 8.Td1, Da5 9.Ad3, h6 10. Ah4, cxd4 11.exd4, dxc4 12.Axc4, Cb6 13.Ab3, Ad7 (son interesantes 13…Da6 y 13…Cfd5) Y las negras están bien. Capablanca consiguió ganar esta partida de forma brillante.

En su tercera partida en la variante, Capablanca enfrentó a Alexander Alekhine. Esto ocurrió durante el 8vo encuentro del match por el campeonato del mundo celebrado en Buenos Aires en 1927. La partida continuó con 7…c5. Esta vez Alekhine escogió 8.cxd5 en lugar de 8.Td1, la jugada elegida previamente por Lasker. En opinión de Alekhine (fuente: Mega Database), luego de 8.Td1 las negras obtienen una buena posición siguiendo con 8…Da5 9.Ad3, h6 10.Ah4 y Cb6!, una recomendación de Alekhine como mejora a la continuación elegida por Capablanca en su anterior encuentro con Lasker. La partida continuó 8…cxd4 9.Cxd4, Cxd5 10.Axe7, Dxe7 11.Cxd5, exd5 12.Ad3, Db4 13.Dd2, Ce5 14.Ae2, Dxd2 15.Rxd2 y las blancas obtuvieron una mejor posición.

Más adelante en el match Buenos Aires 1927, la posición vuelve a surgir ante el tablero. Luego de 7…c5 8.cxd5 Capablanca decide jugar 8…Cxd5 9.Axe7, Dxe7 10.Cxd5, exd5 11.Ad3, g6 12.dxc5, Cxc5 13.Tc1?! Esta jugada determina la secuencia de la partida, era mejor 13.00. La partida continúa 13... Cxd3! 14.Dxd3, Af5! 15.Dd4, en caso de 15.Dxd5, Tfd8 16.De5 [si 16.Dc5, Dxc5 (o incluso 16…Tac8 17.Dxe7, Txc1 18.Re2, Tc2 19.Re1,Tc1=) 17.Txc5, Tac8 con una muy buena compensación por el peón, debido al control de la columna c. Por otra parte, si las blancas jugasen 16.Db3, Ad3 le daría ventaja a las negras] 16…Db4!? (16…Dxe5 17.Cxe5, Tac8 con suficiente compensación) 17.Dc3, Da4 18.00, Dxa2 y las negras tienen una buena posición. Siguió 15…Ae4 16.00 y ahora se ve claramente el error de las blancas en su jugada número trece, si en la partida se hubiera jugado 13.00, luego de 13…Cxd3? 14. Dxd3, Af5 las blancas podrían tanto tomar en d5 15.Dxd5 como jugar 15.Dd2, Ae4 16.Cd4 y ahora no caería el peón de g2. Por lo que las negras no contarían con ninguna variante que forzara la igualdad y tendrían que conformarse con una posición ligeramente peor luego de 13…Ag4. La partida continuó 16…Axf3 17.gxf3, Dg5 18.Rh1, Df5 19.Rg2, Dg5 20.Rh1, Df5 y la partida terminó en tablas.

En el torneo Internacional de Moscú celebrado en 1935, en la ronda número trece se enfrentaron Salo Flohr llevando piezas blancas y José Raúl Capablanca. La partida siguió los causes de la partida descrita anteriormente del match entre Capablanca y Alekhine, hasta su jugada 11.Ad3. A lo cual en esta ocasión se respondió con 11…cxd4 12.Cxd4, Db4 13.Dd2, Cc5 14.Ab5, Dxd2 15.Rxd2, a6 16. Ad3, Ae6 17.Tac1, Tfc8 18.Tc2, Cxd3 19.Rxd3 Y las blancas están mejor. La partida terminó en tablas, pero las negras tuvieron que defender una posición inferior por más de 50 movimientos.

Durante el mismo torneo, pero esta vez en la ronda 16, Capablanca enfrentó al sueco Gideon Stahlberg. Surgió ante el tablero la misma variante pero en esta ocasión, Capablanca introdujo en su jugada 7…h6 y luego de 8.Ah4, c5 tenemos frente al tablero prácticamente la misma posición a la que arribó en varias de sus partidas anteriores. Pero en esta ocasión, se introdujeron las jugadas h6 y Ah4. Lo cual nos hace preguntarnos: ¿Le reporta esto algún beneficio a la posición negra? La respuesta es SÍ. Stahlberg continuó con Td1, pero en caso de que hubiera capturado en d5, jugada que había estado dando problemas a las negras, seguiría 9.cxd5, Cxd5 10.Axe7, Dxe7 11.Cxd5, exd5 12.Ad3?! ahora el alfil no sería desarrollado con ganancia de tiempo ya que el peón no está siendo atacado en h7 (ya que esta en h6) y las negras contarían con la réplica 12…c4 con muy buen juego para el bando negro. 9.Td1, Da5 10.Ad3, cxd4 11.exd4, dxc4 12.Ac4, Cb6 13.Ab3, Ad7 14.00,Ac6 con buen juego para las negras. La partida finalmente concluyó en tablas.

Capablanca, al enfrentarse por primera vez a la variante, empleó la opción más sólida jugando 7…c6. Luego de su primera experiencia, su punto de vista respecto a la posición se modificó. A partir de entonces comenzó a emplear una línea de juego más activa rompiendo rápidamente en el centro con 7…c5. En su primera partida enfrentando 8.cxd5, prosiguió con 8…cxd4 y su resultado al término de la apertura no fue nada satisfactorio. Por lo que para sus siguientes encuentros, determinó más apropiada 8…Cxd5. Finalmente, luego de una experiencia contra Flohr que pudiéramos catalogar de negativa, mantuvo su concepción acerca de la importancia de reaccionar rápidamente con c5 en esta posición. Sin embargo, empleó un orden de jugadas que consideró más apropiado e introdujo la jugada 7…h6, lo que le permitió trasponer a la posición que enfrentó contra Lasker en la segunda partida entre ambos, en la posición en estudio. (Véase que contra 8.Td1, Da5 traspuso a la posición de su partida contra Lasker).

Para ejemplificar por segunda vez la puesta en práctica de esta metodología estudiaremos las partidas de Lajos Portisch en la variante del cambio de la Ruy López (Portisch con piezas negras) y confrontaremos nuestras conclusiones con la propia opinión del jugador modelo en este caso, descritas en su libro “My Secrets in The Ruy Lopez”. Sus resultados enfrentando la variante fueron de siete victorias, siete tablas y tres derrotas (+7-3=7)

Las primeras partidas de Portisch en la variante (fuente: Mega Database) sucedieron durante su participación en el torneo IBM Amsterdam en 1963. Sin embargo, estudiaremos sus partidas a partir de su encuentro con Fischer en la Olimpiada de La Habana en 1966 (según Portisch, la variante se hizo popular luego de su partida con Fischer).


Diagrama No. 2: Posición resultante de La Apertura Ruy López Variante del Cambio (1.e4, e5 2Cf3, Cc6. 3.Ab5, a6 4.Axc6, dxc6 5.00).

Fischer-Portisch La Habana 1966

5…f6 6.d4, exd4 7.Cxd4, c5 8.Cb3, Dxd1 9.Txd1, Ad6 10.Ca5, b5 11.c4, Ce7 12.Ae3N, f5 13.Cc3, f4 14.e5, Ae5 15.Axc5 Y las blancas tienen ventaja debido a su mejor coordinación de piezas. Fischer materializó su victoria de forma irreprochable.

En sus siguientes dos partidas enfrentando la Ruy López, variante del Cambio, Portisch empleó 6…Ag4, lo que indica su aparente descontento con la posición que obtuvo como resultado de la idea empleada contra Fischer. En estas partidas enfrentó a Victor Ciocaltea y a Ingi Randver Johannsson en ese mismo orden y las partidas continuaron por los mismos senderos hasta la jugada 13 de las negras. Ambas partidas se jugaron durante el torneo Zonal, celebrado en Halle en 1967, la primera tuvo lugar en la ronda número 13 del mismo y la segunda en la ronda número 18.


Diagrama No. 3: Posición resultante luego de 13.Ag5

En la posición del diagrama, se jugó 13…Dd7 en la primera partida y luego de 14.Tfd1 amenazando Ccxe5, las negras tuvieron que mover nuevamente su dama a e6 14…De6. La partida terminó con unas rápidas tablas en la jugada 17; sin embargo, en la ronda 18 contra Johannsson, Portisch empleó la jugada 13…Dc8  siguió 14.Tfd1, h6 15.Ae3, De6 obteniendo una buena posición que le permitió mas adelante ganar la partida. Podemos inferir que 13…Dc8 es una mejora a su juego anterior, cuya idea es principalmente evitar la clavada en la columna d. En su libro, Portisch le otorga un signo de admiración a 13…Dc8, alegando que es más precisa que Dd7 y que la concibió como una mejora a su partida contra Ciocaltea.

En sus próximas tres partidas, Portisch utilizó nuevamente 6…exd4 y a 7.Cxd4, respondió en una ocasión con 7…Ad6 y en las dos siguientes con 7…Ce7. En las tres partidas consiguió igualar con facilidad y luego ganar. Sin embargo, en 1970 regresó a 6…Ag4 y no volvió a utilizar ninguno de estos órdenes. Podemos asumir de esta situación, que Portisch probablemente encontró algo negativo en estas ideas que lo hizo regresar a 6…Ag4. En su libro, califica a 7…Ad6 y 7…Ce7 como jugadas ilógicas. Esto, debido a que relajar la tensión en el centro con exd4 tiene el fin de forzar el cambio de damas y claramente ninguna de estas opciones lo cumple. Alega además, que contra 7…Ad6 seguido de 8.Dh5+, g6 9.Df3 y 7…Ce7 seguido de 8.Ae3, Cg6 9.Dh5, en ambos casos la posición negra es desfavorable.

La jugada 6…Ag4 fue empleada por Portisch en 1970 contra Vlatimil Hort y en 1971 contra Florin Gheorghiu. Sin embargo, en sus siguientes cuatro encuentros jugó 5…Dd6, incluyendo la séptima partida de su match de candidatos contra Bent Larsen en 1977. Esta partida la ganó Larsen, lo que hizo a Portisch variar en la novena partida del match y regresar a 6…Ag4. En el año 1985 volvió a enfrentar esta variante de apertura, pero en esta ocasión tablero por medio con el inglés John Nunn. Nuevamente utilizó 6…Ag4. Veinte años después en 2005, a la edad de 68 años, celebró su última partida en la variante (según la Mega Database) pero en esta ocasión jugando 5…Dd6.

La trayectoria de Portisch en la variante indica su preferencia por 6…Ag4 y por 5…Dd6 y cómo su concepción de la línea evolucionó hacia estas ideas. Sin embargo, numéricamente hablando no hay grandes diferencias entre su uso de las alternativas: 6…Ag4 (6 partidas), 5…Dd6 (5 partidas) y 6…exd4 (4 partidas), lo más relevante en la comparación, es el hecho de que esta última desapareció completamente de su repertorio en la medida en que progresó en el uso de la variante. En su libro “My Secrets in The Ruy Lopez”, Portisch califica estas variantes como las mejores para enfrentar 5.00. La sólida 5…f6 6.d4, Ag4! (el signo de exclamación es de Portisch) y la más dinámica 5…Dd6.

El ajedrecista profesional transcurre toda su carrera en un constante perfeccionamiento de su repertorio. Por lo que esta metodología complementaria no concibe la puesta en práctica de determinada idea por parte de un jugador como un suceso aislado, sino que propone un enfoque a modo de conjunto utilizando como referencia todas las partidas del jugador modelo en la variante  y otorgándole al investigador una visión panorámica del suceso. Incluso cuando la información no es suficiente, las preguntas que surgen como resultado de aplicar esta metodología conllevan a una investigación más exhaustiva y direccionada. Por ejemplo, en el estudio realizado a las partidas de Portisch enfrentando la Ruy López Variante del Cambio, se percibió que el jugador no volvió a emplear la línea 6…exd4 seguido de 7…Ad6 o 7…Ce7. Pero lejos de quedarse con la conclusión obvia de que Portisch eliminó estas variantes de su repertorio (a pesar de igualar en todas las ocasiones en que la empleó) porque entendió a través de sus análisis que estas ideas no eran del todo correctas, el investigador puede determinar que órdenes ocasionan problemas a las negras y porqué consideraría Portisch que la variante no es correcta. Recordemos las máximas de Botvinnik “El ajedrez es el arte de análisis” y “Nada es tan eficaz para mejorar en ajedrez como el análisis independiente de las partidas de los grandes jugadores y de las propias”.

Conclusión

El estudio de la apertura constituye un eslabón importante en la preparación del ajedrecista. El gran volumen de información existente en la actualidad sumado a la aparición de los módulos de análisis ha convertido la preparación teórica en la apertura en un proceso exigente. El jugador que se inicia en el estudio de una apertura o variante puede sentirse abrumado debido al gran volumen de información existente y a la falta de una adecuada guía metodológica. Razón por la que diversos autores se han dado la tarea de abordar este tema. Varios de estos autores resaltan la importancia que tiene para el ajedrecista estudiar a los jugadores modelos de sus aperturas. En el presente trabajo, se presentó una metodología con el fin de complementar los métodos hasta hoy descritos en la literatura. Esta metodología consiste en la selección de los jugadores modelos y el posterior análisis de sus partidas en orden cronológico. La ventaja fundamental de este método respecto a lo que se había propuesto hasta el momento, reside en la posibilidad de extraer de la práctica algunas de las conclusiones teóricas a las que pudieron arribar cada uno de los jugadores modelos en estudio. Determinar cuestiones como: qué órdenes de jugadas varió el jugador en estudio o qué variantes dejó de utilizar, permite al investigador arribar a conclusiones importantes. Estas conclusiones constituyen el punto de partida para investigar más allá, hasta lograr entender sucesos que a la postre se traducen en un crecimiento en nuestra comprensión de la apertura.

MF Reynold Fernández Mayola

Centro de Estudios ISLA

Email: rfmayola94@gmail.com


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 3

Invitado
Guest 11143061323
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Mostrar opciones

Ocultar opciones