Entrevistas 23/05/2016 | 15:49por Colin McGourty

Andreikin: "Mayormente trabajo solo"

Tanto Andreikin como Adhiban ganaron sus últimas partidas para terminar con 7.5/9, pero Dmitry tenía los mejores desempates | foto: Abierto Hasselbacken, Ingemar Falk

Dmitry Andreikin ganó el Abierto Hasselbacken la semana pasada con una puntuación invicta de 7.5/9, pero el ruso de 26 años no deja de ser un enigma. Nacido en 1990, como Magnus Carlsen y muchos otros jugadores de primera, y suficientemente talentoso como para ser Campeón Mundial Juvenil, Campeón Ruso y finalista de la Copa del Mundo, ha pasado largos periodos de tiempo en los que apenas ha jugado una partida. En una reciente entrevista, habló de su carrera en el ajedrez, lo que necesita para cambiar y cómo ve el ajedrez en general.

Dmitry Andreikin fue el primer rankeado en el Abierto Hasselbacken, jugado a 9 rondas en Estocolmo, y colmó las expectativas al conseguir seis victorias y tres empates. Todas las partidas pueden ser reproducidas con el selector; también es posible ver todos los resultados y partidas de un jugador pasando el ratón por encima de su nombre:

Dmitry sabía que necesitaba una victoria con negras en la ronda final, y no tuvo nada de qué quejarse cuando su oponente, Borki Predojevic, eligió la aguda variante 1.e4 g6 2.h4!?. Posteriormente, Dmitry habló sobre la partida en la excelente transmisión en directo:

El torneo tuvo mucho más que ofrecer, por supuesto. Listamos algunas de las cosas que vale la pena repasar:

Ahora, sin embargo, enfoquémonos en Dmitry Andreikin. El estelar ruso fue entrevistado por Konstantin Bazarov, el editor de Shakhmatny Bul’var (Boulevard de Ajedrez), un sitio que está apoyando la iniciativa de realizar eventos de ajedrez en lugares abiertos de Moscú. La larga entrevista se llevó a cabo un poco después de comenzado el Torneo de Candidatos en Moscú, y la hemos traducido casi completa:


Dmitry, te fue muy bien en varios torneos juveniles. Por ejemplo, en 2001 ganaste el Campeonato Ruso Juvenil. ¿Fue fácil para ti convertirte en campeón ruso antes de cumplir los 14 años y, aparentemente, antes de concluir con tu niñez, cuando todavía podías ser algo irresponsable?

En 2001 tenía 11 años, y gané el Campeonato Ruso Sub-14. Recuerdo que el torneo se jugó en Smolensk. En sí mismo, no fue un gran logro, pero fue muy placentero dado que, literalmente, un par de semanas antes no había podido ganar el Campeonato Ruso Sub-12 en Oryol. Se podría decir que me redimí en un grupo de edad más avanzado. Ahora, por supuesto, todo eso parece infantil, pero en su momento parecía importante. Fue precisamente en ese momento, tal vez, en el que me distraje demasiado, pues por mucho tiempo no pude progresar nada. Las medallas juveniles de todo tipo seguían acumulándose, pero mi fuerza de juego y mi rating apenas mejoraron. En general, conseguí mi primer Campeonato Mundial Sub-10 en 1999, y diez años después culminé con mis apariciones en juveniles con una victoria en el Campeonato Mundial Sub-20. Simbólicamente, como se dice, cerrando el ciclo...

Dmitry Andreikin terminó segundo tras Ian Nepomniachtchi en el Campeonato Europeo Sub-12 en Peniscola, España en 2002 | foto: ChessPro

¿Hay algún umbral que cruzaste cuando entraste al ajedrez adulto? ¿Cambió algo en tu vida? Tal vez cambiaste tu repertorio de aperturas, tu calendario de torneos, o alguna otra cosa.

Creo que, en términos de mi calidad, mi transición al ajedrez adulto se dio cuando me mudé a Sarátov en 2007. Al entrar a la SSSEU (Universidad Socio-Económica del Estado de Sarátov), comencé a jugar para el equipo de la universidad en el Campeonato Ruso por Equipos. Teníamos dos equipos masculinos: el principal y las reservas, pero ambos jugaban en la Liga Premier. Yo podía jugar en los últimos tableros del equipo principal, pero prefería jugar en el primer tablero del grupo más débil. El torneo era cerrado, y gracias a mi alto puesto en el equipo logré enfrentarme a Shirov, Morozevich, Karpov, Ivanchuk, Rublevsky y algunos otros grandes maestros. Contra ellos obtuve una puntuación de 50%, lo que me dejó satisfecho con mi resultado y la experiencia ganada. Bueno, y un rol muy importante en mi decisión de convertirme en ajedrecista profesional lo tuvo el hecho de haber ganado el Campeonato Mundial Juvenil. Inmediatamente obtuve invitaciones a unos cuantos torneos cerrados de buen nivel y mi vida fue mejorando. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresar mi agradecimiento a Alexey Vetrov, nuestro tutor de ajedrez en esa época. La universidad creó excelentes condiciones para los ajedrecistas, lo que sin duda tuvo un impacto positivo en mi desarrollo. Ahora, desafortunadamente, la administración de la universidad ha cambiado y se ha esfumado el interés por el ajedrez. No puedo decir que mi estilo de juego o mi repertorio realmente hayan cambiado en los últimos años. Tal vez he comenzado a tener una actitud más responsable hacia mis presentaciones en torneos.

Dmitry, después del Torneo de Candidatos de 2014 en Jánty-Mansisk, entraste al top 30 del mundo. ¿Es ese tu más grande logro o alguna vez escalaste más en el ránking? ¿Cómo necesitas mejorar para alcanzar el estatus de jugador de élite?

Creo que ahora estoy en el puesto 21 del ránking, pero he llegado un poco más alto. De cualquier manera, eso demuestra cierta fuerza y maestría, pero no es algo que me enorgullezca ni lo que estoy buscando. Por supuesto, estoy impresionado por el ascenso dramático de Ding Liren, Maxime Vachier-Lagrave, Wesley So y otros jóvenes que se están acercando a los 2800 de Elo. Lo primero que me viene a la mente es que no soy lo suficientemente sistemático al momentos de estudiar ajedrez, y que también me falta autodisciplina. Pero es muy fácil hablar de eso; todo se reduce a la acción y a los resultados…

¿Puedes contarnos cómo te preparas para los torneos?

Mayormente trabajo solo, en casa con la computadora. Solo tengo sesiones de entrenamiento en Riazán antes de eventos importantes. La última vez que me junte con otros jugadores fue antes de la Copa del Mundo en 2015. Trabajamos extremadamente bien y preparamos unas cuantas ideas nuevas. Incluso en la primera partida, sorprendí al gran maestro chino Jianchao Zhou al entrar en la variante más compleja de la Najdorf, la cual nunca había utilizado antes. Gracias a mi preparación de aperturas, logré vencer a un rival incómodo, contra quien, hasta ese punto, tenía un récord de 0-2. En la tercera ronda, gracias a una idea fresca con 6.De2 en la Escocesa, pude vencer a Vladimir Kramnik

Andreikin fue el responsable de que Kramnik no clasificara al Candidatos de 2016 en la Copa del Mundo | foto: Copa del Mundo de Bakú 2015

Por supuesto, después de estas sesiones de entrenamiento uno se siente más confiado en los torneos. Este año, están planeadas algunas sesiones de entrenamiento con los miembros del equipo ruso.

¿Es difícil entrar al equipo ruso? Y ¿qué criterios son los principales para establecer la alineación del equipo?

Diría que en este momento, para jugadores de mi nivel, conseguir entrar al equipo depende de la disposición -o ausencia de esta- de los compatriotas con más rating de participar en este o aquel evento por equipos. Por lo tanto, lo más fiable es mejorar mi juego y aumentar mi rating. No tenemos ningún sistema prescrito para determinar quién estará en el equipo, por lo que la alineación final la elige el entrenador del equipo. Si toda la responsabilidad del resultado cae en el entrenador, me parece que esto es normal.

Dmitry, ¿podrías nombrar a los ajedrecistas que te asisten antes de los torneos importantes?

Preferiría no mostrar mis cartas por adelantado.

¿Puedes recordar tus victorias más importantes contra ajedrecistas de élite? Te has enfrentado a jugadores como Anand, Aronian y Kramnik más de una vez…

Claro que cada victoria sobre un jugador de élite es algo placentero en sí mismo. En términos deportivos, mis victorias más importantes fueron las que obtuve contra Topalov y Aronian en el Candidatos de 2014. Arranqué mal, con 2 puntos de 6, y me enfrenté a Topalov. Esa victoria me permitió terminar la primera vuelta con una buena sensación y ayudó a mi optimismo. Haber vencido a Aronian en la penúltima ronda fue un poco inusual para mí. Normalmente, simplemente busco jugar según la posición, pero en ese caso, al ver la tabla de posiciones, vi que un empate no me daría casi nada, mientras que una victoria podría mejorar mi posición en la tabla unos 3 o 4 lugares, y me dije: "Voy a entrar a ganar con el estilo de Kasparov". Y, extrañamente, lo conseguí.

¡Andreikin en modo Kasparov! | foto: Kirill Merkuriev, Torneo de Candidatos de Jánty-Mansisk 2014

Resultó que terminé compartiendo el tercer lugar. Ese resultado llegó, también, gracias a Vishy Anand. Un año antes, en el Meomrial Tal de 2013, había jugado una muy buena partida contra él, pero en algún momento dejé que la ventaja se me fuera de las manos y entré en un final igualado con un peón de ventaja. En principio, era posible seguir jugando por bastante tiempo, pero, por respeto a mi oponente, acepté las tablas, y después de la partida me arrepentí un poco. Un año más tarde -en el mucho más importante Torneo de Candidatos-, en la primera ronda de partidas, Anand no buscó chances de victoria en un final ventajoso, mientras que en nuestro segundo enfrentamiento aceptó las tablas en una posición bastante compleja que estaba ganada


Anand podría haber buscado la victoria con 39.Tc4!, pero eligió repetir jugadas

Se podría decir que el ex-Campeón del Mundo me devolvió el favor. Por supuesto, cada victoria sobre Vladimir Kramnik es memorable para mí; es una pena que la única partida que perdí contra él fue precisamente en la final de la Copa del Mundo…

El Campeón del Mundo, Magnus Carlsen, te describió en una ocasión como su oponente más peligroso. ¿Cuál es tu récord en enfrentamientos directos con Carlsen? ¿Puedes nombrar los puntos débiles en el juego del noruego?

Es difícil comentar sobre sus palabras -si de hecho llegó a decir eso, ha debido ser hace mucho tiempo-. En ajedrez clásico, tenemos una puntuación igualada, aunque en nuestra edad "consciente" solo nos enfrentamos una vez, en el Memorial Tal de 2013, que mencioné antes. En ese entonces, la partida terminó en tablas sin ninguna aventura en particular. En blitz, hemos luchado un poco más, sin embargo; yo caí estrepitosamente en nuestra última partida en el Campeonato Mundial de 2015. Por supuesto, Magnus es ahora el ajedrecista número 1 por un gran margen. No voy a ser original: él tiene todas las cualidades necesarias para ser un deportista/ajedrecista ideal. La gente que tiene más experiencia jugando contra Carlsen y lo conoce mejor puede hablar de sus debilidades.

En febrero de 2016 ganaste un torneo de rápidas en Sérpujov y en septiembre de 2015 terminaste segundo en el Campeoanto de Blitz de Moscú. ¿Se podría decir que tus recientes buenos resultados se han dado en eventos con controles de tiempo acelerados?

Creo que mi fuerza debería ser evaluada por torneos de mayor nivel. Puedo recordar el Campeonato Mundial de Blitz de 2012 en Kazajistán, donde participaron todos los mejores, incluso Magnus. Estuve en la lucha por las medallas y vencí a Carlsen por 1.5-0.5, pero un par de derrotas dolorosas al final me dejaron en el quinto puesto.

Mi rating de blitz en ese entonces era de 2877, que, incluso según los estándares actuales, me daría el tercer puesto en el ránking. Me parece que hoy en día juego significativamente peor que hace tres o cuatro años con controles acelerados. No sé a qué se debe esto, probablemente sea la edad. En el ajedrez clásico, siento que estoy mejorando con lentitud y seguridad. Para resumir, en este momento juego un ajedrez mediocre en cualquier control de tiempo.

Dmitry, el Torneo de Candidatos ha comenzado en Moscú y muchos expertos han tenido problemas para nombrar a los favoritos. ¿Quién, en tu opinión, será el que se destaque entre iguales y gane la posibilidad de jugar un match contra Carlsen? ¿A quién apoyarás personalmente?

Me gustan todos los candidatos en algún sentido. Es, realmente, un torneo muy equilibrado e interesante. En la pelea por el primer lugar, hay, en mi opinión, unas cuantas personas que, por alguna u otra razón, tienen mejores chances. Con esto, quiero decir que todos los participantes pueden sumar, por ejemplo, un +2 en el torneo, pero en lo que se refiere a la clasificación al match por el título creo que Caruana tiene las mejores chances, dado que, tal vez, tiene menos oponentes incómodos que el resto en el torneo; además, tiene la capacidad ajedrecística. Se puede decir lo mismo de Nakamura, pero su récord aplastante en encuentros contra Carlsen podría afectarlo a un nivel subconsciente. Por supuesto, esa es mi opinión subjetiva; el tiempo nos dará la respuesta. De cualquier manera, seguiré el torneo de cerca y apoyaré al ajedrez atractivo.

¿Ya tienes un calendario de torneos hasta fin de año? ¿Serás parte de algún equipo?

La primavera promete mucha acción este año. Un par de Abiertos Escandinavos -torneos en Reikiavik y Estocolmo-, etapas de la Copa Rusa de ajedrez rápida en Súzdal y Cheboksary. En algún momento, entre ambos torneos, debería haber un campamento de entrenamiento en Moscú. Tal vez me atreva a ir a Kosovo para el Campeonato Europeo en mayo. En general, hay muchos torneos si siento la necesidad de jugar. Por unos cuantos años, he estado jugando para el club macedonio de Alkaloid, tanto en la liga nacional como en el Europeo de Clubes.

Andreikin terminó segundo en el Abierto de Reikiavik de 2016 con 8/10 | foto: Lennart Ootes

Dmitry, ¿el ajedrez será un deporte popular algún día? Y ¿qué tienen que hacer los ajedrecistas, organizadores, oficiales y auspiciadores para conseguirlo?

Creo que el ajedrez actualmente es un deporte bastante popular, particularmente para la audiencia de Internet, y, sin embargo, nunca alcanzará el nivel del fútbol, el hockey o el baloncesto. En mi opinión, hay dos razones principales: en primer lugar, el ajedrez no es un deporte apto para espectadores y, desafortunadamente, es difícil hacer algo al respeto. Los controles de tiempo acelerados no ayudarán -ver movimientos rápidos en cualquier deporte de combate siempre será más interesante-. La segunda razón tiene que ver con la complejidad de las reglas de juego. En muchos deportes, un seguidor interesado puede sentirse rápidamente un pseudoexperto. Puedo usarme como ejemplo: realmente me gusta poner una cara de experto cuando hablo de tácticas de fútbol, transferencias, sustituciones, etcétera. Esa comprensión falsa atrae a mucha gente, por supuesto. Para entender incluso un poco del ajedrez, es necesario gastar mucho tiempo y energía. ¿Qué se debería hacer para que el ajedrez gane popularidad? No lo sé; es una pregunta para profesionales. De hecho, mucho trabajo activo se está llevando a cabo en esa área en este momento.

¿El intelecto para el ajedrez ayuda en otras áreas de la vida? Sé que recientemente renovaste tu apartamento, y eso es mucho trabajo. ¿Terminaste calculando dónde necesitabas clavar o quitar o martillar o pintar algo?

En mi opinión, el ajedrez es un juego muy específico: te fuerza a pensar con tu cabeza y mantenerla en buen estado, pero no tiene absolutamente nada que ver ni con la inteligencia en general ni con las matemáticas. Un amigo entrenador de la Academia de Ajedrez de Sarátov recientemente organizó una competición para encontrar el mejor uso que se le puede dar a la mente ajedrecística en alguna situación específica de la vida diaria. En principio, le dije que lo pensaría por unos días y luego respondería, pero luego me di cuenta que no pienso en la vida en términos ajedrecísticos. En la vida todo es más complejo que en las 64 casillas. El organizador de la competición luego me comentó que muy pocas personas pudieron nombrar alguna situación de su vida. En cuanto a las reparaciones, tuvimos mucha suerte con el hombre que estaba a cargo, y mi esposa se encargó del diseño. Mi trabajo quedó reducido al mínimo: pagar toda esa belleza, pero eso es otra historia.

En una reciente entrevista con esta revista, Sergey Karjakin mencionó como algo positivo la inclusión de Crimea a Rusia. ¿Sigues de cerca la política y, en particular, qué está pasando en Siria y en Ucrania?

Nunca me interesó particularmente la política, pero ahora estamos viviendo en una época en la que es difícil evitarla del todo. Está claro que están pasando cosas malas por todo el mundo, pero, de cualquier manera, me preocupa más lo que está sucediendo en Rusia. Si comparas la situación económica de nuestro país antes de que se anexe a Crimea y ahora, creo que la evaluación es obvia…

¿Es la familia el soporte principal de muchos deportistas profesionales? ¿Por qué -tomando en cuenta los estándares modernos- decidiste terminar tu vida de soltero y convertirte en un perfecto hombre de familia?

La joven familia de Dmitry tras su victoria en Estocolmo | foto: Abierto Hasselbacken, Ingemar Falk

Te agradezco por esas palabras, aunque estoy muy lejos de ser un perfecto hombre de familia y padre. Usaré la letra de una canción: "Prometo volverme más puro y mejor". En cuanto al matrimonio relativamente prematuro: fue el amor lo que lo provocó. Es más, casarse a los 21 tal vez no sea tan apurado como parece. De cualquier manera, es importante casarse por mucho tiempo, idealmente de por vida, mientras que la edad a la que se comience no importa. Por supuesto, el apoyo constante de la familia y los amigos es muy importante para un deportista. Siempre es agradable volver de los eventos duros a tu nido familiar y a aquellas personas que amas.

¿Has sentido alguna consecuencia negativa de la crisis en Rusia? Tal vez podrías dar un par de consejos a los jóvenes que ahora no tienen confianza en el futuro.

No me gusta quejarme de la vida, pero claro que la crisis ha tenido un impacto negativo en la existencia de los rusos de a pie, sin excepción. Por ejemplo, nos renovamos en 2014-15, y eso nos costó unas cuantas veces más que si lo hubiéramos hecho un par de años atrás. Tuvimos que esperar varios meses a que lleguen ciertos materiales de construcción importados. Para mí, como fanático de los autos, es terrible ver la lista actualizada de precios. Se ha vuelto exactamente el doble de caro ir de vacaciones al exterior -por razones obvias-. Para nosotros, los ajedrecistas, no es tan claro, pero para los que están en el sector público se ha vuelto mucho más duro. No puedo dar ningún consejo en este tema. En primer lugar, soy muy débil en cuestiones financieras, y en segundo lugar, creo que tener una confianza absoluta en el futuro es algo muy ingenuo. Solo puedo desear que los jóvenes logren hacer lo que realmente disfrutan.

Ver más:


Ordenado por Fecha descendente Fecha descendente Fecha ascendente Más popular Recibir actualizaciones

Comentarios 6

Invitado
Guest 9939692533
 
Únete a chess24
  • Gratis, rápido y sencillo

  • No hay comentarios para este artículo

Registro
o

¡Crea gratuitamente tu cuenta para empezar!

Haciendo clic en 'Regístrate' aceptas nuestros términos y condiciones y confirmas haber leído nuestra política de uso de datos, incluyendo la sección de uso de cookies.

¿Perdiste tu contraseña? No hay problema, ¡te enviamos un enlace para restaurarla!

Después de que nos envíes este formulario, recibirás un email con un enlace para restaurar la contraseña. Si sigue sin funcionar, contáctanos Servicio al cliente

¿Qué características te gustaría permitir?

Respetamos tu privacidad y la protección de datos. Algunos componentes de nuestra web requiere cookies o almacenar tu información personal.

Show Options

Hide Options