Entrevistas 08/07/2017 | 10:35por Colin McGourty

Aronian: “Me recupero antes de las derrotas que de las victorias"

Levon Aronian no tuvo un papel protagonista en el “Leuven Grand Chess Tour”, pero este año ya ha ganado el “GRENKE Chess Classic” y el “Altibox Norway Chess” con firmeza, finalizando claramente por encima del campeón mundial Magnus Carlsen en ambas ocasiones. En un entrevista tras el torneo noruego, habló sobre el porqué no le aburre jugar con las mismas personas, como se sentiría si desapareciera la modalidad clásica de ajedrez, que le debemos a Magnus Carlsen y mucho más.

Levon feliz en Lovaina | Foto: Lennart Ootes

Levon Aronian estuvo hablando con Sergey Kim para la web rusa ChessPro-. Hemos traducido la entrevista donde a Levon le preguntaron si lee y ve películas para reducir el estrés durante los torneos:

Levon Aronian: Sí, y además escucho música, camino y a veces salgo a correr. Como cualquier persona. Pero a diferencia de otros jugadores de ajedrez, probablemente sea quien dedica más tiempo a la música. Es como si tuviera mi propio perfil.

Sergey Kim: ¿Y qué tipo de música te atrae más?

Eso no importa. Lo principal es que sea sincera… humm como decirlo, que tenga algo espiritual en ella. No significa que sea religiosa, sino que debo entender que la persona que la escribió o la toca tuvo fuertes sentimientos, emociones… Alegre, divertidas canciones de escenario, como “alguien robo una salchicha de otro”, imaginaras, no me interesan mucho.

¿Entonces la música clásica te va bien?

No necesariamente. Puede ser Folk, Rock o incluso Rap. Después de todo, están llenas de emoción.

“Un circo viajero” es como en un artículo Tigran Vartanovich Petrosian etiqueto al grupo de jugadores que constantemente tomarían parte en los famosos torneos en Tilburg… Tu quizás, con raras excepciones, juegas en torneos de élite tipo “round-robin” donde los jugadores participantes a menudo son los mismos. ¿Cómo manejas el hecho de jugar la mayoría del tiempo con los mismos oponentes?

Una vez más te responderé con un ejemplo musical. Acaso un director, por ejemplo, ¿se siente cansado de seguir dirigiendo una obra de Beethoven? ¿O una cantante de cantar con María Callas? Por supuesto ¡No! Igual en esto. Te sientes en compañía de los más dignos y fuertes oponentes, cada uno es capaz de derrotarte. Actualmente ese tipo de cosas no ocurren muy seguido, y yo realmente lo valoro. Es una rivalidad entre iguales.

Y cuando juegas un torneo abierto, digamos que juegas 6 partidas contra jugadores de un nivel de 2600, los cuales son muy buenos. Ganas tres partidas y empatas las otras tres,  y sientes que no debiste hacer esas tablas incluso habiendo jugado correctamente, porque necesitas la victoria o de otra forma perderás puntos de Elo. Y el Elo es importante. Del Elo depende la invitación a torneos fuertes e incluso la clasificación para el torneo de Candidatos. Y en algún punto dejas de jugar al ajedrez para jugar a la defensiva. Pero ¿qué puedes hacer? No hay opción, para ganar necesitas timar a tu oponente.

La siguiente pregunta surge en conexión a eso. ¿Cada cuanto revisas las posiciones en la lista de Elo? ¿Es relevante para ti estar, en segundo o quinto puesto?

Últimamente, se ha convertido simplemente en interesante, una curiosidad. Tú ves unas cifras y las sigues: estas ganando o perdiendo terreno. Si la situación fuese como antes, y fuese imposible clasificar para el torneo de Candidatos por Elo, entonces no habría ningún sentido en estar pendiente de la lista. Ahora, sin embargo, es extremadamente importante, por ello intento no perder de vista eso.

Levon es uno de los seis jugadores con más de 2800. | Fuente: 2700chess

¿Existe el problema de tener oponentes difíciles en la élite, o es simplemente una mala racha la que puede afectar a unos enfrentamientos con unos oponentes en particular?

Definitivamente existen. A menudo observo como un jugador gana una partida de forma aplastante frente a otro, y desde un punto de vista psicológico se sostiene que tú juegas muy bien si estás acostumbrado a derrotar a un oponente en particular. También mucho depende de la apertura, cuando obtienes posiciones que te gustan, mientras tu oponente simplemente está jugando “Tu” apertura – lo cual está de moda ahora -  y no ha conseguido llegar a la suya.

En principio, aunque, es un problema contra el que se puede luchar. En algún punto yo tuve un score terrible contra Ivanchuk, mientras que ahora no esta tan mal (sonrisa). Recuerdo que fue -7 o quizá – 8, pero me las arregle para volver a la región de -1 o -2.

Aronian venció a Carlsen en una compleja partida en el Norway Chess| Foto: Lennart Ootes

En Stavanger derrotaste a Magnus Carlsen, con quien tenías también una relación algo difícil… ¿Vencer a un oponente difícil te inspira, añade confianza y optimismo?

¡Es muy importante! Especialmente porque antes tenía un score pésimo contra él. Aún estoy en gran déficit pero al menos soy quien ha ganado nuestras tres últimas partidas con un resultado decidido. Sabes, eso da cierta esperanza de que quizá con el tiempo pueda resultar lo mismo que con Ivanchuk.

Eres muy bueno controlando tus emociones independientemente del resultado de la partida. Algunos jugadores (incluso el campeón mundial) no consideran necesario esconderlas del público,  a pesar de que quizá es parte del juego. En general, ¿es difícil para ti recuperarte de las derrotas?

Me recupero de las derrotas más fácilmente que de las victorias (sonrisas). Cuando ganas empiezas a pensar (especialmente si es una partida espectacular) acerca de cómo continuar la ¨racha¨, mientras que cuando pierdes, te ponen en tu sitio y necesitas concentrar todos tus esfuerzos en recuperarte. Por lo tanto yo tomo las derrotas como parte de mi carrera en el ajedrez, como una prueba esencial.

¿Es difícil para ti jugar contra un jugador que te cae bien, alguien que inspira respeto y es agradable como persona?

Nunca lo he pensado. En general creo que mucha gente es agradable, pero ¡es más agradable aun ganarles! Después de todo luego puedes discutir la partida e incluso poner más interés, pues estas mirando y analizando el juego con un amigo cercano.

Haré la pregunta de otra forma. ¿Puede ser que contra un oponente que te caiga mal, esa antipatía provoque una onda de agresividad deportiva?

Parafraseando un poco: “Nunca puedes tener demasiada agresividad deportiva”. Mientras más tengas, claro que será mejor, pero hay muy pocas personas con las que no soy amigable. Si no me cae bien alguien, trato simplemente de ignorarlo. Pero no tengo la actitud de,”¡Debo ganarle como sea a ese tipo!” Y en general los resultados probablemente muestran que no hay una correlación directa entre lo buena o mala de mi relación con un oponente y como juego en ese momento. A menudo mis mejores resultados son contra mis amigos más cercanos.

Aronian y MVL llegando al blitz del Altibox Norway Chess| Foto: Jose Huwaidi

¿Hay barreras éticas, que en tu opinión, no pueden ser rotas? Hablando en lo que el ajedrez respecta

Yo nunca usaría una computadora durante un juego, o algún otro tipo de ayuda electrónica. Haciendo eso traicionas no solo al juego, sino a ti mismo como persona. Si realizas ese tipo de engaños no mereces llamarte a ti mismo persona.

Sin embargo hay algunas cosas que me permito, como por ejemplo, ganar partidas por tiempo en posiciones que son tablas. Que puedes hacer- es un principio deportivo. A mi parecer, yo actúo en los límites de nuestras reglas y cultura. 

Incluso los mejores amigos pueden caer en el Armagedón

¿Crees que es posible hacer trampas en torneos del más alto nivel?

En torneos de élite, no existe la posibilidad. Ese problema es más delicado en torneos de un rango menor. Alguien quien ha alcanzado un nivel altísimo difícilmente se molestará en tales tonterías.

Tú mismo mencionaste el “ganar por tiempo”. ¿Cómo ves la reducción de los controles de tiempo? ¿Y como te sentirías personalmente si se declarara el fin de los torneos en modalidad clásica, y tuviésemos que cambiar completamente a la modalidad Rapid y Blitz?

Somos profesionales y siempre nos adaptamos. Sino mira el último torneo en Stavanger: 1 hora y 40 minutos, en vez de las usuales 2 horas para 40 movimientos. Eso fue una prueba. Para alguien normal una diferencia de 20 minutos es ínfima, pero no para jugadores de ajedrez top, quienes experimentan esa diferencia de la forma más dura.

¿Cómo me sentiría? Sin duda como un corredor de 5 000 metros que de repente oye que no hay más distancias además de 400 y 100 metros. Yo reaccionaria con comprensión, pero no con particular entusiasmo. Con el control de tiempo clásico se tiene la posibilidad de crear. Volviendo a las analogías con la música – propón a un compositor que componga una sinfonía con solo una parte. O un alegro, o un adagio. También se obtienen buenas partidas en blitz, y en rápidas, pero hay algo que ves durante un juego: una posición interesante que surge y existen una opción interesante, pero no hay suficiente tiempo de analizarla y darle vida.

Eres un jugador creativo que aborda de formas no convencionales posiciones complejas, e incluso, posiciones bien conocidas por la teoría (tu partida con el campeo del mundo habla por sí sola). Pero he aquí el asunto: ¿las maquinas ya han estudiado muchas aperturas “tabiyas” con tal profundidad, que será que llego el momento de cambiar al “Fischer Random Chess”?

Ya en muchas ocasiones he declarado mi amor por el “Fischer Random Chess”. Espero que haya torneos y gente que valore esa variante del juego así como yo lo hago.

En principio, aunque, actualmente jugamos algo parecido al “Fischer Random Chess” gracias a Magnus Carlsen, quien trajo muchas novedades con su juego. Por encima de todo, el minimiza el rol que toma la apertura en la partida. Es el enfoque Petrosian-Fischer – maniobremos y veamos quien resulta ser el mejor. Carlsen ha cambiado el ajedrez moderno y la mayoría de jugadores ahora busca maneras de apartarse de los caminos más trillados tan rápido como sea posible en la apertura, para obtener posiciones no convencionales. Eso está prolongando la era del ajedrez clásico.  

Hablando sobre el interés en ajedrez clásico – ¿cuál es tu punto de vista, como participante de los torneos del Grand Prix y del último torneo de Candidatos, en la política tomada por la compañía Agon declarando una prohibición en la retransmisión de los eventos que organizan?

Es difícil de decir…  Después de todo, en la mayoría de deportes los organizadores venden los derechos de transmisión, pero es una cuestión puramente legal. Definitivamente como fan del ajedrez estoy en contra, pero no puedo evaluar el “modelo de negocio” y juzgar a los organizadores por hacer los eventos y pagarlos con su propio dinero. Pero si estás hablando de popularizar el ajedrez, entonces claro que la retransmisión sea gratuita atrae a más personas.

La publicidad de Agon parece funcionar mejor que su promoción del ajedrez – sus derechos exclusivos sobre la retransmisión en video de sus eventos, como en otros deportes, nunca han sido cuestionadas. Lo delicado del problema es si se puede tener derechos de autor sobre la información “Magnus Carlsen jugó e4” – en otros deportes eso no es legal, y en lo que va del problema, a pesar de todo el dinero y tiempo perdido en esto, Agon ha fracasado en persuadir algún juez de lo contrario.

¿Siguiendo alguna partida con el móvil?| Foto: Jose Huwaidi  

¿Que piensas acerca del sistema actual para el campeonato mundial? ¿Es tiempo de cambiar algo?

El sistema ha resistido el paso del tiempo. Tuve algunas sugerencias relacionadas a que los tres ganadores del Torneo de Candidatos jueguen un “Match-Tournament”, pero claro eso es muy complicado. Pensaba diferente en aquella época. Ahora me parece que mientras más simple sea el sistema será mejor. Quizá, como en el tenis, podrían unir todos los supertorneos en un Tour y marcar, digamos, un ranking con la gente que calificaría para ese Tour. Por ejemplo, 2700. Y luego los ganadores jugarían un match clasificatorio y el ganador de ellos jugaría con el campeón mundial. Quizá eso sería más simple.

No vale la pena cambiar radicalmente el Sistema, porque el encuentro por el título mundial es siempre de interés para el público y tiene valor histórico. La clasificación sin embargo- sí, puede simplificarse. Dos clasifican de allá, tres de aquí, ese ni siquiera clasifica (sonriendo). No diría que el sistema es malo, pero se puede mejorar.

¿Y que opinas acerca de que el match se juegue a 12 partidas, y en caso de empate se decida en las rápidas? ¿Quizá se podrían añadir más partidas clásicas?

12 partidas es suficiente en ajedrez moderno. ¿Recuerdas a Capablanca sugiriendo 16 partidas? ¡Hace mucho tiempo! Por lo tanto 12, o como máximo 14 partidas, es el número óptimo. Menos serían muy pocas.

¿Y rápidas? En mi opinión eso es completamente normal. El campeonato debe decidirse de alguna forma.

¿Cuando estas calculando variantes, en que lenguaje piensas?

Nunca pensé en eso. Es difícil de decir. ¿Quizá existe algún tipo específico de lenguaje ajedrecístico? Pero mentalmente me tarareo algo a mí mismo, o a veces pienso en algo desligado del ajedrez. Como la mayoría de jugadores.

¿Tienes alguna melodía pegajosa que no puedes sacar de tu cabeza?

Eso también pasa, pero más a menudo algún tipo de escena surge de la partida. El curso de la partida me hace recordar o a una escena de una película o a alguna persona o incluso a alguna situación. Hay una serie de movimientos y ves algo cómico en las piezas saliendo del tablero…

¿Te distrae o, por el contrario, te ayuda el ser tan popular en tu país natal? Muchos jugadores, no han tenido buen desempeño en casa (solo mira a Magnus) ¿cómo tomas eso?

Me parece que eso ayuda, tener muchos fans… Pero a veces juego mal e inmediatamente lo siento. Tomo algún taxi y el taxista dice: “Escucha, ¡si no eres capaz entonces no lo hagas! Renuncia, por el amor de Dios” (risas) Pero veo gente de verdad apoyándome, dándome ánimos e intentando ayudarme de alguna forma. ¡Y eso ayuda! Y jugar en Armenia… ¡por lo general me sienta bien! Siempre he jugado bien en torneos organizados en mi país.

Petrosian una vez escribió que tenía la misma actitud hacia la fama como hacia un buen dulce. Si está ahí, genial, pero si no, puedes continuar sin él. ¿Compartes la misma opinión?

Honestamente, vivir sin fama no sería tan agradable (risas). Si has probado el “dulce” una vez, ¡siempre querrás tenerlo en tus manos!

¡Una respuesta sincera! Estas a punto de alcanzar otra edad importante…

En Octubre cumplo 35.

Bueno, eso significa que estas llegando a tu cúspide, y todo lo que queda es ¡desearte que tengas el mayor éxito posible!

¡Lo intentaré!


Ver más:


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 5

Invitado
Guest 3093302367
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente