Entrevistas 25/10/2017 | 02:28por IM David Martínez

Carlos Martínez: "La buena o mala suerte no sé cómo se trabajan, las habilidades concretas sí"

Carlos Martínez lleva cuatro años ayudando en la parte psicológica a jugadores de todas los niveles, edades y características. Carlos es cercano, conoce el juego y transmite confianza y buen rollo. A un día de comenzar su viaje por Argentina, donde realizará charlas y talleres en varias ciudades, le planteamos hablar sobre la psicología, el ajedrez y la vida. Puedes ponerte en contacto con él para más información es carlosmartinezpsi@gmail.com.


Interrumpimos a Carlos cuando prácticamente está terminando de cerrar su maleta. Mi primera pregunta va por ahí...

Psico, cuéntanos algo de tus próximas semanas.

Hola Divis!! Pues la verdad que tengo un cariño especial a Argentina desde hace mucho tiempo. Viajé por primera vez en 2015 y ahora vuelvo, con mucha emoción. Visitaré a muchos amigos en varias ciudades, impartiré algunas charlas y talleres y disfrutaré de su comida, de su cultura y, por supuesto, de su gente. Quiero visitar el norte (Salta, Jujuy...) porque me han hablado maravillas y seguramente me encontraré también alguna sorpresa.

¿Se valora más la psicología en Argentina que en España?

Yo creo que hay mayor naturalidad a la hora de ir al psicólogo, se vive como algo habitual. En España por ejemplo creo que se ha mejorado mucho en los últimos años pero aún hay ciertas ideas falsas sobre la profesión. No sé si se valora más pero se vive con mayor naturalidad.

Recuerdo que hace cuatro años, cuando empezaste a acudir como psicólogo a los campeonatos de España y del mundo por edades, los chicos lo tomaban como algo "raro" y ahora noto que ¡muchos te buscan alarmados nada más acabar la partida!

Jejeje. Sí, es cierto que hoy en día los chicos me ven como una figura más del cuerpo técnico. Las primeras veces que acudí había cierto nerviosismo, no se sabía en que consistía y la palabra psicológo parecía muy seria. Con el tiempo los chicos ven en que consiste este trabajo y que en determinadas situaciones es un apoyo más con el que cuentan y que les puede ayudar a gestionar algunos momentos en ese sentido, yo me siento muy afortunado porque tanto por parte de los jóvenes como del equipo técnico siempre se ha contado conmigo y se me ha brindado confianza, lo cual ayuda mucho en el trabajo.

¿Cuantos escépticos has convencido en este tiempo?

Jajaja!! Esta es buena. Sinceramente, creo que ninguno, porque no hay que convencer de nada. Me ha pasado que al trabajar con algunos jugadores vienen muy reacios, en plan: "que me va a contar este". Yo no intento convencer a nadie de nada, simplemente trabajamos y exploramos qué sucede del cuerpo hacia adentro: la toma de decisiones, las emociones, etc. Recuerdo que hace unos años comencé con un jugador con quien había cierta tensión, parecía que no quería venir y siempre que lo hacía estaba como defendiéndose de todo. Trabajamos durante un tiempo y poco a poco, a base de ganar confianza y ver en qué consiste el trabajo real, ahora cuenta conmigo de forma habitual. La verdad que es gratificante, aunque el que hace todo posible es el jugador siempre.

¿Y en qué has mejorado tú a lo largo de estos años? ¿Qué técnicas o herramientas empleas actualmente que no usaras cuando empezaste?

A mi me apasiona mi trabajo, es una apuesta muy personal la de trabajar casi exclusivamente con ajedrecistas pero lo disfruto y es un campo que siento infinito. Han cambiado muchas cosas desde el inicio claro, y a medida que avanza el tiempo más. He visto cientos de jugadores desde sub 8 hasta profesionales, creo que esto me ofrece una visión muy amplia que al inicio no tenía. En este tiempo he creado algunas herramientas en forma de cuestionarios, autorregistros, visualizaciones, dinámicas y ejercicios que utiliizo en el trabajo con el jugador y que están basadas en la experiencia de estos años. Tengo un cuestionario psicológico sobre partidas que ayuda mucho a tomar conciencia sobre algunas cuestiones fundamentales de la partida...esto al principio, simplemente, no existía aún así, más que técnicas y herramientas, creo que el trabajo directo con el jugador mediante el diálogo es fundamental y donde se da mayor información. Primo esto por encima de todo.

Viviendo en el mundo acelerado en el que vivimos estoy seguro que muchos usuarios se hacen esta pregunta... ¿puede un jugador mejorar tras un trabajo intenso pongamos en 5-6 sesiones o se requiere mucho más tiempo?

La verdad es que 5-6 sesiones son pocas para un trabajo duradero, pero te diría que depende de la cuestión que traiga el jugador. Yo normalmente hago una primera sesión de evaluación que tiene una duración de 90 a 120 minutos donde exploramos aspectos concretos y le doy una valoración. A partir de ahí, vemos el tiempo con el que cuenta el jugador y la planificación. Algunos hace 5-6 sesiones y ya. Otros están algunos meses y otros más tiempo. Lo que sí hacemos, y me parece muy importante, es la asistencia durante los torneos. Con todos los jugadores que trabajo hablo constantemente durante las competiciones y eso sí que veo que lo agradecen mucho, que estés con ello aunque sea a la distancia. En las competiciones se dan muchas situaciones que se han trabajado y ahí es donde se dan cuenta de sus avances. No me atrevería a decir un número de sesiones en general porque depende mucho de la situación y el jugador, pero sobre 10 sesiones se puede trabajar en general muy bien.

¿El jugador sabe de antemano lo que le pasa? ¿Acuden a ti sabiendo que "tengo problemas de concentración" o "me vengo abajo en cuanto hago una jugada mala" o descubren mucho más de ellos mismos en las sesiones?

Normalmente cuando vienen es porque ellos se han dado cuenta de que pasa algo. La mayoría viene con una situación concreta que se ha repetido en varias ocasiones. En esa primera sesión, recabamos toda la información posible y vemos qué enfoque dar. Hay veces que el jugador solo ve lo que le pasa en la situación, pero no qué lo provoca o cómo lo hace. A mi me gusta trabajar en ese sentido y que el jugador cada vez gane mayor autoconciencia. Esto es básico para poder afrontar el nuevas situaciones, ya que en muchas ocasiones lo que desencadena una reacción, la base, es la misma. Algunos jugadores a lo largo de las sesiones pueden descubrir nuevas situaciones, sí.

¿Hay guías o patrones a seguir o cada persona es un mundo? Por ejemplo, nos preguntan por Facebook... ¿cómo recuperarse de un torneo malo? ¿se puede aconsejar algo general al respecto?

Bueno sí, claro. Por ejemplo en ese sentido, yo veo fundamental que el jugador una vez finalizado el torneo saque conclusiones claras y operativas. Con lo de operativas me refiero a algo concreto que se pueda trabajar. Algunos jugadores me dicen: "bueno, es que aquí tuve mala suerte" o "el otro tuvo suerte que se encontró esta o aquella jugada". No digo que no sea cierto, pero si esa es la conclusión que sacas difícilmente vas a poder entrenar nada y el aprendizaje que saques de esa partida será nulo. Hay que mirar realmente qué ha pasado y cómo puedes entrenar ese aspecto para que no suceda. La buena o mala suerte no sé como se trabaja, las habilidades concretas sí. Así que, como propuesta general sería que cada jugador una vez ha finalizado el torneo, dedique unas horas a revisar las partidas y tratar de ponerse en ellas y ver qué ha pasado y cómo puede mejorar lo que no salió bien. Al final tendrás 4-5 cosas claras que podrás entrenar y mejorar. En lugar de quedarte en el enfado o la tristeza, podrás desarrollar nuevas habilidades.

Hablando de suerte... ¿qué piensas de las supersticiones?

Buena pregunta, jeje. Yo no estoy muy por la labor de que haciendo algo que nada tiene que ver con la partida vayas a ganar o tengas mayor probabilidad de ello. Que te pongas los calcetines rojos o los azules no te hará realizar mejores jugadas. Lo que sí ayuda son los rituales, acciones que se repiten en momentos puntuales y que le dan al jugador confianza y tranquilidad. Un ejemplo de otro deporte es Nadal, por ejemplo, y todo lo que hace cuando va a sacar o cuando se sienta en su silla. Últimamente con los jugadores que vengo trabajando prestamos mucha atención a este apartado y tratamos de generar ciertas rutinas que ayuden al jugador a entrar en competición antes de llegar, o le sirvan para descansar durante la partida o para adelantarse a un momento importante, etc

¿Cómo recomiendas tratar el clásico problema del Elo en edades infantiles? ¿Cómo debemos enfocar los resultados en niños que están compitiendo y a los que realmente, como es natural, les importa la clasificación en un torneo?

A mi el ELO me gusta verlo como una fórmula de interrelación entre los conocimientos técnicos, con el estado físico y las habilidades psicológicas. El Elo no es algo estático, si no que fluctúa en cada partida, así que lo importante es conocer todo lo posible sobre el rival, porque el ELO solo nos da un número y poco información más. Una de las acciones más importantes es no prestar mucha atención al ELO y con los jóvenes no hacer referencia a él, si no al juego. A mi me gusta mucho también en sesiones grupales preguntarles qué es para ellos el ELO, algunos dicen que lo buenos que son, lo mucho que han mejorado o lo poco. A partir de ahí, llevamos el debate entre todos a aspectos sobre qué pueden hacer ellos en la partida, porque el ELO durante la partida no sirve de nada.

Yo siempre pongo el foco en el proceso más que en el resultado. Creo que lo mejor, como dije anteriormente, es saber desgranar qué información nos da ese resultado: qué ha pasado durante las partidas, qué aprendizaje podemos extraer y cómo vamos a mejorar una determinada habilidad o mejorar un aspecto técnico. Eso es lo relevante. Las emociones que se puedan sentir ante un resultado son pasajeras y se irán casi con la misma velocidad que vinieron. Tanto las de euforia por haber ganado como las de tristeza por no haber logrado el objetivo. Una vez que pasa eso, ¿qué hacemos? Ahí es donde hay que revisar y ayudar a los jugadores a buscar y encontrar aquellos aspectos a desarrollar y, por supuesto, a que no saquen conclusiones erróneas como confundir su nivel de juego con un resultado en uno o varios torneos o, incluso, su valía personal. Hay que estar siempre muy atento a esto y una vez finalizado el torneo, con los más jóvenes, trabajar en el sentido de sacar conclusiones que ellos luego puedan comprobar que han mejorado.

Temario de la fantástica serie "Psicología Aplicada al Ajedrez" de Carlos para chess24.

Antes de dejarte terminar la maleta quería preguntarte sobre dos asuntos no tan psicológicos pero en los que has trabajado hace poco. Uno de ellos es la guía para madres y padres que publicaste junto a la también psicóloga María Rodrigo. ¿Sufren más ellos que los niños? ¿Deberían tener ellos las sesiones? 

Jejeje!!! La verdad que fue un placer escribirla. Bueno, los padres y madres sufren, sí. Ellos quieren ver a sus hijos contentos y felices y hay veces, pues que si la partida no ha ido bien, ellos salen dolidos. Yo siempre les digo a los padres que no hagan mucha referencia a los resultados pues es un aspectos del entrenador. Ellos pueden rescatar la parte más emocional y la actitud del chico y preguntarle si ha disfrutado jugando, si ha estado concentrado, si se levantó mucho, etc. Y dejarle hablar, el chico estará encantado de cotarles. Yo creo que en el ajedrez tenemos un ambiente muy sano por parte de todos, y por supuesto de los padres y las madres. Dicho lo cual, algunas veces las sesiones serían mejor para los padres que para los chicos sí.

He perdido la cuenta de cuantas charlas has dado sobre ajedrez educativo y te considero una voz muy importante a tener en cuenta. Aunque sea difícil de resumir... ¿Qué crees que se está haciendo bien al respecto y qué se podría mejorar?

Jejeje, gracias por el cumplido. La verdad que en este sentido se están haciendo multitud de cosas bien: hay muchos proyectos en marcha y un sinfín de recursos que están apareciendo con una calidad tremenda. Desde el profesorado hay mayor demanda y mucho más interes y eso hay que aprovecharlo. Creo que en este sentido se le están brindando herramientas sencillas pero con una gran profundidad a los maestros para que puedan llevar el ajedrez al aula. Eso y la innovación de los materiales, la "ruptura" con el ajedrez más clásico creo que son aciertos importantes que están haciendo ganar mucha popularidad al ajedrez en las escuelas. En cuanto a la mejora, yo siempre echo de menos mayor colaboración entre las personas que nos dedicamos a esto. Hay ocasiones en que hay tensiones innecesarias y cierto recelo y es una pena, porque al final todos vamos en la misma dirección. Compartir puntos de vista, debatir sobre mejoras, ampliar las miradas creo que es fundamental en este momento y yo lo echo de menos a veces.

¡Creo que ha quedado una entrevista realmente completa! ¡Muchas Gracias Carlos! ¡Y nos vemos en Argentina!

Un placer!! Muchas gracias por estas preguntas tan interesantes y... os espero allá con un asadito!

Ver más

Biografía de Carlos Martínez en chess24
Psichess
Vídeo serie "Psicología aplicada al ajedrez" por Carlos Martínez
Carlos Martínez contesta a los usuarios
Entrevista a Carlos Martínez durante el match por el título mundial Carlsen - Anand (2014)
I Forum de Ajedrez sobre psicología, entrenamiento y competición


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 14

Invitado
Guest 3398696587
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente